La lucha por el Oscar

La lucha por el Oscar

notitle
05 de febrero 2013 , 06:24 p. m.

El crítico Mario Alcalá presenta la lista de películas que de seguro se llevarán la mayoría de estatuillas el próximo 24 de febrero.

La edición 85 de los premios de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas tiene en esta versión nueve cintas nominadas a mejor película del año. En buena parte de ellas se identifica un marcado toque nacionalista estadounidenses. Están, cómo no, la cuota de cine independiente, la representación extranjera y la presencia de uno de los géneros amados a lo largo de la historia de los Oscar: el musical. Como cada año, tenemos algunas categorías casi sentenciadas y que no darán sorpresa, y otras en las que aún existen muchas dudas y que hacen parte del mágico mundo de los vaticinios. A continuación, las grandes protagonistas de los premios Oscar 2013.

'Argo': buena versión de una realidad
Esta película, dirigida y protagonizada por Ben Affleck (quien no fue nominado a mejor director), logra una sólida historia inspirada en hechos reales de la toma de la embajada norteamericana en Irán por parte de fuerzas revolucionarias; cuenta también la estrategia utilizada para salvar la vida de seis diplomáticos que buscaron refugio en la embajada canadiense en ese país. A pesar de que conocemos el final (todos nos enteramos de aquella realidad), la película logra emocionar de principio a fin, e incluso causa algún tipo de tensión en el espectador y brinda detalles desconocidos que no fueron divulgados en los medios. Tiene también una muy bien lograda ambientación de la época y un grupo de actores que le imprimen gran realismo al relato. Todo esto hace de Argo una muy segura ganadora en la categoría de mejor película, repitiendo el premio que ya ganó en los Globos de Oro.

'Lincoln': la historia del poder
Un trascendental pasaje de la historia de Estados Unidos, que incluye la Guerra de Secesión y la firma de la polémica enmienda número 13 por parte del Congreso estadounidense aboliendo la esclavitud, y los últimos años de la vida de uno de los políticos más representativos e influyentes de la historia: el presidente Abraham Lincoln... Todo esto hace parte del relato de Lincoln, la superproducción de Steven Spielberg que en casi tres horas de duración no sólo nos acerca de manera asombrosa a la Historia, sino que también hace un retrato profundo de un personaje que cambió el rumbo de una nación. Con una magnifica ambientación, una emotiva batalla en sus primeros minutos y un verdadero recital de actuaciones, Lincoln hace honor a sus doce nominaciones y tiene a Daniel-Day-Lewis como seguro ganador a mejor actor principal. Él logra desprenderse de su ser y transformarse en todo el sentido de la palabra en el presidente Lincoln, siguiendo una línea de actores como Jamie Foxx, Forrest Whitaker y Philip Seymour Hoffman, que consiguieron la estatuilla (y todos los premios que precedieron al Oscar). Además, Lincoln parece ser la película que le puede dar al gran Steven Spielberg su tercer Oscar como mejor director, luego de La lista de Schindler y Salvando al soldado Ryan.

'Zero Dark Thirty' (Objetivo: Bin Laden): una década de búsqueda
Con un marcado ultranacionalismo y una historia que prácticamente legitima las torturas realizadas por miembros de la CIA, llega, de la mano de Kathryn Bigelow (la realizadora de la estupenda The Hurt Locker, de 2008), Zero Dark Thirty, un eterno largometraje cuyo relato transcurre durante toda una década. Empieza con los atentados del 11 de septiembre de 2001 y termina con la muerte del máximo líder de Al Qaeda, Osama Bin Laden, en 2011. Esta historia es vista a través de los ojos de Maya, una agente de la CIA, que dedica por completo su vida a la búsqueda del peligroso terrorista y quien, contra viento y marea, desafiando las más altas esferas del gobierno estadounidense, logra dar con el paradero del hombre más buscado del planeta y estar al mando de la operación que le dio de baja. Jessica Chastain, una actriz californiana de 35 años de edad, es la virtual ganadora de la estatuilla a mejor actriz principal: a su favor juegan su ascendente carrera, el tipo de personaje que representa el nacionalismo de los Estados Unidos y su indiscutible belleza, a pesar de que en pantalla luzca completamente sobreactuada.

Para ver el artículo completo, visite nuestra nueva página web www.revistacredencial.com

Síganos en Twitter @revcredencial

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.