¿Soplarán vientos de guerra?

¿Soplarán vientos de guerra?

notitle
26 de noviembre 2012 , 03:43 p. m.

Ayer nos visitó nuestro 'past-president' Álvaro Uribe en la Asamblea Departamental, con el fin de promocionar la campaña de 'No acatar el fallo' de la Corte Internacional de Justicia de las Naciones Unidas del pasado 19 de noviembre, previamente a la marcha por las reivindicaciones raizales que convocó el movimiento Amen-SD, con presencia de los que protestaron contra la última decisión del Tribunal de La Haya, que redujo el territorio marítimo colombiano a favor de los centroamericanos.

Argumenta el exmandatario que nuestro Presidente no debería obedecer la sentencia de la más alta Corte de Justicia Internacional porque es un despojo del territorio de Colombia, además de otras razones jurídicas y de facto.

Manifestó que nuestro país está en capacidad de sobrellevar las consecuencias de este acto ante la comunidad internacional y, de no hacerlo, advierte contra otras demandas posibles por parte de Nicaragua por más mar nuestro.

Mientras se desarrollaba la reunión con muy interesantes intervenciones de miembros de la comunidad y de la corporación, cerraba mis ojos y me imaginaba a bordo de un buque de la Armada, como oficial que soy de la reserva naval, patrullando por la esquina de la 'Luna Verde' -al este del meridiano 82 con paralelo 15-, de donde se obtenía el 70 por ciento de pesca blanca, langosta espinosa y caracol pala, para proteger en el mar a las embarcaciones de las empresas pesqueras; o entre Quitasueño y Serrana, a donde llegan permanentemente los pescadores artesanales de Providencia a proveerse de productos del mar para sostenimiento de sus familias y a lucrarse de los excedentes.

Entonces, de pronto, ante nosotros, un pequeño buque militarizado por uniformados de la fuerza naval del gobierno sandinista se enfrentaba a nuestra unidad y demandaba el retiro inmediato de sus aguas, recién concedidas por la CIJ de La Haya. Era como un David en una diminuta embarcación, que a bordo tenía periodistas haciendo transmisión satelital en directo del incidente, que el mundo observaba al instante.

Era una 'zozobra' emocional. ¿Qué hacer?  Me acordé del caso con la corbeta en el golfo de Coquivacoa hace algunos años... No tenía idea de qué podríamos hacer para evitar esa magna vergüenza internacional y la humillación para nuestra fuerza naval. Para mi alegría personal, solo estaba volando en mis pensamientos.

Pero, igual, me volví a angustiar cuando comencé a hacer cálculos sobre la situación real, donde mi Presidente debe pronunciarse sobre si obedece o no el fallo en mención. Entonces, otra vez mi mente voló a La Habana, en donde se desarrollan las conversaciones de paz, muy importantes para Colombia, que, de lograr resultados, implicarían pronto cambiar recursos necesarios para defensa por la multiplicación de las de inversiones para reducir la inequidad.

Que si no acatamos lo ordenado a favor de Nicaragua podríamos perder el apoyo de Venezuela y Ecuador a ese proceso para ser solidarios con el presidente Ortega, a quien nuestro gobierno, en el pasado, había prometido, ante nuestro nuevo amigo, el presidente Chávez, que acataríamos el fallo como y cuando se diera.

Mas mis inquietudes son aún mayores cuando considero que mi Presidente no podría cuidar uno de los 'huevitos', el de la confianza inversionista, porque quien no obedece las reglas de derecho internacionales tampoco le haría sentir confianza ante las decisiones judiciales internas.

Me sentí en una verdadera encrucijada pensando en todo esto, mientras en la marcha se escuchaba un grito unánime: 'No acate el fallo, señor Presidente'.

¿Soplarán vientos de guerra?
 
* Tomado de www.elisleño.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.