Editorial: Más allá de dos inolvidables conciertos

Editorial: Más allá de dos inolvidables conciertos

30 de noviembre 2012 , 07:48 p. m.

Fueron extraordinarios los dos conciertos que dio la cantante Madonna en el estadio Atanasio Girardot, de Medellín, el miércoles y el jueves pasados. Dicho sea de paso, no sólo fueron un despliegue de todas las fortalezas del talento innegable de uno de los íconos de la música popular de finales del siglo XX (la artista, autora de canciones como Express Yourself, Vogue, Like a Prayer, demostró a sus 54 años por qué ha sido llamada la 'reina del pop'), sino que además probaron ser un modelo para la organización de un espectáculo de semejantes proporciones. Podría decirse, con toda la convicción del caso, que ha quedado más que demostrado que Medellín se ha convertido en un epicentro deportivo y cultural de Colombia.

"Deportivo", porque, desde marzo de este mismo año, el Comité Olímpico Colombiano, la Alcaldía de la ciudad y la Gobernación de Antioquia comenzaron a ponerse de acuerdo para impulsar -sobre la base de lo hecho para los Juegos Suramericanos del 2010- la candidatura de Medellín como sede de los Juegos Olímpicos de la Juventud 2018, y la idea fue bien recibida por el Comité Olímpico Internacional. Competirá frente a urbes tan importantes como Guadalajara, Glasgow, Buenos Aires, Ponzan y Rotterdam.

"Cultural", porque, como probó el montaje cuidadoso de los dos shows de Madonna, que trajeron para la capital antioqueña una serie de exitosos eventos paralelos, la unidad de las principales autoridades metropolitanas y el encendido anticipado del célebre alumbrado navideño, Medellín ha vuelto a probar que desde los tiempos del recientemente fallecido Leonel Estrada tiene muy clara su vocación de ser un escenario que no le teme a ninguno de sus retos, un sitio capaz de capitalizar en todos los sentidos -como sucedió a raíz del concierto de Madonna- la visita a la ciudad de más de 25.000 asistentes por cuenta de sus eventos culturales.
Puede que muchos de sus problemas estén aún pendientes por resolver, pero Medellín, como dijo el presidente Santos refiriéndose a los recitales de hace dos días, sin duda ha cruzado un umbral que durante mucho tiempo no consiguió atravesar. Hoy es el lugar del Viarte, del MAMM, del Museo Casa de la Memoria, de la Fiesta del Libro, del Teatro Lido restaurado. Hoy es también una noticia cultural.

editorial@eltiempo.com.co

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.