Bacrim irían tras explotación de oro: Fundación Ideas para la Paz

Bacrim irían tras explotación de oro: Fundación Ideas para la Paz

Investigación señala que más de la mitad de minas del país está en zonas de influencia de bandas.

notitle
07 de enero 2013 , 09:32 p.m.

La banda con más presencia es la de 'los Urabeños', que ha logrado expandir su poder con el dinero del narcotráfico.

Esa es una de las principales conclusiones de un estudio de la Fundación Ideas para la Paz, que pone en evidencia el movimiento de las bandas hacia los puntos estratégicos de producción de oro y coca en el país.

Según la investigación, conocida por EL TIEMPO y que será presentada el próximo mes, estos grupos ya están en el 74 por ciento de las zonas sembradas con coca.

En dichos territorios, se aliaron con la guerrilla para controlar desde los cultivos hasta la producción. Por esa razón, ya no se estarían registrando enfrentamientos entre antiguos paramilitares y subversivos.

El documento, coordinado por el profesor de la Universidad Externado Camilo Echandía, señala que, aunque en las zonas cocaleras se han respetado las alianzas entre los antiguos enemigos, no sucede lo mismo en el negocio del oro, que ha generado crímenes y desplazamiento de población civil.

Este último fenómeno se ha presentado en especial en Antioquia, Chocó, Córdoba, Bolívar, Valle y Cauca, en donde se vive una difícil situación por amenazas contra la población civil, debido a la presencia de 'Urabeños', 'Rastrojos', guerrilla y delincuencia común, en disputa por el control de las minas.

El estudio dice que hoy siguen existiendo cuatro bandas criminales con más de cuatro mil hombres; la más peligrosa sería la de 'los Urabeños'.

A pesar de los golpes de las autoridades, como la captura de Henry de Jesús López Londoño, alias 'Mi sangre', hoy tienen presencia en al menos cien municipios de Urabá, Córdoba, bajo Cauca y nordeste antioqueño, sur de Bolívar, sur del Cesar, sur de Sucre y la zona costera del mismo departamento, norte del Cesar, nororiente del Magdalena y sur de La Guajira.

Este crecimiento se produjo a costa de 'los Paisas' en Córdoba y Antioquia. En otros sitios ocuparon espacios que dejaron organizaciones al servicio de 'los Mellizos' en Magdalena, norte del Cesar, Atlántico y La Guajira.

El informe señala que la "tranquilidad" de las alianzas entre bandas y guerrilla en las zonas de cultivo contrasta con los enfrentamientos en las ciudades, en donde se ha incrementado la guerra por el microtráfico. Esa situación se estaría registrando en Bogotá, Cali y Medellín.

Igualmente, asegura que, en su momento, los paramilitares justificaron sus "actividades en la lucha contrainsurgente", cuando en realidad se ubicaron y actuaron en las zonas en las que se disputaba el control del narcotráfico.

"Las acciones de los paramilitares tuvieron un patrón geográfico que se corresponde principalmente con las áreas estratégicas para el narcotráfico. De hecho, en tan solo la tercera parte de los municipios del país en realidad había una amenaza de la guerrilla; en las demás zonas, la guerra era por el narcotráfico", afirma el documento.

REDACCIÓN JUSTICIA
justicia@eltiempo.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.