La 'recordmanía' de Messi

La 'recordmanía' de Messi

Luego de superar el registro de Gerd Müller, el argentino se acerca a romper tres récords más.

notitle
10 de diciembre 2012 , 02:44 p. m.

Cuatro días habían pasado de verlo en el suelo frente a Benfica. Los gestos de dolor dejaban en suspenso a la sociedad futbolística. Aliviado, después de una contusión que lo había preocupado más de la cuenta y que pensó que lo sacaba de la cancha, volvió a escena. Él, que tiene el don de hacer terrenal lo que el resto de los vivientes ven como imposible, apareció para ir por más récords.

Y casi siempre pasa. Sus compañeros lo buscan permanentemente y lo ayudan en su empresa. Si bien su jugada característica sigue siendo el arranque desde la banda derecha hacia el centro para limpiar el camino a pura velocidad, arremolinar defensores, casi siempre termina igual... con la definición de zurda.

Después de 40 años, el alemán Gerd Müller se convirtió en un invitado más en esta película repleta de marcas vencidas. Lo alcanzó y lo superó. Los 85 tantos de 1972 quedaron atrás. Los tiempos han cambiado, es cierto, tanto como Lionel Messi ha cambiado este juego. Llegó a 86 en el 2012, todavía le quedan tres partidos más. Ya es el jugador con más goles en un año, y pueden ser más.

Tiene 25 años y mucho camino por recorrer. Y siempre un capítulo más por escribir. Páginas en blanco que cada día se escriben con letras (y números) dorados. De esos que desparraman sus goles, todos de impecable terminación, como el segundo que le marcó al Betis el domingo pasado, después de una gran combinación con Andrés Iniesta.

El 'crack' aclamado por el planeta fútbol fue decisivo en el ajustado triunfo sobre Betis por 2 a 1 que logró Barcelona, que estableció otra marca y se convirtió en el elenco de mejor arranque en la historia de la liga española, con 14 victorias y un empate en 15 presentaciones.

Messi no solo anotó los goles con sendos remates con su zurda endiablada, a los 15 y 24 minutos de la primera parte, sino que también se erigió en el centro del funcionamiento Barcelona.
"Yo estaba tranquilo, lo rompí para que no se hable más del récord", expresó Messi, apenas terminado el encuentro en el estadio Benito Villamarín, en Sevilla, y soltó una carcajada en la zona mixta, ante un ejército de periodistas que imploraban por alguna declaración.

"Estoy contento por poder jugar después del susto. Es una alegría, es un lindo récord. Quedan algunos partidos, espero convertir alguno más para intentar dejárselo un poco más difícil para el que viene", agregó la 'Pulga', de mejor semblante que hace unos días cuando tuvo que dejar el campo de juego por una fuerte contusión en la rodilla izquierda.

El técnico de Barcelona, Tito Vilanova, no se dejó llevar por las especulaciones. El número uno del fútbol mundial fue titular frente a Betis después del susto sufrido. Los malos augurios de 'Leo' -"en ese momento, pensé que no volvería a jugar en mucho tiempo", admitió- solo fueron eso. Y estaba otra vez para hacer de las suyas, como siempre, feliz y sonriente sobre el terreno de juego, listo para seguir haciendo historia.

El récord de 85 goles de Müller estaba en serio peligro. Fue un pase más de Iniesta a Messi que este convirtió en el tanto que igualaba los tantos del 'Bombardero' bávaro con Bayern Münich y Alemania. 'Leo' entró por medio de la nutrida defensa del Betis en una diagonal memorable que culminó con un tiro cruzado que fue imposible de atajar para Adrián en el 1-0.

Barcelona está lleno de buenos pasadores que lo encuentran con habilitaciones profundas y rasantes. Sin dudas, uno de ellos es Andrés Iniesta. Y el gol 192 de Messi en la Liga española tuvo mucho del volante que hace jugar al conjunto catalán. Messi se la pasó a Iniesta, el 'Cerebro' penetró en el área y se la devolvió de taco para que el rosarino conectara otro zurdazo que batió al desesperado arquero en el 2-0. El remate que hizo más grande a quien es el mejor jugador del mundo, a pesar de su juventud.

Messi estableció una nueva marca en una temporada y todavía le quedan tres partidos antes de fin de año (Córdoba, por la Copa del Rey, y Atlético de Madrid y Valladolid, por la Liga) para mejorarla.

