Caos sigue en la troncal de carrera 10a.

Caos sigue en la troncal de carrera 10a.

Peatones, taxis y ciclistas imprudentes abundan en la ruta de TransMilenio.

notitle
16 de diciembre 2012 , 10:11 p. m.

A poco más de tres meses de iniciada la operación de TransMilenio por la carrera 10a., el tráfico y el orden social son más que difíciles en su paso por el centro de la ciudad.

Esa vía con tres carriles, dos de estos para tráfico mixto y uno exclusivo para TransMilenio, puede ser la más lenta de Bogotá. Filas de buses que se prolongan por más de cinco cuadras y apenas sí avanzan son lo común en ese corredor. El ruido de los pitos y el smog agudizan el caos.

Agregado a eso, abundan los taxis que ocupan el carril de los 23 buses articulados de la troncal, intentando salir del trancón. La situación se complica porque la acción de la Policía de Tránsito, durante los recorridos que hizo EL TIEMPO, es mínima para sancionar a los infractores.

Todo esto se presenta, más que en otros puntos, desde la calle 24 hasta la estación Hospitales, en la calle 1a. De Hospitales hacia el sur, hasta llegar al portal 20 de Julio, retorna el orden.

“Una vez implementado el Sistema Integrado de Transporte Público –dentro de 20 meses– el caos en la 10a. será resuelto. Le solicitaremos a la Policía más colaboración para controlar a los infractores e imprudentes”, indicó Juan Carlos Abreu, director de control y seguridad de la Secretaría de Movilidad.

Ciclistas y peatones

Cuando no son los carros los que generan el desorden, son los peatones y ciclistas quienes se ponen en riesgo. Es común ver caminantes y bicicletas transitando por la zona exterior de las estaciones o aun por los carriles de los articulados, y cuando estos se aproximan tienen que correr o pedalear al máximo para no quedar bajo las llantas de los buses rojos.

Aunque es evidente la falta de civismo, nadie hace ni dice nada para reconvenir esas imprudencias.

Los policías auxiliares, estación por estación, observan sin inmutarse todas las irregularidades.

“En cuanto a la seguridad, ha estado bien, pero en la noche es peligroso porque hay mucho indigente; se pone peligroso”, dijo Ana Morales, trabajadora de un almacén entre las calles 12 y 13.

En relación con las estaciones San Victorino y Bicentenario –únicas que faltan por entrar en funcionamiento–, el Instituto de Desarrollo Urbano señaló que la primera está en revisión final por parte de TransMilenio, mientras que de la otra aún no se tiene una fecha exacta de apertura. 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.