Secciones
Síguenos en:
Palabras de Farc sobre el secuestro, un arma de doble filo / Análisis

Palabras de Farc sobre el secuestro, un arma de doble filo / Análisis

Guerrilla, a lo sumo, provocará primer remezón fuerte del proceso de paz.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
30 de enero 2013 , 10:34 p. m.

Si habían planeado el secuestro de uniformados para supuestamente probar la necesidad de un cese bilateral del fuego y de hostilidades, las Farc erraron. Y si solo aprovecharon que dos policías quedaron en poder de esa guerrilla el viernes en el Valle para enviar el mismo mensaje, erraron doblemente (lea también: Si Farc no van a terminar el conflicto, 'no hagan perder el tiempo': Humberto de la Calle).

No solo porque el resultado iba a ser el mismo, la 'enésima' repetición del Gobierno de que un cese bilateral solo será cuando se firmen los acuerdos definitivos para el cierre del conflicto, sino porque a él y al país les sonó a chantaje que establecieran una relación de causa y efecto entre la negativa oficial a ese cese y el secuestro. Una especie de "mientras negociemos bajo fuego, esto puede seguir ocurriendo" (lea también: 'Farc deben enviar mensaje claro frente a la paz', Fiscal General).

Si bien dentro de la lógica de las Farc tal ilación tiene sentido, e incluso dentro de las leyes de la guerra es legal la retención entre combatientes, esa guerrilla pasó por alto -solo ella sabe si con intención o sin ella- que en un país que ha sentido el secuestro de civiles y uniformados como una de sus grandes tragedias, su sentencia caería como una bomba. Prueba de ello es que el Gobierno rompió su habitual silencio frente a los pronunciamientos de las Farc, para decirles que "se equivocan radicalmente si piensan que con acciones de este tipo van a obligar al Gobierno a un cese del fuego bilateral". Pero, además, para retarlas, por primera vez en los diálogos de paz, a que digan si están o no en La Habana "para terminar el conflicto" y no para hacer "perder el tiempo"(lea también: Enrique Santos habló en Estados Unidos sobre el proceso de paz).

No es descartable que el grupo armado estuviera buscando una reacción como esta para poner sobre la mesa el insistido cese bilateral, pero usó un arma de doble filo y, a lo sumo, provocará el primer remezón fuerte del proceso de paz, que, por supuesto, no le conviene a esa guerrilla ni al Gobierno. Sobre todo cuando los opositores de los diálogos están a la caza de los errores de las Farc para poner contra la pared el proceso de paz. (Lea lo que dijeron las Farc en el comunicado).

MARISOL GÓMEZ GIRALDO
EDITORA DE EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.