Proponen crear grado 12 para subir nivel de bachilleres

Proponen crear grado 12 para subir nivel de bachilleres

Banco Mundial y OCDE advierten que alumnos en Colombia pasan a universidad con graves deficiencias.

notitle
25 de enero 2013 , 09:06 p.m.

Con el objetivo de mejorar la calidad de la educación superior en el país, el Banco Mundial y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (Ocde) acaban de plantearle al Gobierno, a través de un amplio estudio en el que hacen 63 recomendaciones al sector, la creación del grado 12 para la educación media.

El nuevo grado funcionaría como un "curso prepuente" entre la secundaria y la educación superior, a fin de mejorar conocimientos y habilidades y competir eficazmente por los cupos.

El documento 'Evaluaciones de políticas nacionales de educación: la educación superior en Colombia' advierte que a los bachilleres "les falta más preparación" para ingresar a la universidad.

De hecho, si se comparan con sus pares de otras naciones, nuestros estudiantes acaban la secundaria a una edad más temprana, pero con niveles educativos inferiores, "a menos que hayan estudiado en colegios privados de élite".

Por esa razón, asegura el estudio, muchos llegan a la universidad con dificultades académicas, que, en ocasiones, se traducen en deserción, un fenómeno que resulta altamente costoso para el sistema.

"Hay que buscar la manera de proporcionar a los estudiantes de secundaria orientación personalizada sobre sus opciones para acceder a la educación superior", señala el documento, que recalca la importancia de que la aplicación de las pruebas Saber 11 sea obligatoria para todos los estudiantes.

El Banco Mundial es un organismo de asistencia financiera y técnica para los llamados países en desarrollo, y la Ocde es una organización de cooperación internacional que promueve políticas que mejoren el bienestar económico y social de las personas.

El informe afirma que para Colombia, una de las principales economías de la región, es crucial el fortalecimiento del capital humano, e insiste en que, pese a los progresos en el sector educativo, "aún queda mucho por hacer para afrontar desafíos como aumentar las matrículas y fomentar la equidad, mejorar la calidad y la pertinencia, así como lograr que la gestión y las finanzas sean más adecuadas".

También señala que es muy larga la duración de las carreras profesionales de las universidades públicas, en comparación con Norteamérica o Europa occidental, lo que representa un "costo social de gran magnitud".

Los autores de la investigación insisten, igualmente, en seguir aumentando la participación en la educación postsecundaria, mejorando los préstamos y los sistemas de becas, y en incrementar los cupos de manera más equilibrada.

Sin embargo, advierte que falta mayor supervisión del Gobierno a los sistemas financieros de instituciones privadas, lo cual no permite distinguir cuáles realmente operan sin ánimo de lucro.

El documento también señala que la inversión en investigación e innovación es baja, que persiste la poca pertinencia de algunos programas (dado el divorcio entre instituciones y empresas) y que la desigualdad en la distribución de los recursos públicos entre instituciones lleva a que algunas cobren matrículas que no se ajustan a la calidad de los programas que ofrecen.

Las fortalezas de la educación superior

El informe destaca como aspectos positivos los esfuerzos del Gobierno por mejorar la calidad, sus metas ambiciosas de cobertura (50 por ciento para el 2014), sus incrementos significativos en la matrícula y el fortalecimiento de los sistemas de información con los que cuenta el Ministerio de Educación (Saces, Snies, Spadies y Observatorio Laboral para la Educación).

Alaba, particularmente, la existencia de entidades como el Servicio Nacional de Aprendizaje (Sena), el Icetex y el Icfes, el sistema de créditos estudiantiles y el sistema de acreditación de la calidad de nuestro país, uno de los más sólidos de la región.

Así mismo, resalta la cobertura de todas las necesidades económicas de Colombia respecto a mano de obra calificada y que se cuente con universidades que tienen estándares internacionales de calidad.

