ANI, en aprietos por anulación del contrato doble calzada a Girardot

ANI, en aprietos por anulación del contrato doble calzada a Girardot

Tribunal dice que se favoreció a los Nule y ordena indemnizar a contratista descalificado.

12 de diciembre 2012 , 09:51 p. m.

La construcción de la doble calzada Bogotá-Girardot, uno de los proyectos viales clave para el país pero a la vez uno de los más demorados -pues completa ocho años en ejecución-, tuvo un nuevo revés que le generará a la Nación un detrimento patrimonial superior a los 59.000 millones de pesos. (Lea también: Apelarían fallo que tumbó contrato de calzada a Girardot)

El Tribunal Administrativo de Cundinamarca declaró la nulidad total de ese contrato, firmado en julio del 2004 entre el Instituto Nacional de Concesiones (Inco) y la Concesión Autopista Bogotá-Girardot S. A., cuyo representante legal era el empresario Guido Alberto Nule Marino, hoy preso por el escándalo del 'carrusel' de los contratos.

El alto tribunal señaló que hubo "desviación de poder", por la que pidió investigar penal y disciplinariamente al entonces ministro de Transporte, Andrés Uriel Gallego, y a Juan Manuel Martínez Paz, quien manejó esas licitaciones y hoy es la cabeza de la banca de inversión Bonus, encargada de seleccionar al contratista que hará las obras de recuperación de la navegabilidad del río Magdalena y manejará su operación durante 10 años.

Según el tribunal, esos funcionarios "realizaron múltiples maniobras para desvirtuar la experiencia" del Consorcio Sumapaz -cuyo representante es el contratista Mario Huertas Cotes-, que competía con los Nule y que demandó el proceso.

Por el mismo contrato están enredados el exalcalde de Bogotá Samuel Moreno y su hermano el senador Iván Moreno, además de los primos Miguel, Manuel y Guido Nule y su socio Mauricio Galofre. Todos ellos se encuentra hoy en prisión.

El tribunal sostiene además que "el Instituto Nacional de Concesiones vulneró los principios de transparencia, responsabilidad y selección objetiva", y que aunque el exministro Gallego, cuyo nombre ha sido mencionado en varios escándalos de los Nule, pidió referencias en Venezuela del Consorcio Sumapaz, no tuvo en cuenta esa información en la adjudicación.

"Evidentemente, la actuación del Inco y del ministro de Transporte (Andrés Uriel Gallego) se encaminaron al favorecimiento del hoy contratista", se lee en el fallo, que puede ser apelado ante el Consejo de Estado.

Según la providencia, la empresa que debió ganar la licitación fue el Consorcio Sumapaz, pero quedó de segundo en la calificación hecha por el Estado, porque no se tuvieron en cuenta los documentos que acreditaban su experiencia en la construcción de túneles, parámetro que fue definitivo para que el grupo Nule se quedara con el millonario contrato (con las adiciones, la obra ya superó el billón de pesos).

Los magistrados ordenaron que el Estado pague una indemnización correspondiente a las ganancias que habría dejado el negocio, calculadas en 59.000 millones de pesos.

REDACCIÓN JUSTICIA.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.