Así se adueñaron las Farc de la tierra en el Caguán

Así se adueñaron las Farc de la tierra en el Caguán

Investigación busca determinar los predios de la guerrilla. Se revisan más de 150.000 hectáreas.

notitle
24 de febrero 2013 , 10:13 p. m.

El propio presidente Juan Manuel Santos anunció la semana pasada que las Farc se apoderaron de al menos 500 mil hectáreas en todo el país, las cuales pretende recuperar el Gobierno. (Vea las imágenes de las haciendas de las Farc)

Aunque esa guerrilla desde La Habana insiste en que no ha sido despojadora y pidió que se conforme una comisión para que verifique la propiedad de esos predios, los reportes oficiales indican otra cosa. Señalan que solo en el área del Caguán aquella se apoderó de más de 150.000 hectáreas, especialmente durante la zona de despeje (1998- 2002). Pero no fue solo apropiarse de la tierra, sino que empleó diversos métodos para legalizarla a favor de sus testaferros. (Lea: Comienza recuperación de tierras despojadas por Farc).

Así lo establece la investigación realizada por el Gobierno, la cual duró más de un año en su etapa final y en la que intervinieron las agencias de inteligencia del Estado y un grupo de entidades gubernamentales.

Esa indagación, que incluyó trabajo de campo y un estudio detallado de los títulos y transacciones de fincas, es la prueba del Gobierno para señalar cuáles son los predios de las Farc.

Los investigadores encontraron casos en los que para legalizar un solo predio incurrieron en varias irregularidades, aunque el sistema que más utilizó la guerrilla fue la inscripción de resoluciones de adjudicación de baldíos del Incoder sin el lleno de requisitos legales. Hay 79 casos que afectan 97.928 hectáreas.

En este punto, por ejemplo, hay casos en los que las firmas no corresponden a las de los funcionarios encargados, e incluso hay resoluciones en papel que ni siquiera tiene el logo de la entidad.

En el informe se llama la atención de que en el 2011 se hayan realizado 64 transferencias de dominio a través de apoderados, figura que muy poco se usa cuando se trata de comprar o vender fincas. En total suman 26.887 hectáreas.

Aunque con otorgar o recibir poderes no hay nada ilegal, a los investigadores les generó inquietud que un funcionario de la Superintendencia de Notariado y Registro de Florencia fue uno de los que más trámites hicieron, como apoderado. José Silvani Arboleda intervino en 25 negocios.

Otro de los métodos que encontró el Gobierno fue la acumulación de unidades agrícolas familiares (UAF) –la máxima cantidad de tierra que por ley se puede adjudicar de un baldío del Estado–, algo que no está permitido por la ley. Oficialmente se tienen reportados 69 casos que involucran 45.284 hectáreas.

Dentro de la investigación se encontró que una sola pareja acumuló 29 UAF que suman 4.009 hectáreas. Otra persona, que es investigada, lo hizo con 19 y completó 1.875.

También llama la atención que durante la zona de despeje hubo 44 resoluciones de adjudicación del Incoder, pero que solo fueron registradas, en un muy corto plazo, a finales del 2007.

Igualmente, se evidenciaron 20 casos en los que los precios de venta fueron “irrisorios”. Por ejemplo, el año pasado una misma mujer compró dos fincas, que suman 3.700 hectáreas, a 6.900 pesos la hectárea. Adquirió una tercera, de 5.000 hectáreas, y solo pagó 20 millones de pesos. Para el Gobierno está claro que si no es un negocio de las Farc, puede haber lavado de activos.

Ante todo esto, el Gobierno le apuesta ahora, en unos casos, a aplicar la extinción de dominio; y en otros, a recuperar los baldíos ilegalmente ocupados, pues en la zona del Caguán muy pocos tienen escrituras de sus fincas.

Recorrido hasta los predios de la guerrilla

La recomendación cuando se pasa por el caserío de La Sombra (a unos 50 kilómetros de San Vicente, en la vía al Yarí) es mantener abajo las ventanillas, para que los ‘milingos’ (milicianos) puedan ver quiénes van en el carro.

