Amenazada y sin puesto, exfiscal de caso Chiquita Brands

Amenazada y sin puesto, exfiscal de caso Chiquita Brands

Alicia Domínguez recaudó la evidencia de nexos de bananera con 'paras', pero fue sacada de Fiscalía.

notitle
15 de diciembre 2012 , 10:10 p.m.

Por las manos de la fiscal 29 especializada de Medellín Alicia Domínguez han pasado parte de los expedientes más sensibles sobre paramilitarismo y guerrilla en Antioquia.

Ella probó los nexos del caballista Santiago Gallón con las autodefensas, condenó por paramilitarismo al empresario Héctor Restrepo, alias ‘Perraloca’, y obtuvo un reconocimiento por participar en el sometimiento de la jefa de las Farc alias ‘Karina’.

Conocida por su mano de hierro, también fue testigo contra el exfiscal Guillermo Valencia Cossio y enfrentó señalamientos por, supuestamente, dejar libre al ‘para’ alias ‘Kenner’. Pero hace tres años su despacho fue suprimido y, por segunda vez, le quitaron el expediente que cursaba contra ejecutivos de la multinacional Chiquita por presunto patrocinio a ‘paras’, y que acaba de ser revivido por orden de la cúpula de la Fiscalía. Domínguez, víctima de un atentado y en licencia por estrés postraumático, habló con EL TIEMPO.

¿Cuándo y cómo se inició el proceso contra Chiquita?

La prueba se empezó a recaudar en 2005 por un anónimo recibido en la Dian que luego pasó al CTI. Allí se alertaba que las Auc eran financiadas por empresarios de Urabá: 3 centavos de dólar por cada caja de banano exportada y los ganaderos daban 10.000 pesos por hectárea.

¿Qué evidencia encontró?

Varias. La más importante es que los jefes ‘paras’ confirmaron el tema. Escuché, bajo juramento y antes de ser extraditados, a Salvatore Mancuso, a ‘Jorge 40’ y a Éver Veloza, ‘HH’. Y a alias el ‘Alemán’ y a Raúl Hasbún, que siguen acá. Los investigadores tardaron 18 meses en establecer que el ‘para’ ‘Pedro Bonito’ era el mismo Hasbún, de familia bananera. Y desde EE. UU., ‘Gordo Pepe’, quien manejaba la agenda a la casa Castaño, me habló sobre las reuniones en hoteles de Medellín con los empresarios. Aquí no se está inventando nada.

¿Solo hablan bandidos?

No. Hay testimonios de trabajadores de las bananeras, documentos y libros contables. De ese proceso se derivó el de la Convivir Papagayo, donde directivos admitieron que recaudaban los aportes y fueron condenados. Entre ellos, un exsargento de la Brigada 17 que representaba a una de esas convivir. ‘HH’ dijo que él entraba a esa brigada con escoltas y de camuflado.

¿Tuvo acceso al proceso en EE. UU. en el que condenaron a Chiquita por financiar ‘paras’?

Sí. Fue multada con 28 millones de dólares. El fiscal Taylor dice que, de 1997 a 2004, a través de Banadex, giró a las Auc 1,7 millones de dólares.

Si las pruebas eran sólidas, ¿por qué el caso no avanzó?

Me apartaron dos veces. La primera vez me lo devolvieron porque no avanzó en la de delegada ante la Corte. Ahí fue cuando viajé a EE. UU. a indagar a los representantes de Chiquita, todos extranjeros. Me aceptaron que primero financiaron guerrilla y luego a las Auc, pero dijeron que eran extorsionados. Aun así se quedaron en Urabá.

¿Después del viaje la sacaron?

Sí. Recibí información dentro de la Fiscalía de que no se podía poner en peligro la economía del país.

Y suprimieron su despacho...

Sí. Llevaba 15 años como fiscal especializada y aun así me retiraron y repartieron mis procesos. Luego, por orden de un fallo de tutela, la fiscal Vivian Morales ordenó mi reintegro y el de otros fiscales, pero el mío nunca se cumplió ni se cumplirá. El estrés que manejé, por los atentados y por el trato que recibí en la institución, dañaron mi salud. Y ahora supe que un ‘para’ confesó que hubo un nuevo plan para matarme. Tengo protección gracias a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

¿Ese caso le costó su salida?

Es difícil de analizar y decir por qué me relegaron. Uno no sabe calcular hasta dónde puede llegar, no la Fiscalía sino quienes la administraron.

¿Pesó su enfrentamiento con su exjefe Valencia Cossio?

Como ustedes lo denunciaron, él me exigió que Liceth Mira Álvarez –exfiscal única de Urabá– asumiera la defensa de exdirectivos de Papagayo. Pero no acepté porque ella estaba impedida, y así lo confirmaron varios tribunales. Y ahora, la cúpula de la Fiscalía confirma que sí hay evidencia para reabrir el caso Chiquita.

¿Maleta clonada?

Cuando viajé a tomar declaraciones a los directivos de Chiquita, me aplazaron el vuelo a Washington por mal clima. Decidí ir por Nueva York y me llegó una maleta idéntica pero sin el proceso y se borró el archivo en el PC. La diligencia la enfrenté con lo tenía en la cabeza. Dijeron que la maleta se habían ido a otro país. Investigadores dicen que me la clonaron.

UNIDAD INVESTIGATIVA
u.investigativa@eltiempo.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.