Agricultura, minería y servicio doméstico, los que más explotan niñez

Agricultura, minería y servicio doméstico, los que más explotan niñez

Bucaramanga, Neiva, Ibagué y Montería tienen mayores cifras de niños y adolescentes trabajadores.

26 de febrero 2013 , 12:43 a.m.

Como ilegal e inconveniente calificó el ministro de Trabajo, Rafael Pardo, la existencia de 1,7 millones de niños y adolescentes que trabajan de forma informal y riesgosa en el país, por lo cual devolverlos al sistema educativo será una de las prioridades del Gobierno.

Durante el evento ‘Promoción de las prácticas para el fortalecimiento de las políticas de prevención y erradicación del trabajo infantil’, Pardo advirtió que entre el 2007 y el 2011 aumentó en 100.000 el número de menores de edad trabajadores en el país.

“Esto es preocupante y nos muestra que las cosas no están saliendo bien. La pobreza, la exclusión y la marginalidad lo están potenciando”, señaló Pardo.

Según Diego Molano, director del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (Icbf), los esfuerzos se concentrarán, particularmente, en la prevención de las tres peores formas de trabajo infantil en el país: reclutamiento forzado ilegal, explotación sexual comercial y minería.

“Hemos trabajado en corredores de explotación sexual como Melgar-Girardot, Buenaventura-Cali, Eje Cafetero y Barranquilla-Cartagena-Santa Marta”, señaló el funcionario.

Actualmente, los sectores donde se concentra el trabajo de niños y adolescentes, de forma intensa e informal, son la agricultura (particularmente la caña de azúcar), la minería y el servicio doméstico. Bucaramanga, Neiva, Ibagué y Montería tienen las mayores cifras de niños y adolescentes trabajadores.

“Algo que funciona para prevenir el trabajo infantil es la entrega de estipendios económicos moderados a las familias vulnerables”, afirmó María Arteta, directora adjunta de la oficina de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para los países andinos.

Este tipo de transferencia condicionada, agregó, debe incentivar la incorporación de los niños en el sistema educativo.

De acuerdo con Arteta, se estima que 14 millones de niños y adolescentes entre los 5 y 17 años trabajan en América Latina, es decir, el 10 por ciento de la población de niños en esa edad. De ellos, 9 millones realizan trabajo peligroso que debe ser eliminado, como la agricultura, la minería, la mendicidad y la explotación sexual comercial.

“Es necesario identificar dónde están los niños trabajadores. Hemos vistos que entre los 11 y los 12 años comienzan a dejar la escuela y se incorporan al trabajo. Lo hacen por el incentivo económico, pero también porque sienten que la escuela no les va a cambiar la vida”, dijo Arteta.

Cuanto más pobre es el niño, agregó, más riesgo tiene de desertar de la escuela.

Molano aseguró que en el proceso de identificación de los niños trabajadores ha sido muy importante el papel de la ciudadanía, que ha dado a conocer los casos a través de la aplicación “Yo te protejo”, en los celulares.

“De más de 22 mil denuncias recibidas por este canal, 4.600 han entrado en proceso de restablecimiento de derechos”, puntualizó.

REDACCIÓN VIDA DE HOY

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.