Los 'pecados' por los que Diego Bravo salió del Acueducto

Los 'pecados' por los que Diego Bravo salió del Acueducto

No decirle la verdad a Petro sobre incapacidad para operar esquema de aseo, una de sus fallas.

notitle
20 de febrero 2013 , 08:57 p. m.

El alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, consignó este miércoles en su cuenta Twitter que todos los cambios que se efectuarán en su gabinete "tienen dos objetivos: triplicar la lucha contra la corrupción y profundizar ejecución".

Ese trino fue enviado luego de aceptarle la renuncia al gerente de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá (EAAB), Diego Bravo, que se sumó a la presentada, esta semana, por la secretaria de Movilidad, Ana Luisa Flechas.

El retiro de Bravo se produce luego de que la Procuraduría anunció la apertura de una investigación disciplinaria contra él y los exdirectores de la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos (Uaesp), Guillermo Asprilla y Henry Romero, y su actual directora, Nelly Mogollón, por los contratos y convenios que firmaron para ejecutar el nuevo modelo de aseo.

Por cuenta de las graves fallas que hubo en el arranque de ese esquema y hechos como la polémica contratación de 160 compactadores usados en Estados Unidos, más de un dedo en el gabinete de Petro, en las filas Progresistas y en el Concejo de Bogotá señalaron a Bravo de ser el responsable de ese desastre y del costo político negativo que tuvo para el Alcalde.

Pero, ¿cuáles fueron los errores que cometió realmente Bravo? A juicio de fuentes cercanas a la Alcaldía, el primero de ellos fue no haberle hablado con la verdad a Petro, sobre la imposibilidad que tenía el operador público, con Aguas de Bogotá, de asumir toda la recolección de la ciudad, dada su inexperiencia, falta de equipos y personal capacitado. "Le faltó más firmeza y claridad, porque en las reuniones sostenía que todo estaba listo, cuando no era así", dijeron esas fuentes.

Otros dos pecados: la compra tardía de equipos y haber dejado al exgerente de Aguas de Bogotá Mario Álvarez , "con poca experiencia gerencial", asumir la gigantesca operación y subcontratación sin su supervisión directa. "En esa tarea terminó apareciendo el secretario privado, Jorge Rojas, que tampoco tenía conocimiento sobre esa logística", dijeron esas fuentes.

Al gerente de la EAAB se le buscó telefónicamente, pero no respondió.

Otras fuentes consultadas consideraron que les cabe también una cuota de responsabilidad en ese mal comienzo "al secretario de Gobierno, Guillermo Asprilla, y su recomendado Mario Álvarez, por la inadecuada contratación y la improvisación ".

Por otro lado, el concejal Carlos Vicente de Roux de Progresistas, dijo que con lo sucedido "el Alcalde debería hacer una revisión del conjunto de la administración, para tomar correctivos".

REDACCIÓN BOGOTÁ

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.