Los 86 tantos llegaron en 66 partidos, lo que le da un promedio de 1,303 goles por encuentro. Además, el rosarino lleva 23 anotaciones en lo que va del campeonato (le saca siete de ventaja al colombiano Radamel Falcao García, de Atlético Madrid) y festejó en dos o más oportunidades en cinco encuentros consecutivos de Liga (otro récord que igualó, que le pertenecía a Telmo Zarra). Así tiene chances de ser considerado el mejor del mundo otra vez, con lo que se convertiría en el primero en ganar el Balón de Oro en cuatro oportunidades.

El 'crack', que ostenta 192 goles en la historia de la Liga de primera división (superó el registro de César Rodríguez, otro histórico anotador del equipo catalán), se mostró confiado en marcar algún tanto más, antes de que el 2012 concluya.

Messi elogió la disposición futbolística que mostró un Betis que inquietó bastante a Barcelona y lo exigió durante buena parte del cotejo. En la segunda mitad, empezó con una segunda baja inesperada. Carles Puyol, el capitán, dejó su lugar a Javier Mascherano por una serie de molestias que influían en el rendimiento defensivo del equipo catalán.

"Es difícil venir acá, siempre es así. Betis viene muy bien en la Liga. Es un equipo que juega muy bien", dijo el rosarino, en declaraciones a Radio Catalunya.

"Como muchas veces lo dije, no te da nada conseguir el récord, eso es muy lindo por lo que significa, pero más importante es la victoria que nos permite mantener esa distancia con los demás equipos, y eso es lo que vamos a buscar a cada cancha, ganar para seguir de esta manera", sentenció.

"Mi objetivo cuando arranca el año es poder conseguir todo otra vez a nivel de equipos, conseguir la Liga, la Champions, esa es la ilusión de todos, cada vez que arranco el año tengo esa idea", consideró.

Aún se intenta encuadrar a Messi en una posición fija en el andamiaje ofensivo, sea en Barcelona o en el seleccionado argentino. Se habla de organizador y definidor. Como nueve clásico o como 'falso nueve'. De enlace o de punta. Es, en definitiva, delantero.

Hace daño en los metros de la verdad. Es el jugador más desequilibrante del mundo. Gambetea, arremete y no lo pueden parar. Cada intervención suya le da un impacto al partido. Cuando agarra la pelota, todos intuyen que algo grande va a pasar. Y casi siempre pasa. Lo buscan permanentemente. Y hace goles... por eso no hay récord que se le resista. Así, aun viniendo de una semana difícil, se convirtió en el futbolista que más goles convirtió en un año. Imparable.

Goles, gritos, dedos índices para arriba, varios significados, los mismos laureles dorados. Eso valen las eléctricas definiciones de Messi. Sigue superando desafíos, marcas, objetivos. Uno tras otro como en una carrera que se queda sin obstáculos. Otro año va quedando atrás. Otro año que no se borrará de su memoria.

Las marcas que alcanzó

Estas son algunas de las marcas que batió, con apenas 25 años, Lionel Messi.

  • 86 goles en un año
    Supera los registros de Gerd Müller (85 en 1972) y de Pelé (75 en 1959). Le quedan partidos para mejorar su récord.
  • 192 goles en la Liga
    Con la camiseta de Barcelona, superó a César (190); también es el goleador histórico en partidos oficiales, con 283 (César tenía 235).
  • 50 goles en una Liga (2011/12)
    Lo siguen Cristiano Ronaldo (Real Madrid, 40 en 2010/11), Hugo Sánchez (Real Madrid, 38 en 1989/90) y Telmo Zarra (Bilbao, 38 en 1950/51).
  • 14 goles en 'Champions'
    Marcó en la temporada 2011/12. Comparte el primer lugar como máximo anotador en un torneo con José Altafini (1962/63, con Milan).

Los registros que amenaza

Estos son algunos de los récords que Messi podría alcanzar en los próximos años.

  • 251 tantos en la Liga
    Metió Telmo Zarra, histórico goleador de Bilbao en 279 partidos entre 1939 y 1955 (16 temporadas). Messi tiene 192 en 229 encuentros, con nueve temporadas jugadas.
  • 71 goles en 'Champions'
    Marcó Raúl, en el Real Madrid, artillero histórico del torneo (en 144 partidos). Lo siguen Van Nistelrooy (60 en 81), Shevchenko (59 en 116) y Messi (56 en 74).
  • 56 tantos en la selección argentina
    Hizo Gabriel Batistuta, el máximo anotador de la historia. Lo siguen Hernán Crespo (35), Diego Maradona (34) y Lionel Messi (31).

MARTÍN CASTILLA
LA NACIÓN (ARGENTINA)/ GDA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.