La reforestación y el proceso de paz

La reforestación y el proceso de paz

notitle
04 de febrero 2013 , 05:12 p.m.

Entre el 2008 y el 2011, cuando en Urabá temblaban con el viento las hojas de las 2.098 hectáreas de plantaciones de teca de la Reforestadora Integral de Antioquia, RIA, yo me estremecía con ellas... Cuando en los degradados suelos del bajo Cauca arreciaba el verano, yo sentía la misma sed que acosaba a las 1.178 hectáreas de 'Acacia magnum'  -sembradas por esta empresa de economía mixta- destinadas a recuperar tierras zarandeadas por la explotación minera. En aquellos tiempos yo temía también por las hectáreas de pino oocarpa, pino pátula, pino tecunumani y melina, de RIA... "Que la empresa puede desaparecer", escuché decir un día en los pasillos oficiales, y entonces me produjo tristeza el recuerdo de mis recorridos por tierras inhóspitas, visitando los bosques plantados por RIA en la última década, y me pregunté si volvería a fracasar un intento más de hacer de Antioquia una potencia forestal. Pero las respuestas que me dieron entonces los técnicos fueron -al menos- un paliativo: "Las plantaciones de RIA no han muerto, se sostienen, aunque su expansión prácticamente se ha detenido...".

RIA fue concebida en el año 2000 por Guillermo Gaviria Correa, entonces en campaña para la gobernación de Antioquia. Él creía en el buen uso de la tierra como camino a la paz. En sus manos, como gobernador, nació RIA, y con su sucesor, Aníbal Gaviria, la empresa se consolidó. Llegó luego la gobernación de Luis Alfredo Ramos y fue entonces cuando se frenó su crecimiento. Pero en el año 2012 RIA volvió a manos de quienes plantaron sus primeras semillas. Entonces renació la fe y sentí que las hojas de los árboles plantados se mecían plácidas ante los buenos augurios.

Es 2013 y las noticias de los diálogos de paz de Colombia hablan de reforma agraria. Expresión trillada y letra muerta, si no hay caminos expeditos para una reforma efectiva en el campo colombiano. Entonces acudo a RIA, pensando si Antioquia y su reforestación tienen algo que enseñar a Colombia en este camino a la paz verde. Sergio Trujillo Turizzo, a quien le correspondió el nacimiento de RIA como secretario de Agricultura de Antioquia y quien hoy dirige esta empresa, tuvo el placer de decirme: "RIA está viva; no creció en los últimos cuatro años, pero sus plantaciones gozan de buena salud y de las 11.271 hectáreas comerciales sembradas hoy, pasaremos a 30.000 en el 2015". Entonces, insisto: ¿se puede afirmar que Antioquia tiene algo que enseñar en este proceso de paz en términos de reforestación? Él responde: "En 10 años hemos sembrado esas 11.000 hectáreas; con el 20 por ciento de lo que hoy nos cuesta la guerra podemos sembrar un millón de hectáreas, y Antioquia ya tiene una buena experiencia adquirida".

Una reforma agraria efectiva necesita programas concretos. El solo hecho de titular tierras no es suficiente; esta puede ser una vía más fácil para que los abusadores de siempre lleguen detrás de las tierras ya saneadas. Hay que anclar el campesino a la tierra con proyectos integrales; y si bien en Antioquia el milagro aún no se ha cumplido, sí podemos decir que entidades como RIA van mostrando el camino con sus 10.955 empleos directos y sus 32.865 empleos indirectos generados en sus 10 años, que cumple en este 19 de febrero. Según Proexport, para el 2011 RIA estaba entre las 4 principales industrias de transformación en el sector forestal (Refocosta, Cartón de Colombia, Pizano y RIA). Hoy sus maderas de entresaca empiezan a ser la materia prima para construcción de vivienda de interés social, y sus proyectados centros de procesamiento en puntos estratégicos serán polos de desarrollo para el campo.

¿Cuáles son las enseñanzas de RIA en sus diez años? Sus directivos responden: "Colombia necesita estrategias integrales de cadenas productivas, y una de ellas es la reforestación; cada departamento debe tener su atlas agrícola, forestal y pecuario, como lo hizo Antioquia, para dar adecuado uso a los suelos; la reforestación necesita el liderazgo del sector público y la alianza con el sector privado. La unión del Instituto para el Desarrollo de Antioquia, EPM y el sector privado en RIA muestra los frutos de estas alianzas.

Colombia sigue esperando la hora de la reforestación. Según el Plan Nacional de Desarrollo 2010-2014, se establecerán 232.250 en áreas de vocación forestal. ¿Cómo, cuándo, dónde? ¿Será letra muerta? RIA tiene ya mucho que enseñar.

Entre tanto, los colombianos pedimos al presidente Santos que empiece por decir no, sin miedos y sin reversas, a los complejos turísticos en zonas protegidas y en parques naturales. Su presencia entre las comunidades indígenas de la Sierra Nevada de Santa Marta el mismo día de su posesión como presidente de Colombia lo obliga. El planeta va camino del desierto, y las naciones desarrolladas tienen los ojos puestos en nuestra agua, nuestros bosques, nuestro futuro. Por favor, Presidente, plántese con firmeza, como nuestros árboles de teca sembrados por RIA que, en Urabá, crecen como semilla de un mejor futuro.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.