Estudiantes de la Bolivariana, inquietos ante cierre de biblioteca

Estudiantes de la Bolivariana, inquietos ante cierre de biblioteca

Desde su llegada en enero está cerrado el Ardid, la biblioteca de la Escuela de Arquitectura.

notitle
09 de febrero 2013 , 08:12 a. m.

 Por una década el Ardid ha sido refugio de arquitectos, diseñadores y creativos que han encontrado en esta biblioteca de la Universidad Pontificia Bolivariana un espacio para aprender y enseñar de una manera diferente.

Sin embargo, desde el inicio de este semestre los estudiantes adscritos a la Escuela de Arquitectura y Diseño de la Bolivariana encontraron un aviso de “No hay servicio”, y no han podido disfrutar de sus mesas especiales, computadores con programas adecuados para sus profesiones y libros especializados.

“Ahí tenemos unas herramientas de trabajo y unos libros muy buenos, un espacio donde trabajar y tener material para investigación”, dijo Sara Hoyos, estudiante de arquitectura y diseño.

Otra de las riquezas de este centro está en su acervo documental, en el que se recopilan los trabajos de pregrado más importantes de los últimos años y muestrarios especiales para carreras como diseño de vestuario.

Al respecto, ELTIEMPO.COM consultó a Ana Guiomar, directora del sistema de bibliotecas, quien negó que el Ardid vaya a cerrarse definitivamente.

“Está cerrado temporalmente porque estamos en un periodo de transición, entonces no se ha definido cómo va a funcionar, y no vamos a dar una solución temporal sino que vamos a tratar de encontrar una solución más estructurada”, dijo Guiomar quien prefirió no precisar un lapso para esta reorganización.

Según la directora, están atentos a prestar los libros del Ardid que necesite la comunidad universitaria, y también a que los estudiantes y profesores participen en su reestructuración.

“Lo que pasa está mal para los alumnos porque el Ardid facilitaba el trabajo y brindaba más herramientas que muchos estudiantes no tienen en sus casas o no son fáciles de conseguir: como las mesas con lámpara”, concluyó Arián Gallardo, estudiante de quinto semestre de diseño industrial.

Así, los estudiantes de esta Escuela ya van a completar un mes sin su Ardid, que también ha sido guarida de cómplices académicos y amigos.

Allí, además de aprender de arquitectura y diseño, se discute al calor de un café y bajo las imágenes de lo hecho por grandes maestros del mundo.

REDACCIÓN MEDELLÍN

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.