Mataron el tigre y se asustaron con el cuero

Mataron el tigre y se asustaron con el cuero

notitle
06 de febrero 2013 , 06:11 p.m.

Para aquellos que participamos en los debates en el Congreso de la República y en distintos foros, hace más de seis años, cuando se inició la discusión del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos, resulta sorprendente lo que está sucediendo actualmente: mataron el tigre y se asustaron con el cuero. Se anunció en ese momento que a menos que se reconocieran los problemas de abrir rápidamente mercados y se actuara de inmediato, la debilidad evidente del sector productivo, la posibilidad de la revaluación y la mayor competitividad de otros países llevarían a que se dispararan las importaciones, lo que afectaría la ya débil producción nacional. Pero el gobierno anterior y los gremios, que hoy chillan, ni creyeron ni actuaron.

Hoy hay sectores seriamente amenazados por importaciones masivas y baratas de sus productos, pero como son importantes por su contribución al PIB y a la generación de empleo reciben y seguirán consiguiendo que se protejan sus sectores con medidas arancelarias y de otra naturaleza. Y como ya se les concedió este privilegio a las cadenas textil y confecciones y zapatos y cuero, y a los sombreros vueltiaos, los perjudicados van a pedirle al Gobierno tratamiento similar.

Sin entrar en el debate de si se está combatiendo el dumping, lo que permite la OMC, o si se está volviendo al proteccionismo, lo cual trae muchos problemas internos y sobre todo con la OMC, es fundamental reconocer las consecuencias de subestimar un debate serio. Lo más grave es que este gobierno sigue firmando TLC sin medir sus consecuencias. Peor aún, no se ha hecho nada contundente para minimizar los costos obvios y maximizar los beneficios.

Probablemente se ignoraron los preavisos por miedo a disentir con el Gobierno. Pero, basados en estudios serios, diferentes expertos advirtieron que se afectarían negativamente sectores claves, que nuestros productos exportables no eran suficientemente competitivos y, más aún, que nuestra oferta exportable era reducida y no había cambiado en décadas. Se identificaron las grandes barreras para competir en mercados mundiales, tales como la precaria infraestructura, la mala calidad de la educación, la mínima innovación tecnológica, la revaluación y la posibilidad de 'enfermedad holandesa'.

En ese momento, no solo se documentaron las amenazas sino que se plantearon soluciones que debían empezar de inmediato: la famosa Agenda Interna, que se quedó en el discurso; la transformación productiva de la industria, que se limitó a unos estudios caros y que terminó en los call centers; la reforma rural, que apenas ahora está en la agenda. Y frente a la revaluación, cuando muchos siguen creyendo que la competitividad solo depende de la tasa de cambio, no se ha sido suficientemente agresivos.

¿Por qué se desconoció en su momento el impacto negativo que a corto plazo tienen esos acuerdos? ¿Por qué se perdieron seis años claves para que, como dice Stiglitz, se aceptara que "los costos de estos tratados se dan a corto plazo mientras que los beneficios ocurren a largo plazo", como se citó en los inútiles debates?

Que el gobierno Uribe presionara para que se negociara "rapidito" y que el actual Mincomercio recorra el mundo preparando TLC sin preocuparse por nada más confirman la irresponsabilidad con que se actúa en muchas ocasiones en el Gobierno.

Pero que los gremios de la producción que hoy chillan, como Fedegán y la Andi, pero que apoyaron en ese momento al Gobierno y desconocieron las luces rojas, demuestra que son simplemente 'lobistas' de sus grandes afiliados ante los gobiernos y no defensores de sus sectores. ¿Será que nadie les pasará cuenta de cobro?

cecilia@cecilialopez.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.