Otros puntos claves del diagnóstico

Evaluar bilingüismo

Propone una evaluación externa del Programa Nacional de Bilingüismo, para comprobar su efectividad y "definir un programa de acción con objetivos concretos y factibles para el dominio adecuado de una segunda lengua de los egresados en educación superior". También, implementar requisitos de admisión comunes para cada nivel de educación superior.

Revisión a los Ceres

Sugiere garantizar la calidad de los programas y los resultados de aprendizaje en instituciones no acreditadas, y encargar una evaluación externa de los Centros Regionales de Educación Superior (Ceres), pues algunos no ofrecen programas de buena calidad. Así mismo, desarrollar y aplicar un marco nacional de cualificaciones (MNC).

Premiar la calidad

Plantea crear incentivos financieros para las instituciones que demuestren que sus programas cumplen con altos estándares de calidad y sanciones para aquellas en las que la calidad se considere insuficiente.
Así mismo, reforzar el papel del Icfes y garantizar su independencia frente al Ministerio de Educación. "Que informe al Congreso o a la Presidencia", señala.

Internacionalización

Sugiere alentar a las instituciones de educación superior para introducir elementos internacionales en sus planes de estudio, y que exista mayor coordinación entre distintas entidades para desarrollar programas de becas para estudios de postgrado en el extranjero, particularmente en los campos de estudio de interés estratégico nacional.

Plata a investigación

Aumentar considerablemente los recursos invertidos en ciencia y tecnología e incrementar los esfuerzos para estimular la investigación en instituciones distintas de la Universidad Nacional y de fuera de Bogotá. También, mayor apoyo a la investigación en las ciencias naturales, ciencias sociales y las humanidades.

Icetex y Sena

Propone destinar más recursos para el Icetex, para ayudar a estudiantes de bajos recursos; ampliar la educación a distancia, incluir módulos de competencias generales en los programas profesionales (requeridas por las empresas) y sugiere integrar al Sena al sistema de educación superior.

'Currículos deben ajustarse a necesidades'

Francisco Marmolejo, coordinador y especialista en educación superior del Banco Mundial.

¿Qué implica tener contenidos curriculares más pertinentes?

En Colombia, como en otros países de América Latina, hay una desventaja importante en el acceso a la educación superior, particularmente para ciertos segmentos de la población. Además, los contenidos curriculares deben ajustarse mejor a las necesidades del entorno local e internacional; esto implica la necesidad de hacer más eficiente el currículo de las instituciones, pues persiste una enseñanza tradicional; es decir, gran cantidad de contenidos que no van a ser relevantes al terminar estudios. Cada vez importa más la capacidad que tenemos de discernir la información, y no cuánto sabemos.

¿Cómo mejorar el acceso?

Es necesario diversificar los sistemas de educación superior, pues tenemos que superar la idea de que el título universitario es una especie de título de nobleza, lo cual implica alentar el ingreso de más estudiantes a programas técnicos y tecnológicos. Esto hace que deba haber mayor interacción con el sector empleador.

¿Cómo financiar la educación superior de los jóvenes de más bajos ingresos?

Es importante permitirles acceder a través de mecanismos como subsidios y créditos compartidos con el Estado. Esto implica que aquellos que provienen de sectores más favorecidos tengan mayor capacidad de contribuir a los costos de la educación superior.

'Vamos por buen camino', asegura Mineducación

Tras conocer los resultados de la investigación, la ministra de Educación, María Fernanda Campo, reconoció que aún falta mucho camino por recorrer, pero que el Gobierno se ha propuesto metas ambiciosas que garantizarán el avance de Colombia en materia de calidad, equidad y acceso a la educación superior.

"Este informe da cuenta de que vamos por buen camino, no solo en cobertura sino en calidad, innovación, internacionalización y, en general, en todos los frentes que nos hemos impuesto trabajar".

También explica que "se está cumpliendo la gran meta de que todos los colombianos tengan una educación de calidad".

ANDREA LINARES
REDACCIÓN VIDA DE HOY

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.