Mancuso señala a primo suyo de ser jefe 'para' en Catatumbo

Mancuso señala a primo suyo de ser jefe 'para' en Catatumbo

Afirmó que Doménico Mancuso tenía nexos con militares y policías y manejaba el narcotráfico.

notitle
03 de diciembre 2012 , 09:24 p. m.

Doménico Antonio Mancuso Hoyos es un ganadero de Montería. Estudió en Chile, se entrenó en la escuela naval y en el Ejército. Es mono y alto. Su nombre no aparece en ningún registro de desmovilizados pero habría llegado a La Gabarra en el 2000 como un alto mando paramilitar que tenía la función de ‘pacificador’, –en medio de una pelea entre dos comandantes de la zona, ‘Camilo’ y ‘Marcos’. En cinco meses habría coordinado todo: incursiones, crímenes, narcotráfico. Luego, nadie lo volvió a ver.

Desde el 2009, después de que un puñado de paramilitares lo señaló en versiones ante la Fiscalía de Justicia y Paz como ‘Lucas’, ‘David’ o ‘Alejandro’, la verdadera identidad de este hombre, –que dicen tiene un gran parecido físico con el exjefe paramilitar Salvatore Mancuso–, se convirtió en uno de los mayores enigmas de la justicia.

“Se parecerá en lo mono pero no por lo alto. No tengo familiar con el alias de ‘Lucas’”, respondió Salvatore Mancuso en una versión a mediados de este año. Sin embargo, una de las verdades mejor guardadas del exjefe del Catatumbo se destapó el 12 de setiembre, cuando en una audiencia a puerta cerrada y advirtiendo que temía por su familia, Mancuso confesó que su primo hermano no solo había sido su enviado a Norte de Santander sino que es una especie de eslabón perdido en los nexos de las Auc con la Fuerza Pública.

“En la finca cinco tres en Tierralta (Córdoba), un sitio para reunión, el comandante Castaño me pidió ponernos en contacto con los generales. Doménico me estaba acompañando y me dijo que él conocía a una persona de confianza. A partir de ese momento lo vinculamos a ese tema del Catatumbo”, dijo Mancuso. La Fiscalía viene compulsando copias desde el 2009 a la Unidad Antimafia para que investigue, sin embargo, es la primera vez que se tiene certeza de la identidad de Mancuso Hoyos, quien además de manejar Ejército y Policía habría controlado los contactos con el DAS, a través de José Miguel Narváez.

“Hizo coordinación con militares para ingreso del bloque. Él, acompañado de ‘Pacho Casanare’, quien era un emisario de Carlos Castaño, hicieron el contacto con varios generales y coroneles. Hablaron con un general de apellido Roa (Mario Fernando), también con el general Martín Orlando Carreño (muerto), con el coronel Victor Hugo Matamoros y con el mayor Mauricio Llorente. También contactaron a un general (Alberto) Bravo Silva”, reveló el exjefe paramilitar.

‘Casanare’ –otro paramilitar desaparecido, que ha estado por años por fuera del radar de las autoridades– es “amigo muy cercano o pariente” del destituido general Mario Fernando Roa, con quien asegura se dio inicio a los contactos para entrar al Catatumbo. Después -dice-se habrían puesto de acuerdo hasta con el general Carreño, excomandante del Ejército en el Gobierno de Àlvaro Uribe.

Esta nueva versión, que está siendo investigada por las autoridades, entra a jugar dentro de las investigaciones contra los oficiales, varios de los cuales han sido absueltos por el cambio de versión de los testigos. El exjefe paramilitar, que renunció al principio de incriminar a su familia, aseguró que lleva mucho tiempo insistiendo a su primo, a través de sus abogados, para que responda ante la justicia.


Declaraciones acorralaron a Salvatore Mancuso

“Yo era escolta personal de alias ‘David'. Él llegó en diciembre del 1999 a la Gabarra, era encargado de manejo de la droga”. Este es uno de los testimonios de Jhony Manuel Blanco Fuentes, alias Tapón, que incriminan a Doménico Antonio Mancuso. La Fiscalía de Justicia y Paz le sigue la pista desde hace años a otras versiones como la de José Misael Valero, alias 'Soldado Valero', considerado testigo clave en varios procesos contra militares por nexos con 'paras'. Este dijo que alias 'Lucas' fue "el encargado de contactos con autoridades militares de policía y DAS en Cúcuta". Como ellos, muchos coinciden en lo mismo, "Era familiar de Mancuso, llegó en el 2000 y sólo lo volvimos a saber en Ralito después de la desmovilización. Era el coordinador del narcotráfico y ordenaba muertes en ese lugar".

“Yo lo instruí a él. Los dineros del narcotráfico no estaban cuadrando, no estaban reportando el dinero como era. A él se le pide que se encargue de ese grupo de personas que se encargan de recibir la base de coca y que venda la droga a los narcos. Se le pagaron 3 millones mensuales en efectivo”, aseguró su primo Salvatore Mancuso.

Según el exparamilitar, su primo entró a los paramilitares después de un atentado de la guerrilla contra su padre Emilio Pascual. “En el año 98, iba para su finca por San Pelayo, cuando la guerrilla de las Farc le hicieron un atentado. Milagrosamente se salvó y creo que capturaron a una gente. Hubo enfrentamientamiento con la Fuerza Pública”, dijo.

REDACCIÓN JUSTICIA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.