La tierra de la discordia / Opinión

La tierra de la discordia / Opinión

24 de febrero 2013 , 07:27 p.m.

Nadie duda de que la paz en Colombia requiere democratizar la propiedad sobre la tierra, lo cual significa devolver a sus legítimos dueños las tierras usurpadas por fuerzas ilegales y dotar al campesinado de ese recurso necesario para la producción.

Las miles de familias víctimas de la violencia están esperando que, como resultado de las conversaciones de paz, puedan retornar a su lugar de origen en condiciones de seguridad y con apoyo del Gobierno para ejercer sus derechos ciudadanos, es decir, trabajo, alimento, educación, salud y vivienda, entre otros.
Ese componente básico está siendo discutido en La Habana con las Farc.

Mientras tanto, el presidente Santos denuncia las miles de hectáreas que el grupo guerrillero ha usurpado tanto a campesinos como al Estado. La reacción de las Farc en Cuba deja entrever que no están dispuestas a devolver tierras. Craso error. Toda la tierra mal habida, sea de guerrilla, paramilitares o narcos, debe ser repartida entre la gente del campo.

Santos amenazó con levantarse de la mesa si no se avanza en la agenda. El tema tierras es crucial para llegar a un acuerdo; de no lograrse, estaremos de nuevo en el escenario de la guerra, que es donde se mueve Uribe. Las Farc y el Presidente deben tener eso en cuenta.

Álvaro Urrea Piñeros
Economista y experto en Planeación
alvarourreap@yahoo.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.