Arte para sanar el dolor del barrio Cervantes de Manizales

Arte para sanar el dolor del barrio Cervantes de Manizales

La comunidad del barrio hizo parte de un video para cerrar el capítulo de la tragedia invernal.

17 de diciembre 2012 , 08:41 a. m.

Mientras Wilson Castrillón vuelve a ver el video en el que actuó  junto a sus compañeros del barrio Cervantes, recuerda el día que marcó a su comunidad para siempre, pero esta vez, él tiene otra mirada frente a la tragedia del 5 de noviembre del año pasado, cuando un alud de tierra sepultó 48 vidas.

Historias de luz y sombra es el nombre del cortometraje de 14 minutos que protagonizaron cinco jóvenes, una madre de familia y un grupo de vecinos del barrio, quienes se unieron al proyecto que el departamento de Artes Escénicas de la Universidad de Caldas les presentó para que hicieran parte de una iniciativa artística.

El video se enmarca en el proyecto Desastres y costuras, del grupo de investigación Teatro, Cultura y Sociedad. "Nuestra meta era que las actividades tuvieran un componente curativo, y qué mejor forma que a través del arte", dijo la productora del video y profesora de artes escénicas de la institución, Liliana Hurtado Sáenz.

Durante el primer semestre de este año, cerca de treinta jóvenes y niños de Cervantes asistieron a los talleres de dramaturgia, técnica vocal, expresión corporal y manipulación de objetos que les dictaron los profesores de la Universidad.

A través de sus propios recuerdos, miedos y frustraciones, ellos fueron dándole vida a un guión que representaba una forma de cerrar el capítulo de la tragedia, pero, como dice Castrillón, sin olvidar.

"A mí no me gusta olvidarme de las cosas, y, aunque a muchas personas les haya disgustado que volviéramos a remover ese dolor, era necesario", dijo Castrillón, y explicó que aunque ninguno de los que actuaron en el corto perdió un familiar directamente, sí perdieron amigos, vecinos y personas que conocían de muchos años atrás.

La historia comienza en silencio, con un plano general de Cervantes; luego, la premonición de una madre preocupada, el sonido de la lluvia y las imágenes oscuras, anticipan lo que está apunto de suceder. Mientras tanto, una joven que conversa por teléfono con su novio escucha un fuerte estruendo; la comunicación se corta, la pantalla se fragmenta, poco a poco con unas grietas, y el silencio vuelve.

Los noticieros dan cuenta de un derrumbe que ocurrió en el lugar; y debajo de una de tantas casas sepultadas, un joven se pregunta por qué no puede ver su foto, aún no sabe que murió.

Entre los escombros, apresurado y alterado, un soldado busca un rastro que lo lleve a su novia; con fortuna, la encuentra con vida. Al final, una lluvia de flores cubre el terreno en el que antes vivieron las 48 víctimas, y la comunidad sonríe mientras mira hacia el cielo.

"Con el video buscábamos que en Cervantes sintieran que no estaban solos, y que la academia y el arte también los acompañan", señaló Hurtado, y agregó que una de las frases que más le marcaron en este trabajo, fue la que le dijo una vecina del barrio: "Es que ese día no se murieron 48 familias sino una, porque nosotros somos una sola familia". "Todavía lo recuerdo y me estremezco", agregó.

Para Sergio Alzate, otro de los actores, "fue bueno recordar lo que pasó, pero con una especia de final feliz, porque no hay dolor".

*El video en youtube es Cervantes: historias de luz y sombra

Mónica Arango Arango

Corresponsal de EL TIEMPO

Manizales

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.