Huilo Huilo, una reserva natural con deportes extremos

Huilo Huilo, una reserva natural con deportes extremos

Esta reserva biológica de la selva patagónica de Chile también es un paraíso para descansar.

notitle
28 de noviembre 2012 , 08:59 p.m.

Ver la nieve no estaba en el plan inicial del recorrido por la reserva natural Huilo Huilo. Fue una coincidencia la que terminó dándonos la entrada a la montaña Mocho-Choshuenco, uno de los 1.500 volcanes de la cordillera de los Andes en Chile y que nos permitió disfrutar de la nieve en agosto.

El dueño de la reserva, Víctor Petermann, estaba en el restaurante justo cuando ultimábamos los detalles con los guías en un salón contiguo, para irnos a lanzar a 35 metros de altura desde el 'canopy' y para montar a caballo al día siguiente.

“¿Caballos? Esos hay en todo el mundo. Nieve en este época, no”, dijo Petermann y en cinco minutos todo estuvo dispuesto para salir temprano a disfrutarla.

Era la primera vez que varios del grupo tendríamos esa experiencia. Los guías explicaron cómo manejar las motos y algunos se lanzaron a subir la empinada montaña y sentir el vértigo de los inesperados descensos.

Otros lo hicimos guiados por los expertos, que conocen al detalle los recorridos en moto y coordinan las rutas en esquí y los circuitos en raquetas de nieve por este volcán, que tiene un glaciar a partir de los 2.200 metros sobre el nivel del mar, lo que permite programar actividades, incluso en verano.

Hubo caídas y extraviados en los caminos de la montaña, pero al final la experiencia fue reconfortante y placentera para todos.

Sitios de ensueño

Antes de volar a Santiago de Chile, para empezar la travesía a Huilo Huilo –en la localidad de Neltume, en la comuna de Panguipulli y en la región de Los Ríos– buscamos información sobre la reserva. Las fotos mostraban sitios de encanto, que en la realidad son más deslumbrantes.

El que más llama la atención es la Montaña Mágica. Desde lejos se ve como un cerro con curiosas ventanas, entre los árboles de la selva. Es una cabaña de 12 habitaciones, construida en madera y camuflada entre la vegetación. 

Dicen que su nombre fue tomado del libro del escritor alemán Thomas Mann. Lo construyó Petermann en el 2004 como su residencia particular. El lugar causaba tanta curiosidad que era muy visitado por turistas, esto hizo que lo convirtiera en hospedaje y en uno de los atractivos de la reserva.

Cuatro años después, lo amplió y construyó el Hotel Baobab, en madera y de 55 habitaciones. Lo bautizó así por el árbol africano que aparece en libro 'El Principito'. No obstante, recientemente cambió su nombre y ahora se llama Nothofagus.

El camino a Huilo Huilo es largo, por eso dentro de las 100 mil hectáreas de la reserva (declarada como tal por la Unesco en el 2007) hay infinidad de actividades para pasarla muy bien, sin tener que salir de allí. Son más de 40 excursiones, que además de nieve, 'canopy' y cabalgatas, incluyen 'kayak', 'rafting', pesca con mosca, 'paint ball' y práctica de arco y flecha.

Otra buena opción es la visita nocturna al salto de La Leona y al de Huilo Huilo. No toma más de media hora llegar a pie hasta las cascadas, en medio de una noche fría y lluviosa y por un camino que los anfitriones iluminan con antorchas.

Todo dentro de la selva

La reserva ofrece opciones para quienes prefieren actividades más reposadas. En el Museo de los Volcanes, por ejemplo, hay una muestra arqueológica que cuenta la historia de las culturas que habitaron Chile, especialmente las originarias de la zona, la pitren y la mapuche.

También hay un recorrido por la ruta Etnomapuche, donde se acerca al turista a la cultura de esta etnia, a sus costumbres y leyendas, e incluye la visita de cierre a los talleres de telares y talabartería, y al pueblo de Neltume.

Se puede navegar el lago Pirehueico para conocer más de la selva patagónica y sumergirse en las termas de la misma fuente de agua, o esperar a las 4 de la tarde para llegar cerca al criadero de ciervos y jabalíes y verlos cómo buscan el alimento desde un puente que permite observarlos sin ser molestados.

Un destino sustentable

Huilo Huilo acaba de ser nombrado “el destino turístico más sustentable del mundo”, en el concurso de Virgin Holidays Responsible Tourism Awards 2012, organizado por la compañía inglesa Responsibletravel.com.

Fue reconocido entre 1.600 lugares por la protección del medio ambiente y la integración de la comunidad local, gracias a que, desde el 2004, se creó una fundación mediante la cual se han vinculado las comunidades aledañas. De ser pescadores y explotar la madera, ahora muchos trabajan para la reserva y las mujeres son artesanas de objetos que adornan el lugar.

Yaned Ramírez S.
Enviada especial de EL TIEMPO
Huilo Huilo (Chile)

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.