Christine Lagarde vs. Cristina Kirchner

Christine Lagarde vs. Cristina Kirchner

Directora del FMI sancionó a Argentina por falta de confiabilidad de sus indicadores. Pelea casada.

notitle
09 de febrero 2013 , 11:41 p.m.

La expropiación de Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF), la imposición del ‘cepo cambiario’ para evitar la salida de dólares, la eliminación de las Administradoras de Fondos de Jubilaciones y Pensiones, la estatización de Aerolíneas Argentinas, la implementación de programas para perjudicar el crecimiento de algunos medios de comunicación y la intervención del organismo que ‘mide’ a la economía son algunas de las medidas que ha tomado la presidenta argentina Cristina Fernández desde que asumió su mandato en diciembre del 2007.

En su momento, todas esas decisiones causaron polémica dentro del país y en España –con la decisión contra Repsol y su participación en YPF–, pero la más reciente ‘pelea’ casada por la mandataria la puso en la esfera mundial.

Hace una semana la directora del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, cumplió su promesa de sancionar al país suramericano, tras varias advertencias, mediante una moción de censura –primera que ese organismo multilateral adopta– por la falta de confiabilidad de todos sus indicadores económicos, comenzando por la inflación.

Y es que según analistas argentinos y del exterior, el sistema estadístico de ese país dejó de ser confiable tras la intervención del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) en enero de 2007.

Según le dijo a EL TIEMPO el expresidente del Banco Central de la República Argentina, Martín Redrado, “a partir de ese momento, se perdió la existencia de un parámetro creíble para monitorear la evolución económica en nuestro país. Esto dificulta mucho la tarea de todos. Ni el Gobierno ni las empresas, ni las familias ni los inversores extranjeros tienen verdadera certeza de la evolución de algunas variables económicas”.

Este hecho es particularmente delicado, pues impide no solo medir lo que sucede en la economía (y cuál es el efecto de las políticas públicas), sino que agrega un manto de duda a las decisiones de consumo e inversión.

Para completar el panorama, según le dijo a este diario Redrado, –destituido del Banco Central por la mandataria argentina al criticar estos hechos– la situación se complica más por la coyuntura inflacionaria que tiene Argentina, “habida cuenta de que nadie sabe a ciencia cierta cuál es la verdadera inflación, los niveles de pobreza e indigencia y el real crecimiento del producto”, dice.

Esto retroalimenta el alza de precios, complica las negociaciones salariales y al generar una actuación defensiva de los agentes económicos, al no lograr medir correctamente la evolución de la inflación, asumen las hipótesis más altas al respecto.

En el caso de la inflación, el Gobierno argentino, a través del Indec, dijo que el 2012 cerró en 10,8 por ciento, mientras que organismos privados y el FMI estiman que esta fue del 25,8 por ciento, aunque incluso hay estimaciones de otros centros de estudio más altas (véase infografía).

La falta de credibilidad también se da con la medición de la pobreza, la indigencia, el Producto Interno Bruto, entre otros indicadores.

Así, aunque el Gobierno argentino dijo que adoptará los parámetros internacionales del FMI, el organismo le dio como plazo el 29 de septiembre o de lo contrario podría tomar medidas más fuertes que incluso podrían llegar a la expulsión de la entidad.

Sin embargo, esto no ha impedido que Cristina Fernández de Kirchner siga criticando la actuación del FMI y a su directora Christine Lagarde.

Una pelea que todavía tiene capítulos por escribir.

‘Enojados por pagar deuda’

La presidenta de Argentina rechazó la imposición de la moción de censura y dijo que “el enojo del FMI se debe a la cancelación de la deuda del país”.
También se preguntó y respondió a través de la red social Twitter: “¿Se conoce alguna sanción del FMI, alguna decisión sobre quienes se enriquecieron y fundieron el mundo? No. La primera medida que toma el FMI es contra Argentina, la alumna ejemplar del FMI en los 90 que siguió todas y cada una de las recetas y cuando explotó en 2001 le soltaron la mano”; además preguntó: “¿Dónde estaba el FMI que no advirtió la crisis? ¿Dónde cuando se formaron no ya burbujas sino globos aerostáticos financieros?”.

HOLMAN RODRÍGUEZ M.
Redacción Internacional

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.