Editorial: La muerte de tercera de la Cres

Editorial: La muerte de tercera de la Cres

18 de diciembre 2012 , 11:22 p. m.

Silenciosamente y vía decreto, el Gobierno ordenó la liquidación, el 10 de diciembre y de un plumazo, de la que ha debido ser la cabeza de la regulación estricta que tanta falta le hace al sistema de salud: la Comisión de Regulación en Salud (Cres).

A estas alturas, sin embargo, cuesta decir qué resulta más grave, si que el país carezca de un ente regulador o que su desaparición no haya generado reacciones ni voces en contra. Ni siquiera la de sus mismos integrantes.

Lo ocurrido puede tener varias interpretaciones: o la Cres nació como una entidad inocua, o la misma crisis del sistema que debía atenuar terminó llevándosela por delante. Lo cierto es que, hoy, Colombia no tiene una autoridad autónoma e independiente al frente del sector, y eso es muy grave.

La Comisión no nació con muy buena estrella. Fue creada por la Ley 1122, del 2007, una fallida reforma del sistema de salud, que la incluyó en su articulado como herramienta válida para enfrentar efectivamente hasta los problemas más apremiantes de la salud.

No obstante, la Cres no solo empezó a funcionar tarde, el 26 de mayo del 2009, sino también con una enorme debilidad, que no superó nunca, pese a haber desplazado a un rincón al Consejo Nacional de Seguridad Social en Salud (CNSSS), que en ese momento era el ente rector del sistema.

En el papel -y en la realidad-, las funciones de la Cres eran de una enorme importancia, lo cual explica la gran expectativa con la que fue recibida. Entre ellas, no solo se contaban la definición y la actualización permanente de los planes obligatorios de salud (nada más ni nada menos que el listado de servicios a los que tiene derecho la gente); también tenía la responsabilidad de calcular cuánto paga el sistema por la salud de cada colombiano afiliado al año (cálculo de la UPC), la fijación de pisos tarifarios, la referenciación de los tiempos y pagos de incapacidades, licencias y copagos, y la presentación de proyectos de solución de problemas generales al Legislativo y al Gobierno, solo para mencionar algunas tareas. En otras palabras, la Comisión era un ente regulador.

Esta, sin embargo, acabó asfixiada por sus propias limitaciones, como el bajo perfil de sus comisionados, que no lograron hacerles contrapeso a los dos ministros que hacían parte de sus directivas y que, como es lógico, acabaron influyendo en su actuar y en sus decisiones.

La Comisión, no obstante, sacó adelante las primeras actualizaciones del POS y los primeros estudios actuariales para el cálculo de la UPC, y prestó su concurso en el proceso de unificación de los planes de beneficios. Eso hay que reconocerlo. Más allá de ello, su presencia fue débil.

Esto no quiere decir, sin embargo, que el país no necesite un ente regulador autónomo e independiente para el sector, sobre todo en momentos de crisis. El Ministerio de Salud, que recibió, también por decreto, las funciones de la Cres, no puede fungir como ente regulador. Esa sería una contradicción.

Ojalá el Gobierno entienda que la resolución de la crisis del sistema también cruza por la acción decidida de un ente regulador. Liquidada la Comisión, habría que darle una segunda mirada al CNSSS, que aún respira.

Con el fortalecimiento conceptual y estructural, con la autonomía necesaria y los ajustes hechos a partir de la fallida experiencia, este Consejo podría llenar ese vacío, pero cabe esperar que, si la decisión es otra, no se le den largas; debe concretarse como una medida principalísima dentro de las muchas urgentes que reclama el país para enderezar un sistema de salud que no aguanta más plazos.

editorial@eltiempo.com.co

 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.