Polémica por mantenimiento de motos eléctricas para Policía de Bogotá

Polémica por mantenimiento de motos eléctricas para Policía de Bogotá

No tienen asegurado su mantenimiento técnico, según Fondo de Vigilancia y Seguridad.

notitle
04 de febrero 2013 , 10:46 p.m.

Las 100 motocicletas eléctricas para la Policía Metropolitana de Bogotá, que adquirió el Fondo de Vigilancia y Seguridad del Distrito (FVS), el 27 de agosto del año pasado, no tienen asegurado su mantenimiento técnico.

Así lo advierte un informe de la gerente del FVS, Natalia de la Vega Sinisterra, que anunció una demanda para declarar la nulidad de esa adquisición, hecha por su antecesor, César Augusto Manrique Soacha, hoy director del Departamento Administrativo del Servicio Civil Distrital.

“Por efecto del desgaste natural que genera su uso, estas (las motocicletas) deberán ser sometidas a mantenimientos”, señala el documento. A renglón seguido, advierte que esta “situación puede generar inconvenientes por la falta de planeación, habida cuenta de que queda de manifiesto en documento que ni las motocicletas ni la marca que las fabrica cuentan con respaldo técnico en el país”.

El FVS explicó que la situación fue puesta en conocimiento por el intendente José Asmed Ortiz Ruiz y el patrullero Jimy Manuel González González. También se ha señalado que no hay claridad sobre los lugares donde las baterías de las motos eléctricas podrán ser recargadas.

Manrique Soacha dijo que “en el contrato quedó establecido que la firma debe establecer unos centros para el mantenimiento y la recarga”. Este diario revisó el contrato y encontró que se habla de un “servicio postventa” y de “centros de servicios especializado”, sin especificar la recarga.

Un informe de la Contraloría Distrital señala que la carga completa de las baterías "se hace en aproximadamente seis horas, tiempo en el que el vehículo quedaría fuera de servicio. Es de anotar que para que el tiempo de carga disminuya se deben adquirir elementos adicionales, lo que se refleja en costos".

También sostiene que "la motocicleta no tiene el servicio postventa a nivel nacional, lo que limita la adquisición y distribución a las unidades de policía".

En otra anotación sobre las características de las motos, el organismo de control anota: "Al transportarse con acompañantes se siente un poco de incomodidad (sillín corto y angosto) para el tripulante y más aún si se piensa en largas jornadas de patrullaje".

Ayer, el concejal Javier Palacio Mejía, de ‘la U’, se preguntó por qué, el pasado 10 de diciembre, la gerente del FVS prorrogó el contrato por 90 días y autorizó un anticipo del 40 por ciento a la firma Northbound Technologies S.A., que se ganó la licitación.

De la Vega respondió que “el anticipo estaba estipulado en el contrato y la prórroga se autorizó para evitar que el Distrito incurriera en un incumplimiento, mientras revisaba todos los pormenores de la adjudicación, junto con el equipo del alcalde Gustavo Petro”.

yeslan@eltiempo.com

REDACCIÓN BOGOTÁ

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.