Los ciudadanos se hacen en clase: expertos

Los ciudadanos se hacen en clase: expertos

Intolerancia y violencia escolar son, en parte, resultado de la falta de formación en ciudadanía.

notitle
01 de diciembre 2012 , 06:47 p. m.

¿Cuál es la mejor manera de formar buenos ciudadanos? La pregunta vuelve a cobrar relevancia para el país y particularmente para el sistema educativo luego de que el Gobierno anunciara que el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) había otorgado a Colombia un crédito por 12 millones de dólares para desarrollar programas que cumplan precisamente con ese objetivo: formar en ciudadanía.

Se trata de una tarea compleja, frente a la cual Colombia está rezagada, toda vez que ha centrado la educación de los estudiantes en esta materia en aspectos como los derechos y los deberes, los principios básicos de la Constitución Política, los mecanismos electorales y el andamiaje del Estado, pero dejando de lado otros, como el respeto por el otro, el diálogo y la resolución de conflictos.

El académico argentino Carlos Cullen, experto en este tema y quien recientemente participó en el 'Foro nacional de educación, formar para la ciudadanía es educar para la paz', organizado por el Ministerio de Educación, insiste en que se trata de algo que va más allá de aprenderse la Constitución. "En los niños y jóvenes hay que fortalecer la capacidad de resolver conflictos por la vía del diálogo y de la argumentación de sus ideas", dice.

Y agrega: "Es indispensable que aprendan a respetar a los otros, a reconocer las diferencias, a llegar a consensos o disensos sobre la base de que todos piensan distinto y, especialmente, a entender el concepto de participar. La idea es empezar por el entorno más próximo: el aula de clase".

Primero, ser personas

En eso coincide Arne Carlsen, director del Instituto de Aprendizaje para la Vida, de la Unesco. "La escuela -señala- debe enseñar a los niños a ser personas y a convivir; no puede dedicarse solamente a transmitir conocimientos."

Cullen hace énfasis en que las sociedades que no forman en ciudadanía viven asediadas por problemas que, infortunadamente, se han vuelto cotidianos, como la intolerancia, la delincuencia y la violencia escolar.

Al respecto, Cristian Cox, decano de la Facultad de Educación de la Universidad Católica de Chile, sostiene que "no es tarde para empezar a poner en marcha el propósito de refundar una sociedad distinta".

Cox reconoce que la educación colombiana es fuerte en la enseñanza de reglas de convivencia simples, como no tirar papeles en espacios comunes, pedir el turno para hablar y construir buenas relaciones intergrupales; pero es débil en formación para vivir en sociedad con personas distintas y en la relación del individuo con la Constitución y la ley.

Según Cox, a eso se suma el hecho de que siete de cada diez docentes colombianos ignoran la pedagogía sobre formación ciudadana, lo que no permite que los estudiantes tengan una visión común de ese asunto.

Los expertos piden darle juego a la participación real, no a la simbólica. Y eso incluye ser capaces, desde la primera infancia, de contribuir a la creación de normas que rijan la vida social y la convivencia.

Cultivando la empatía

Un experto da claves sobre convivencia

En su libro 'Educación, convivencia y agresión escolar', Enrique Chaux ofrece las siguientes pautas:

Enséñeles a controlar y manejar sus emociones. Pídales a los niños que recuerden cuál fue el último episodio durante el que sintieron ira, qué hicieron y cómo creen ellos que debieron haberla manejado.

Cree un juego de roles que represente un conflicto y explore con los niños y jóvenes alternativas para manejarlos.

Plantee un problema y pídales encontrar soluciones basadas en razones sólidas.

También ayúdelos a considerar las consecuencias de sus actos.

Hay que cultivar en ellos el sentido de la empatía (es decir, la capacidad para sentir lo que otros sienten), que es fundamental para convivir pacíficamente: Ejemplo: "Marcela está muy triste porque se burlaron de ella. Si a ti te pasara eso, ¿cómo te sentirías?".

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.