Exceso de amigos / Opinión

Exceso de amigos / Opinión

Mauricio Vargas dice que Santos debería tomar medidas sobre funcionarios vinculados a InterBolsa.

17 de diciembre 2012 , 11:36 a. m.

En medio del lío por el fallo de La Haya y del entierro de tercera que casi recibe la reforma tributaria en el Congreso, el presidente Juan Manuel Santos y su ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, han olvidado adoptar medidas para proteger al Gobierno en el caso de InterBolsa. Desde que este escándalo, cuyas pérdidas la revista Semana calcula en más de 500 millones de dólares (y la cuenta va subiendo), salió a la luz pública, cada día asoman estremecedoras revelaciones, como las que viene haciendo la Unidad Investigativa de EL TIEMPO, que indican que el asunto va mucho más allá de una crisis de iliquidez, como lo calificara Santos hace poco.

En lo penal, la Fiscalía alista decisiones contra algunos de los protagonistas, así como en lo disciplinario –en lo que tiene que ver con la actuación de altos funcionarios del Gobierno–, la Procuraduría prepara lo suyo. Pero Santos y Cárdenas no deben esperar. El Presidente tiene que demostrar en este caso que eso de que no quiere ser recordado como defensor de los ricos es en serio. La severidad con que en el pasado se pronunció en casos como los de la Dian o la salud, que no involucraban a personajes de los cocteles, contrasta con cierta timidez en el tema de InterBolsa, que sí los involucra.

Esto no puede seguir. Primero, porque la campaña de Santos a la Presidencia recibió 100 millones de pesos de aportes de algunos de los socios de la comisionista, lo que despierta suspicacias, si se quiere injustas, pero suspicacias al fin. Y segundo, porque desde el inicio de esta Administración, llegaron a cargos claves del equipo económico figuras con pasado en InterBolsa: el entonces ministro de Hacienda, Juan Carlos Echeverry, que había estado en la junta de la compañía meses antes, y su viceministro, Germán Arce, entre otros. Echeverry se declaró impedido para los temas de InterBolsa, aunque ese impedimento solo entró a operar cuando él llevaba casi once meses en el Ministerio.

Arce explicó que su relación con InterBolsa databa del 2004. Lo que no dijo es que, seis meses después de llegar al viceministerio, designó a Juan Manuel Quintero subdirector de financiamiento interno y relación con inversionistas del Minhacienda. Quintero asumió en febrero del 2011, dos meses después de dejar su cargo como gerente de negocios internacionales en InterBolsa Brasil. “La función principal de esta posición (en el Ministerio) es definir, estructurar e implementar la estrategia de colocación de deuda pública interna del Gobierno”, dice el perfil de Quintero, que este viernes consulté en LinkedIn. El mayor colocador de esa deuda interna era, en esos momentos, InterBolsa. Tengo excelentes referencias de Quintero como profesional, pero el asunto no pinta bien. Hay exceso de amigos de InterBolsa en el Gobierno, algo que Santos y Cárdenas deberían examinar. Hay que recordar que Frank Pearl, uno de los funcionarios que integran la comisión negociadora en La Habana, intentó conseguir ayuda de un importante banco para InterBolsa, en las horas previas a la intervención de la firma, un asunto sobre el cual ni Pearl ni el Gobierno se han pronunciado.

Un poco diferente es el caso del superintendente de Sociedades, Luis Guillermo Vélez, cuyos vínculos sociales y de amistad con accionistas de InterBolsa reveló con detalle la revista Dinero. La tarea de Vélez ha merecido elogios, pero, de nuevo, no tiene la mejor presentación que el funcionario cuyos subalternos se encargan de la intervención societaria del grupo InterBolsa tenga varios nexos con los dueños de esa compañía. Apartarse del caso sería más elegante, para que el Gobierno nombre un superintendente ad hoc. Si Santos y Cárdenas no ponen tierra entre ellos y el profundo y escandaloso océano del caso InterBolsa, la marea puede empezar a mojarles los tobillos.

Mauricio Vargas
mvargaslina@hotmail.com

 

 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.