A defensor en Corte IDH se le 'empastelaron' documentos del Palacio

A defensor en Corte IDH se le 'empastelaron' documentos del Palacio

Rafael Nieto confirma que se repitieron textos de caso por bombardeo en Santo Domingo, Arauca.

notitle
20 de febrero 2013 , 12:44 a.m.

Nieto Loaiza, quien defiende al Estado en las demandas ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos por la Operación Génesis (en Urabá) y el caso del Palacio de Justicia, habla de sus polémicos argumentos para defender a la nación, entre los que están no reconocer que hubo desaparecidos en la retoma del Palacio.

¿Por qué se repiten textos de la defensa que se dio en el caso de Santo Domingo en la contestación de la demanda en el caso del Palacio de Justicia?

Lo que pasó es que se reiteran en la contestación del Palacio de Justicia los mismos argumentos jurídicos en relación con la excepción por incompetencia en razón de la materia que se usaron en la contestación en el caso de Santo Domingo.

¿Es decir que fue intencional?

Sí. Y la razón es que se le quería insistir a la Corte que en opinión de Estado colombiano ella no tiene competencia cuando los hechos en los que se trata el caso podrían ser infracciones al Derecho Internacional Humanitario (DIH). La posición del Estado es que la Corte tiene competencia para estudiar la posible violación internacional del Estado por derecho humanos y no por DIH.

¿Entonces por qué se pidió una corrección a la Corte?

Porque pegados a esos argumentos se fueron un par de párrafos con hechos relacionados con Santo Domingo. Sobre ese empastelamiento fue que solicitó la corrección a la Corte y aceptó. No son seis páginas, son solo unos párrafos donde están unos hechos relacionados a con el caso Santo Domingo en los que se le dice a la Corte que en el momento de armar el documento quedo empastelado esos párrafos y por eso se pide que ese corrija y se enviaron los correctos.

¿Es cierto que su pago y honorarios por la defensa pasan los mil millones de pesos?

No es verdad que los pagos sumen más de mil millones de pesos. Los honorarios fueron por 400 millones de pesos, IVA incluido, por el Palacio de Justicia. Por la defensa en el caso Santo Domingo fueron mucho menos, algo cercano a 150 millones de pesos y en el caso de la Operación Génesis la cifra es similar.

¿A qué atribuye la polémica por la contestación de la demanda que el Estado tiene por el proceso del Palacio de Justicia ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos?

Hay varios errores de apreciación sobre la contestación de la demanda que se resumen en no haber hecho una buena lectura del documento, que tiene más de trescientas páginas. Y el otro punto es que hay un desconocimiento de cómo funcionan este tipo de tribunales de derechos humanos.

Por ejemplo, aquí no se trata de mirar si hay responsabilidad penal o responsabilidad administrativa, sino de si hay un hecho ilícito internacional que se atribuya al Estado y que pueda generar responsabilidad internacional. Han dicho que hay contradicciones con los procesos judiciales, cuando la responsabilidad internacional del Estado por violación de Derechos Humanos es una muy distinta a la responsabilidad penal individual de un funcionario del Estado en un proceso penal. Allí hay un error en la apreciación.

¿Y negar que hay desaparecidos?

Hay cuatro procesos penales andando sobre el caso del Palacio de Justicia. Un proceso penal que es el del general Arias Cabrales que lo condenan por once desaparecidos; otro proceso penal contra el coronel Plazas Vega, que lo condenan no por once desaparecidos sino por dos y dicen que los otros nueve no sabemos si son desparecidos o no; hay un tercer proceso penal con las mismas pruebas, porque todos los procesos tienen las mismas pruebas, contra el general Aníbal Ramírez que lo absuelven porque hay dudas razonables como para pensar que hay responsabilidad penal o no; y hay un cuarto proceso que está pendiente que es del coronel Sánchez. ¿A cuál proceso judicial hay que atenerse?

Pero volver a contradecir o desconocer a la justicia colombiana, como se hizo en la defensa de Santo Domingo, ¿no sería cometer el mismo error por el que ya fuimos condenados?

No, porque en el caso de Santo Domingo la decisión de la Corte se hace después de desechar una sentencia que era la condenaba a ‘Grannobles’ por los muertos y heridos de ese caso. La Corte la saca del proceso.

En este caso eso no puede ocurrir, o hacerse la misma reflexión de la Corte, porque todas las sentencias judiciales van a estar en el proceso. Y nosotros no estamos diciendo que cualquiera de esas cuatro decisiones es buena o mala, en ningún momento yo lo digo, lo que hago es olvidarme de las decisiones, porque no traen ninguna verdad, y hacer una análisis con independencia de los otros procesos judiciales y eso es lo que le corresponde hacer al Estado.

REDACCIÓN JUSTICIA
justicia@eltiempo.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.