Unos kilómetros más adentro es donde las autoridades aseguran que comienzan las tierras de las Farc. Lo curioso es que en las afueras de San Vicente está la finca Villa Nora, que fue un sitio de reunión de las Farc durante la zona de despeje y cuyo dueños terminaron desplazados.

La carretera destapada serpentea en medio de pequeñas colinas en las que abunda el ganado. Huertas no se ven.

Los lugareños, aunque amables, siempre tienden a evadir cualquier respuesta cuando se les habla de las Farc, aunque a veces, en voz muy baja, aceptan que los tienen en la zona del Yarí.

Pero a 76 kilómetros del casco urbano de San Vicente está un predio que nadie puede negar de quién es. Es Casa Roja, donde fue construida una vivienda para que se hospedara ‘Manuel Marulanda’ durante los diálogos del Caguán.

La casa y los potreros aledaños están abandonados y enrastrojados. La vivienda es de las pocas del lugar con cocina enchapada y piso de baldosa. Es la única con asfalto a su alrededor y postes de cemento para iluminar los exteriores.

Hoy sus únicos moradores son una banda de murciélagos que dormitan de día en el cielorraso de madera. De resto, nadie se atreve a apoderarse de la casa, aunque algunos han osado escarbar en sus pisos en busca de la guaca que suponen dejó allí ‘Tirofijo’.

Más adelante, por la misma trocha, está la finca La Herradura, de la que siempre se ha dicho que fue de ‘Jojoy’. Justo por estos días regresó al predio Darío Polanía, señalado por las autoridades de ser testaferro, pero a quien un juez absolvió en el 2009.

En el sector de Barcelona hay otra finca, de la que se dice que es de un hijo de ‘Jojoy’, pero los tres jóvenes que están allí ordeñando 76 vacas aseguran que eso no es cierto.

De acuerdo con la investigación del Gobierno, en esta zona hay al menos 128 predios de las Farc. Y, de acuerdo con el general Jaime Lasprilla, comandante de la Fuerza de Tarea Omega, las Farc no solo se quedaron con la tierra sino que se robaron miles de reses para dárselas a los testaferros a quienes dejaron a cargo de los predios.

En el recorrido de 80 kilómetros no se ve ningún guerrillero camuflado, pero en la ‘ye’ de Los Negros sí hay una valla de las Farc que recuerda a ‘Jojoy’. Además, siempre está la advertencia de que los ‘milingos’ están en la zona.

Con fincas, buscaban corredor de seguridad

El análisis realizado por los organismos de inteligencia sobre las tierras de las Farc revela varios secretos. A diferencia de los jefes paramilitares, que claramente usurparon fincas y haciendas en su propio beneficio, los de las Farc buscaban principalmente varios objetivos estratégicos.

Uno, claramente ligado al narcotráfico, era apropiarse de grandes extensiones para sembrar y procesar coca en el suroriente del país. Un segundo objetivo era lavar dinero, lo cual hicieron a través de testaferros, algunos de ellos antiguos secuestrados a los que obligaron, bajo amenazas de muerte, a servirles.

Algunas de esas propiedades detectadas tienen miles de hectáreas y se proyectan por varios municipios. De esta manera, dicen informes conocidos por EL TIEMPO, las Farc intentaron consolidar un corredor de movilidad que se proyecta desde el sur de Bogotá, en la zona del Sumapaz, pasa por el Meta y se adentra en los Llanos del Yarí, hasta San Vicente del Caguán, y de allí hacia Putumayo.

En varios computadores incautados a los jefes de la guerrilla muertos en combate quedaron registradas las órdenes del Secretariado sobre las fincas. En uno de ellos, ‘Manuel Marulanda’ dice que “fue un acierto la inversión en infraestructura, incluidas las fincas”. El ‘Mono Jojoy’ ordenó, en otro, que “toda finca tenga un administrador, al cual se le pagará una bonificación”. Y ‘Joaquín Gómez’, hace unos meses, envió este correo: “Legalicemos lo más pronto posible fincas y ganaderías, porque el Gobierno está preparando condiciones para quitarnos todo”.

Dos jefes de frente, ‘Salvador’ y ‘Darío’, fueron encomendados para coordinar el manejo del latifundio de las Farc.

JORGE ENRIQUE MELÉNDEZ
Subeditor de Política

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.