'Todo el tiempo caen meteoritos a la Tierra': científico

'Todo el tiempo caen meteoritos a la Tierra': científico

Experto dice que es muy difícil detectar este tipo de cuerpos como el que cayó en Rusia.

notitle
15 de febrero 2013 , 08:25 p. m.

El fenómeno que consternó al mundo en la madrugada de ayer viernes, cuando fragmentos de un meteorito cayeron en la provincia rusa de Cheliábinsk, en la zona de los Urales, es algo que ocurre constantemente.

Santiago Vargas, astrofísico e investigador de la Universidad de los Andes, explicó que “el 70 por ciento del planeta es agua, y los meteoritos pueden estar cayendo en los océanos todo el tiempo, pero es muy poco probable que caigan en una región poblada”.

De acuerdo con el científico, es difícil detectar cuerpos rocosos como el que se precipitó sobre los Urales, debido a que son muy pequeños (de hecho, este tenía unos 10 metros de diámetro) y a que alcanzan velocidades altísimas, de entre 6 y 10 kilómetros por segundo.

“Este meteorito iba 10 o 20 veces más rápido que la velocidad del sonido, a unos 30.000 kilómetros por hora”, agregó, tras explicar que, al entrar a la Tierra, la fricción de estas rocas con la atmósfera hace que su temperatura se eleve y se incineren.

Vargas aseguró que los daños causados en la provincia rusa se debieron a que el cuerpo celeste explotó a menos de 10 kilómetros de altura, lo que desencadenó una onda explosiva muy poderosa, capaz de arrasar casas y árboles.

En efecto, en ese momento se iluminaron toda la ciudad de Cheliábinsk y sus alrededores, y las ventanas de los edificios explotaron; incluso, el techo de una fábrica se desplomó. “La onda llega antes de que los fragmentos del meteorito hagan contacto con el suelo”, dice el científico.

Un meteorito –explica Vargas– puede caer en cualquier lugar. De hecho, se han detectado dos casos en Colombia: uno en el 2007, en el Cauca, y otro del que hay vestigios y un cráter en Vichada.

El astrofísico asegura que existen fenómenos parecidos, como la lluvia de estrellas, que sucede cuando rocas más pequeñas se queman al entrar a la atmósfera, a una altura de entre 20 y 40 kilómetros. En esos casos es un espectáculo mirar hacia arriba.

Para apreciar mejor estos fenómenos, John Jairo Parra, presidente de la Sociedad de Astrónomos Autodidactas de Colombia, recomienda sitios donde el cielo es especialmente despejado, como Villa de Leyva (Boyacá), donde este fin de semana se hará la XVI edición del Festival de Astronomía; el desierto de la Tatacoa (Huila); La Guajira y la sierra de La Macarena (Meta).

REDACCIÓN VIDA DE HOY

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.