Armas decomisadas a Farc y Eln se fundirán e irán a infraestructura

Armas decomisadas a Farc y Eln se fundirán e irán a infraestructura

En Sogamoso se funden 40.804 armas. Con el metal se fabricarán cimientos de escuelas y hospitales.

notitle
04 de diciembre 2012 , 05:42 p. m.

Las Fuerzas Militares de Colombia iniciaron este martes la fundición de 40.804 armas decomisadas durante la segunda mitad de este año a las guerrillas de las Farc y el Eln, así como a otros grupos armados al margen de la ley.
 
Esta fundición es la de mayor envergadura en los últimos años y por ese motivo el proceso se prolongará durante cuatro días en una siderurgia de Sogamoso, en Boyacá.
 
Se trata principalmente de armas largas, mayoritariamente fusiles de asalto tipo AK-47, utilizadas para los combates en la selva, así como revólveres y ametralladoras decomisadas a las bandas urbanas y sicarios, y otros artefactos de fabricación artesanal como morteros.

El jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Militares de Colombia, el general José Javier Pérez Mejía, explicó que los metales fundidos se utilizarán para "el desarrollo industrial y de la infraestructura de Colombia".

El acero y el hierro obtenidos en la Siderúrgica Nacional (Sidenal), empresa encargada de la fundición, serán empleados en la fabricación de varillas para cimientos y columnas de escuelas y hospitales.

Estas 40.804 armas, que fueron transportadas en once camiones y que comenzaron a destruirse en Sogamoso, se suman a las 33.955 que ya habían pasado por los hornos de fundición a lo largo de este año.

En total serían 74.759 las armas fundidas durante el 2012, lo que representa un aumento del 73,95 % respecto al año anterior, cuando se derritieron 42.976 unidades.

Pérez destacó el "gran esfuerzo por parte del Estado", ya que estos datos demuestran que aumentaron las incautaciones, y celebró que las armas destruidas "no van a dejar más muertos ni más huérfanos".
 
Un encargado del Almacén General de Armas Decomisadas explicó que las AK-47 obtenidas en el mercado negro proceden sobretodo de China y de los países que integraron la extinta Unión Soviética.
 
Estas armas, que entran a Colombia en contenedores por los puertos del Pacífico, son de fácil adquisición en el mercado negro a nivel mundial, baratas y con una gran capacidad de fuego, por eso son tan numerosas.

Una vez decomisadas a los grupos ilegales, las armas son enviadas al depósito del Comando General, donde pasan un proceso de auditoría e inventariado por parte del Departamento de Control y Comercio de Armas que dura entre tres y cuatro meses. Luego, estas armas son fundidas.
 
SOGAMOSO
EFE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.