Foro del lector

14 de febrero 2013 , 07:15 p. m.

Pagar y vigilar

Señor Director:
Su editorial 'Doloroso e indispensable' es acertado. Pagar los tributos debe ser sagrado, y aquí más bien ha habido esa cultura. El impuesto predial es una obligación. Y creo que, inclusive, el Estado viene colgado en los reavalúos en lo urbano y lo rural. Pero, al mismo tiempo, la corrupción desanima al ciudadano a pagar. Uno no tiene ninguna certidumbre de que los dineros de los contribuyentes van a ser bien invertidos; de que se reviertan en infraestructura, funcionamiento del Estado o del municipio, etc. El atraso de tantos años no estimula. Debemos pagar, pero se nos debía contar en qué se invierte. Y que el Estado haga una actualización catastral. En resumen, a lo que nos orienta su editorial es a pagar y vigilar.
Pedro Samuel Hernández

El problema es la demanda

Señor Director:
El alcohol y el cigarrillo son drogas que se venden sin miramientos. Cada vez más mujeres y jóvenes las consumen. Son drogas legales y aceptadas socialmente, sobre todo el alcohol. Colombia ha puesto gran cuota de sangre y corrupción por las drogas ilegales. Cuando aceptemos que el problema no es de la oferta, sino de la demanda, estaremos por buen camino. Estados Unidos, al comienzo del siglo pasado, penalizó la producción y consumo de alcohol. El resultado fue mafia y corrupción en todo nivel de la sociedad y el gobierno. Al final, el alcohol fue legalizado porque la cuestión no estaba en la oferta, sino en la demanda. El centro del problema es la sociedad en cada nación. Si no hay demanda, no hay oferta. Entonces, tenemos que trabajar más en prevención e involucrar de lleno a los padres en la formación de nuestros hijos, labor que hemos delegado en las instituciones educativas y el Estado, que ya no da abasto. El problema es de fondo; requiere una evaluación filosófica de la sociedad y repensar con qué antivalores estamos construyéndola para que genere en el individuo la adicción o riesgo a caer en la droga.
Carlos Tafurt Loll

La petición de los niños

Señor Director:
Los niños de Colombia les enviaron mensajes a los terroristas de las Farc en que les piden que cesen la violencia, en la que los más damnificados han sido ellos, con reclutamiento forzoso, para ponerlos como carne de cañón, o con violencia sexual, abortos, desplazamiento de sus familias, mutilaciones, terrorismo contra las escuelas, servidumbre y, lo más grave, la interrupción de su proyecto de vida, al sumirlos en una guerra que no les pertenece, para enseñarles a asesinar a sus propios hermanos.
Entonces, ¿cuáles causas sociales? Esta es la barbarie, que obligó a muchos niños de Colombia a inspirarse en su propio dolor, desgracia y tragedia para suplicarles que los dejen vivir en paz, como se lo merecen. Esperemos a ver cuál será la respuesta de quienes dicen, irónicamente, que defienden un proyecto político.
Édgar Guillermo Bejarano Chávez
Bogotá

'Modelo' de hacinamiento

Señor Director:
En la cárcel Modelo de Bogotá, en su parte exterior, hay dos pancartas que dicen: 'Construimos cultura de libertad' y 'Su dignidad humana y la mía son inviolables'. Nada de estos títulos hacen alusión a lo que está sucediendo en el interior de dicha cárcel, que es "modelo" pero de hacinamiento, delincuencia, corrupción, enfermedades y demás. De continuar la difícil situación por la que atraviesan los internos, llegará el momento en que estallará un motín de grandes proporciones, del cual el Gobierno sería el responsable. Igual situación la padecen varios centros carcelarios del país, sin que se vean soluciones a corto plazo y, menos, el interés del Gobierno de decretar una emergencia carcelaria.
Jorge E. Prieto C.
Bogotá

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.