Así es cómo se preparan para este fin de año en el Caribe colombiano

Así es cómo se preparan para este fin de año en el Caribe colombiano

Una sola región, pero diferentes maneras de despedir el año viejo y darle la bienvenida al 2013.

30 de diciembre 2012 , 06:43 p. m.

En el Caribe colombiano, las celebraciones de la fiesta decembrinas y las tradiciones varían de una ciudad a otra, pero lo que se mantiene intacto y es común para todos los pueblos de la región es la alegría y la fraternidad de los costeños al momento de recibir el año nuevo.

En Barranquilla quien se encarga de prender el ambiente son las emisoras con las tradicionales canciones de Aníbal Velásquez, Rulfo Garrido, la Sonora Matancera, Richy Ray, y uno que otro vallenato de antaño. Las ventoleras que llegan con la puntualidad de diciembre refrescan las noches y ayudan mantener la sensación de alegría que se respira en la ciudad.

Las tradiciones también se mantienen despiertas entre los barranquilleros. La venta de pasteles, pavos para la cena, la gallinas para el sancocho, las uvas, y trago están disparados por estos días, y es el gran rebusque para muchas familias.

En el comercio, la ropa interior de color amarillo se muestra en la entrada de algunos almacenes especializados. Mientras que hoteles, restaurantes, sedes sociales tienen sus ofertas al día para aquellas familias o personas que les gusta recibir el año fuera de casa.

Los barranquilleros ya están metidos en su Carnaval, que este año será en febrero, y por eso entre los discos nostálgicos que despiden el año viejo, revientan la alegría y fuerza de papayera, la gaita, el pito atravesao, el merengue y los 'raspas canillas' que anuncian la entrada de la gran fiestas currambera.

Este mismo ambiente de fiesta y planes para recibir el año nuevo también se vive en otras ciudades del Caribe. En Cartagena, por ejemplo, un plan que cada año cobra más relevancia, es el de recibir el año nuevo en la ciudad amurallada. Turistas y nativos se confunden por las callejuelas del Centro Histórico, a donde vienen a caminar y a beber mientras los principales hoteles, a donde asisten personalidades de la farándula y las familias más ricas del país, suelen realizar espectáculos de fuegos artificiales a la vista de todos.

Quienes se quedan en casa suelen preparar suculentos platos de la tradicional carne en posta, acompañada de arroz con coco. Y en las barriadas es común que espectaculares picós enciendan la fiesta por las calles hasta la madrugada.

Mientras que en Valledupar la celebración las fiestas de fin de año son a ritmo de caja, guacharaca y acordeón.

Es común ver por estos días los equipos de sonido en la puerta de las casas alegrando con su música vallenata a los vecinos.

En Valledupar, todos en familia degustan de la fusión de la comida tradicional de estas fechas con la típica de la región, el chivo, la gallina criolla y los tamales bien son disfrutados con los buñuelos y la natilla.

La gente acostumbra a compartir los platos y trago, y a las 12:00 p.m. todos se funden en un fuerte abrazo para recibir juntos el año nuevo.

En otras ciudades como Montería sus habitantes disfrutan por estos días uno de los grandes regalos que la naturaleza les deja a los monterianos: la subienda de bocachico.

La llegada del año nuevo trae consigo ingredientes gastronómicos en Córdoba.

El primero de enero, cuando miles de familias están reunidas tras una noche de parranda de despedida del año viejo, el plato fuerte es el sancocho de bocachico sinuano, típico de la región.

El criollo menú es recomendado por las expertas en la sazón para enfrentar el guayabo decembrino. Por estos días se presenta en las riberas del río Sinú una subienda de pescado bocachico, debido a la reducción en la corriente del afluente, lo que abarata los costos y aumenta el consumo.

Un pescado con peso aproximado de dos kilos cuesta, por estos días de subienda, cuatro mil pesos en las plazas de mercado de Montería, Cereté, San Pelayo, Tierralta y Lorica.

Por último, los guajiros también festejan la despedida de año pero contrario a las grandes ciudades, donde la gente se reúne en clubes y en sitios de gran concentración de público para celebrar al ritmo de grandes orquestas el año nuevo.

Aquí se reúnen en sus hogares para la cena familiar y elevar sus plegarias por el nuevo año.

Leonardo Herrera Delghams y Corresponsales Caribe

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.