Carta de fin de año para el alcalde Petro

Carta de fin de año para el alcalde Petro

notitle
18 de diciembre 2012 , 06:14 p. m.

Señor Alcalde: hace quince días expresaba en esta columna mi alegría por la noticia de los centros hospitalarios amigables con los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres. También nos alegran y estamos a la expectativa de otras decisiones orientadas a cumplir los propósitos de una Bogotá Humana.

Bien sabe usted que consolidar la democracia pasa por el reconocimiento de las mujeres como ciudadanas plenas, partícipes y presentes en las decisiones y rumbos de la ciudad.

Hoy, a pocos días de la puesta en funcionamiento de la Secretaría Distrital de las Mujeres, nos preocupa que la Secretaría de Integración Social haya decidido acabar con las organizaciones sociales que desarrollan el Programa Casas Vecinales, sin que se hubiesen realizado procesos de consulta y concertación con las mujeres que las integran.

Ellas han enfrentado la pobreza y la exclusión desarrollando durante más de 30 años experiencias creativas de trabajo comunitario orientado al cuidado integral de la población infantil.
Las razones para esta decisión -publicadas en el Comunicado de Prensa No. 113 del pasado 13 de diciembre- son inaceptables y nos generan profundos sentimientos de indignación porque desconocen a las mujeres como interlocutoras válidas.

Al ignorar sus aportes a la innovación pedagógica, a la economía del cuidado y al bienestar integral de la infancia, desconocen a las mujeres de sectores populares como sujetas políticas y como gestoras de nuevas formas organizativas para hacer frente a la segregación social.

Son más de 2.500 mujeres que trabajan con 12.700 niños y niñas menores de 5 años en las localidades de Ciudad Bolívar, Usme, Bosa, Suba, San Cristóbal, Kennedy, Rafael Uribe Uribe, Usaquén, Chapinero, Santa Fe, Fontibón y Tunjuelito. Con ellas hemos aprendido a ejercer ciudadanías.

Con el argumento de "crear las condiciones para llegar a la laboralización", vincularlas a la planta de personal de la Secretaría Distrital de Integración Social e incrementar sus ingresos, las convocan a presentar sus hojas de vida y someterse a procesos de selección para desempeñar un cargo que ya están desempeñando.

Tendrán que competir no solo entre ellas, sino con una amplia población desempleada, sin considerar sus experiencias acumuladas; los lazos de solidaridad construidos durante tantos años haciendo frente a múltiples obstáculos estructurales y culturales se diluirán paulatinamente, y la ciudad perderá una invaluable práctica de intercambio de saberes.

Señor Alcalde, un gobierno progresista como el que usted impulsa requiere contar con las voces de las mujeres para tomar decisiones. El optimismo que nos acompaña por la vindicación de la salud y la vida de las mujeres nos permite decirle hoy que las educadoras comunitarias tienen sólidas propuestas que usted necesita escuchar y que con seguridad aportarán de manera significativa en la reducción de la segregación y de la discriminación y en el fortalecimiento de lo público, asignando valor a la acción colectiva de las mujeres.

Faltan 12 días para terminar su primer año de gobierno y nuestros buenos deseos lo acompañan en esta Bogotá Humana que todas y todos merecemos.

Florence Thomas, Coordinadora del Grupo Mujer y Sociedad

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.