Géner García Molina, alias 'Jhon 40', el gran narco de las Farc

Géner García Molina, alias 'Jhon 40', el gran narco de las Farc

El comandante del frente 43 se convirtió en el gran narco de las Farc durante la zona de despeje.

notitle
04 de diciembre 2012 , 08:52 p.m.

Tiene 43 años y aunque estudió hasta quinto de primaria logró amasar una fortuna por cuenta del tráfico de droga. De hecho, sus lujos y excentricidades estuvieron al nivel de los capos de la droga del país.

Fue jefe del frente 16, en donde fue reemplazado por Tomás Medina Caracas, alias ‘el Negro Acacio’, considerado como otra de las fichas clave de la guerrilla en el negocio del narcotráfico.

En su momento, las autoridades señalaron que ‘John 40’ llegó a ser el guerrillero que más dinero aportaba a la guerrilla, por cuenta de manejar el negocio de la droga en los departamentos de Meta y Guaviare.

Llegó a mover 100 toneladas de cocaína al año. Su poder llegó hasta Bogotá, por cuenta de los movimientos de droga y dinero desde los laboratorios en los llanos.

En las Farc se hicieron famosas las orgías de trago y mujeres que se realizaban en sus campamentos.

En los festines no faltaba el whisky, el aguardiente ni los grupos de música norteña que interpretaban canciones alusivas al narcotráfico. Incluso, algunos temas eran cantados por '40'. Es más, en los caseríos bajo su influencia se hizo común escuchar un disco compacto grabado por él.

En septiembre del 2008 fue bombardeado por la Fuerza Aérea en Puerto Cachicamo, en Guaviare. En esa operación resultó herido y se incautaron sus computadores, que revelaron sus secretos y excesos. Fue degradado y enviado a una cárcel de las Farc. Su situación se agravó por una diabetes que lo tuvo al borde de la muerte.

En su contra hay varios procesos de extinción de dominio y la Fiscalía le ha quitado lujosos inmuebles en Puerto Toledo (Meta), el que se conoció en su momento como el pueblo de ‘John 40’.

Allí tenía discotecas y hasta un hotel con sauna, restaurante, licores internacionales y caletas en las paredes de los baños.

Se expropió una gallera, una discoteca, un supermercado, un billar y una droguería de ese caserío, ubicado en Puerto Rico (Meta).

REDACCIÓN JUSTICIA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.