La mujer que defiende al Estado colombiano

La mujer que defiende al Estado colombiano

Adriana Guillén asumirá 300 nuevos nuevos casos que cursan en el Sistema Interamericano.

notitle
01 de diciembre 2012 , 09:55 p. m.

En medio dos trascendentales decisiones para Colombia en la Corte Interamericana de Derechos Humanos –la exclusión de seis falsas víctimas de Mapiripán y el fallo por el bombardeo a Santo Domingo (Arauca)–, Adriana Guillén, directora de la Agencia Jurídica de Defensa del Estado, revela que asumirá más de 300 casos que cursan en el Sistema Interamericano. Además, anuncia acciones para recuperar los dineros pagados a falsas víctimas.

La Corte Interamericana (CIDH) negó el recurso de revisión de la sentencia que pidió Colombia, pero sacó del fallo a las falsas víctimas. ¿Quién ganó y quién perdió con esta decisión sobre Mapiripán?

Ganó el Estado colombiano y ganó la Corte, y mucho. No me atrevo a decir quién perdió. Se logró lo que se quería, sacar de la condena a las falsas víctimas. Es un éxito de la defensa de Colombia en los estrados internacionales, y así tiene que verse, independientemente de cómo lo muestren. Si el Estado tiene que responder por fallas en la defensa de las víctimas, lo tiene que hacer; este Gobierno es el primero que saldrá a hacerlo. Pero si la responsabilidad no es de la envergadura que inicialmente se dijo, pues también lo asumiremos. Ahora, la Corte Interamericana actúa cuando la justicia de los países es ineficiente, y acá hay que reconocer que no solo ocurrieron los hechos de Mapiripán, sino que hay demoras. La masacre fue en 1997 y en el 2005 apenas estábamos en investigaciones, que aún siguen.

¿Debe cambiarse la estrategia de defensa en las cortes internacionales?

A la Agencia le habían dado la función de coordinar la defensa internacional de la Nación, pero no nos daban presupuesto para hacerlo ni la entera competencia para manejar la línea de defensa. Como no se sabía bien quién manejaba la línea, porque está trenzada, el Consejo Directivo de la Agencia definió que la defensa ante la CIDH y la Corte estará en cabeza nuestra. En el 2013 vamos a recibir 300 procesos y, donde sea procedente, buscaremos soluciones amistosas y autónomas.

¿Hacia dónde debe apuntar la reforma del Sistema Interamericano, que ha sido tan polémica?

Pienso que los Estados necesitan garantías frente a la Corte Interamericana. Garantías en tiempos, en recursos legales, en posibilidades. Es más, pienso que su vigencia dentro del contexto internacional exige repensar esos mecanismos, para que las partes –las víctimas y los Estados– tengan igualdad de procedimientos.

Hay seis falsas víctimas, pero el fallo dice que no se probó la mala fe de abogados. ¿Hay una pieza suelta de cómo esas personas llegaron a la Corte?

Yo escuchaba al Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo diciendo que todo esto fue culpa del Estado, por su falta de diligencia en el reconocimiento de las víctimas. Pero yo insisto en que el Estado fue diligente. No sé qué tanta responsabilidad les quepa a ellos y qué revisiones deban hacer para establecer a qué personas representan. Independientemente del resultado de las investigaciones penales, que le corresponden a la Fiscalía, esta situación a todos nos enseña, especialmente a la Corte, que hay que ser más cuidadosos.

¿Qué acciones van a emprender?

La resolución de la Corte nos deja la puerta bien abierta para que si hay más personas que en realidad no fueron víctimas puedan ser excluidas. También para que el Estado tome todas las acciones para perseguir a estas personas que se llevaron esas indemnizaciones. Acompañar al Ministerio de Defensa, que fue el comité interinstitucional que se designó para pagar las indemnizaciones. Pero más que recuperar lo que se pagó, haremos parte civil en las investigaciones penales para reclamar perjuicios, porque no es justo que por los falsos testimonios el Estado pierda credibilidad internacionalmente.

Pero si son víctimas de bajos recursos, que incluso aceptaron haber gastado el dinero…

Debe haber un precedente de parte del Estado para intentar recuperar esos dineros, independientemente de si se hace a través de acciones contra las falsas víctimas, así sean personas de bajos recursos, o contra sus representantes.

Pendientes de caso Santo Domingo

Aunque aún no se ha publicado oficialmente el sentido del fallo, fuentes le confirmaron a este diario la condena contra el Estado por el caso de la masacre de Santo Domingo, en Arauca, en la que murieron 17 personas, seis de las cuales eran niños. La Comisión Interamericana había pedido condenar a Colombia, porque considera probado que fue una bomba arrojada desde un helicóptero de la Fuerza Aérea la que provocó la tragedia, ocurrida en diciembre de 1998. Hay dos pilotos condenados.

johalv@eltiempo.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.