Oportunidad histórica / Opinión

Oportunidad histórica / Opinión

"Hay una inflación controlada, en niveles cercanos al 3 por ciento".

16 de diciembre 2012 , 10:29 p. m.

La economía colombiana está en un gran momento: el crecimiento es cercano a su potencial de 4,8 por ciento; la tasa de desempleo es la más baja de los últimos 15 años como resultado de los 2,6 millones de empleos creados durante esta administración, mientras que la tasa de inversión es 29,2 por ciento del PIB, lo que nos pone en los niveles de Asia.

El manejo de la economía se ha traducido en unas finanzas públicas equilibradas y una inflación controlada, en niveles cercanos a 3 por ciento. Nuestra economía es motivo de reconocimiento internacional, tal y como lo expresó la señora Lagarde, directora del FMI, en su reciente visita al país.

Consolidamos la estabilidad macroeconómica, pilar fundamental de la prosperidad. El reto ahora es escalar un peldaño más en el camino hacia el desarrollo. Para ello, es necesario reducir más rápidamente las brechas sociales y económicas entre ricos y pobres. Esto se logra dotando al Estado con una mayor capacidad redistributiva. Pero principalmente la desigualdad disminuye cuando hay más oportunidades de empleos bien remunerados, en el sector moderno de la economía.

Tributación progresiva

Estas son las razones que nos han llevado a proponer una reforma tributaria. Por primera vez en décadas la reforma no está orientada a recaudar más impuestos. Por el contrario, lo que busca es que la tributación tenga un carácter progresivo. Esto es, quien tiene más que pague más. Hoy nuestros impuestos no contribuyen a reducir la desigualdad, sino que más bien la perpetúan.

La reforma busca reducir los impuestos sobre el empleo y sustituirlos por impuestos a las utilidades de las empresas. Este es otro factor de equidad, pues dejarán de pagar las pequeñas y medianas empresas que con gran esfuerzo generan empleo en sectores como la industria y la agricultura. Gravar las utilidades y no el empleo es una de las grandes consignas de esta reforma.

Muchos se preocupan, con responsabilidad, por la situación del Sena, el ICBF y la salud. La reforma reemplaza los impuestos a la nómina para los trabajadores del sector privado que devenguen menos de 10 salarios mínimos, con un nuevo impuesto a las utilidades, llamado el Cree, también de destinación específica. Al final les llegarán a estas entidades y a la salud más recursos que los que tienen hoy. La razón es simple: desde 1998 el impuesto a las utilidades ha crecido en promedio 7 por ciento por encima de la inflación, mientras que los impuestos a la nómina solo lo han hecho al 4 por ciento. Para dar más garantías la reforma introduce un piso legal: los recursos del ICBF y del Sena no podrán ser inferiores al presupuesto aprobado para 2013, ajustado año a año a una tasa de inflación más 2 por ciento.

Simplificación del IVA

Otra innovación de la reforma es la introducción al país de un impuesto mínimo y progresivo para las personas naturales, denominado Imán. Para quienes ganen menos de 3,7 millones de pesos al mes no aplicará este impuesto y se eliminará por completo la retención en la fuente. Solo quienes ganan más de $ 10 millones, apenas 92.000 trabajadores, verán incrementado su impuesto buscando con mesura una mayor solidaridad.

Finalmente, la reforma introduce una simplificación de la estructura del IVA, reduciendo el número de tarifas de 7 a 3. La reforma beneficia al agro de manera significativa con la eliminación o disminución del IVA de una gran cantidad de insumos que se utilizan en este sector. También reduce el IVA de la medicina prepagada del 10 al 5 por ciento, beneficiando a 5 millones de personas que utilizan este servicio. Y, teniendo en cuenta la coyuntura actual, la reforma beneficia al archipiélago de San Andrés y Providencia, con una exención de impuestos para las empresas que inviertan allí.

Con esta reforma, pensada para el beneficio de los colombianos, generaremos entre 400.000 y 1 millón de empleos y dejaremos de ser el segundo país más desigual de la región. Esta debe ser la motivación fundamental del Congreso para aprobar este proyecto.

MAURICIO CÁRDENAS
Ministro de Hacienda

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.