Pelea de toche

Pelea de toche

notitle
08 de febrero 2013 , 07:32 p.m.

En 1961, durante una de las muchas reuniones internacionales de jefes de Estado, se acordó tratar el tema de la droga como problema de salud pública y proteger a la población contra los daños causados por el uso indebido. Lo recordó para EL TIEMPO mister Bo Mathiasen, jefe en Colombia de una oficina antidroga de la ONU. Después de 52 años, mandatarios y exmandatarios de la región están proponiendo lo mismo. Demostración fehaciente de que de lo mucho que se acuerda en esas frecuentes y costosas reuniones internacionales poco o nada se realiza. Si así no fuera, si en cada país el mandatario cumpliera los compromisos adquiridos en esos foros mundiales en asunto de drogas, por ejemplo, no iríamos de mal en peor.

A pesar de las fumigaciones, abundan los cultivos ilícitos, aumentan los expendedores de droga y de manera preocupante crece el número de drogadictos, así como las fortunas de los narcotraficantes, a quienes les sobra dinero para fortalecer ese poder corruptor que ha permeado todas las capas de la sociedad. A ese ritmo, las oportunidades para adquirir drogas ilícitas se han multiplicado.

El jefe de oficina antidroga UNODC dijo, además, que el mayor consumo de drogas sintéticas es hoy uno de los problemas más preocupantes en el mundo. Más fáciles de producir y de mercadear y posiblemente más nocivas, una de las más vendidas se llama metanfetamina. Por un documental de National Geographic sobre narcos mexicanos se sabe que en ese país el cartel de Sinaloa controla grandes laboratorios clandestinos de drogas sintéticas. Dice la prensa que la policía mexicana ha decomisado más de 15 toneladas de metanfetamina. Colombia, antes primer productor de marihuana en el mundo -desbancado por USA-, produce coca y heroína y ahora es país consumidor. En la región andina, bate el récord en cuanto a consumidores de drogas psicoactivas. No obstante, poco se informa sobre producción y venta de esas drogas, ni se previene a la población sobre los efectos nocivos y muchas veces letales de consumir drogas sintéticas. Para los investigadores, la metanfetamina consumida con regularidad produce lesiones cerebrales irreversibles. En general, las drogas psicoactivas arruinan la vida de miles de adolescentes, inclusive de niños. En altos círculos sociales, consumir drogas prohibidas es moda, pero es un cáncer en los sectores populares.

Puesto que en Colombia se disparó el consumo de drogas ilícitas, el presidente Juan Manuel Santos decidió poner el tema sobre la mesa. Y ante el fracaso de la guerra antidrogas propuso discutir el problema a nivel regional, como ya lo habían propuesto César Gaviria, Fernando Cardoso y Ernesto Zedillo, expresidentes de Colombia, Brasil y México. Que por primera vez en la historia haya un debate internacional sobre política antidroga y que pongan por obra tratar al drogadicto como a un enfermo, no como a un criminal, es un paso importante. Ojalá no caiga en la nada, como pasó con lo acordado en el foro internacional de 1961, citado por el delegado de la ONU. El preocupante aumento de la drogadicción juvenil requiere acciones inmediatas del Gobierno, de los padres de familia, de los maestros, de los galenos. El peligro exige una actuación colectiva. Pueda ser que no termine en tablas, como hasta ahora.

Todo a medias

Hace dos años está en obra un sector de la Circunvalar. Y nada que terminan la ampliación de las autopistas Bogotá-Tunja, Bogotá-Girardot, Bogotá-Villeta. En esta última, el sistema de ampliación es tan desordenado que tarda uno tres horas en recorrer 75 kilómetros. Pues hay abiertos más de 15 frentes de trabajo con mucha maquinaria y muy pocos obreros. Esos continuos obstáculos se prestan para que el conductor tenga que rozar la intocable doble línea, desliz que le cuesta un parte que vale 560.000 pesos. Desespera la abundancia de tanta obra inconclusa. ¿Cuándo habrá en Colombia autopistas como las hay en Ecuador?

lucynds@gmail.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.