Secciones
Síguenos en:
Así fue la primera semana de diálogos de paz en La Habana

Así fue la primera semana de diálogos de paz en La Habana

Primera semana de negociación dejó ver en qué ceden y en qué no Gobierno y Farc.

notitle
Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
24 de noviembre 2012 , 08:52 p. m.

En la primera semana de diálogos entre el Gobierno y las Farc en La Habana para buscar un acuerdo de paz, pasó mucho más de lo que pareció. El equipo del presidente Juan Manuel Santos supo que no podrá contener el protagonismo del grupo guerrillero en el palco internacional que se le abrió con el proceso de paz, y este, que con nada logrará sacar al Gobierno del camino que acordaron al comienzo para la negociación.

Cada parte vio hasta dónde podrá llevar a la otra. Nada simple si se considera que de esto depende el rumbo del proceso de paz.

Con todo y que no les gusta, los negociadores oficiales terminaron aceptando la presencia de periodistas y cámaras en la entrada del Palacio de Convenciones. Y los de la guerrilla, tras reiterados llamados del coordinador de los delegados del Gobierno, Humberto de la Calle, a no salirse de la agenda, abandonaron los intentos de repetir en la mesa de diálogos los comunicados que leían antes de entrar al lugar de reuniones, y en los que hubo desde anuncio de tregua unilateral hasta denuncias sobre la supuesta persecución de la Policía a la familia de un jefe guerrillero del Bloque Occidental.

Los llamados al orden resultaron sirviéndoles en el caso de la tregua unilateral, sobre la que no tuvieron que dar explicaciones frente a ataques en Cauca y Antioquia que atribuyeron al grupo guerrillero.

"Más disciplinadas dentro que fuera". Así percibió a las Farc alguno de los que pudo verlas en la mesa. Hasta la imagen de 'Simón Trinidad', que el primer día pusieron al lado de los negociadores, fue trasladada por ellas mismas a una sala alterna.

El equipo de la guerrilla aceptó que la libertad de 'Trinidad' -preso en Estados Unidos desde el 2004- no es un tema de la mesa, y el mensaje del viernes al presidente Barack Obama para que le conceda indulto no atravesó la puerta del salón de encuentros, protegido con celo de cualquier interferencia por funcionarios cubanos.

Ellos, testigos junto con los noruegos de lo que le tocó ceder a cada parte esta semana, se encargaron de instalar el micrófono frente al que cada día alguno de los jefes de las Farc se detuvo para el pronunciamiento rutinario, y por el que pasaron de largo, en un silencio ceremonioso, los negociadores del Gobierno. Esta imagen pública, en apariencia insignificante, marcó el pulso de la negociación en estos primeros días del proceso paz.

Los conciliadores

En lo privado, la voz cantante entre los negociadores de la guerrilla no fue necesariamente la del jefe de la delegación, 'Iván Márquez'. Liderando varias veces vieron a 'Marcos Calarcá', calificado por personas que lo han conocido como un hombre que concilia.

Él y 'Andrés París', que están desde el comienzo de los acercamientos con el Gobierno y quienes, junto con Rodrigo Granda y 'Mauricio Jaramillo' -reemplazo del 'Mono Jojoy', muerto en un bombardeo en septiembre del 2010-, firmaron la agenda de cinco puntos sobre la que se hace la negociación -desarrollo rural, participación política, narcotráfico, dejación de armas y reparación de las víctimas-, aligeraron temas en los que algunos de sus compañeros se mostraron más radicales, según personas que pudieron ver la mesa de diálogos en acción.

A la holandesa Tanja Nijmeijer, que hizo algunas intervenciones como una de las delegadas de la guerrilla, la vieron esforzarse con mensajes serenos.

Ella es apenas la más visible de lo más notorio de las Farc, en términos de forma, en este nuevo intento por alcanzar la paz: la delegación de 12 mujeres que cada día llegan con los negociadores.

De gran valor simbólico para el grupo armado son las viudas de 'Manuel Marulanda' -'Sandra Ramírez'- y de 'Alfonso Cano'. Las otras son desconocidas.

En el otro lado de la mesa los voceros de las Farc han visto a un coordinador oficial -De la Calle- "cordial, pero tajante" a la hora de impedir que metan a la mesa temas que no caben.

Y frente al general (r.) Jorge Mora Rangel, excomandante de las Fuerzas Militares, a algunos se les notó tensos, pero fue pasajero.

Conocerse y reconocerse fue parte del avance de la mesa de negociación entre el Gobierno y las Farc en esta primera semana de encuentros en Cuba. El tema que los ocupa en esta ronda, tierras y desarrollo rural, se va discutiendo lento.

Pero desde ya la guerrilla ha hablado del despojo de hectáreas que le atribuyen como "recuperaciones" que ha hecho a narcotraficantes, como Gonzalo Rodríguez Gacha, en el Meta. Reitera que considera insuficientes la restitución y titulación de tierras, y que buscará una reforma agraria. El tema promete ser largo.

Así está el ambiente entre el Gobierno y las Farc al cabo de una semana de proceso de paz. Un tiempo muy corto para predecir el futuro de la negociación, pero suficiente para que cada parte sepa qué no podrá lograr de la otra.

Negociador
Naranjo se unió a mesa de diálogos

En la madrugada de ayer llegó a La Habana el exdirector de la Policía, general (r.) Óscar Naranjo, uno de los negociadores del Gobierno con las Farc y quien no estuvo ni en Oslo (Noruega), en el lanzamiento del proceso de paz, ni en la primera semana de conversaciones en Cuba por los compromisos que tenía como asesor de las autoridades mexicanas en la lucha contra el narcotráfico. Desde ayer mismo el general Naranjo se integró a las sesiones de trabajo con las guerrilla, que continúan hoy. Mañana las delegaciones vuelven a descansar y el martes reanudan las conversaciones en el Palacio de Convenciones.

Farc acusan a Pinzón de 'sabotear' proceso

La Habana (Cuba). En el más duro de sus pronunciamientos desde que comenzó la ronda de negociaciones con el Gobierno en La Habana, las Farc rechazaron ayer las críticas del ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, a un eventual indulto de Estados Unidos a 'Simón Trinidad' para que esté en la mesa de diálogo.

La guerrilla calificó a Pinzón como el "furibundo" "ministro de la guerra" del Gobierno. La andanada contra el funcionario llegó al punto de que lo acusaron de "sabotear" el proceso de paz.

En un comunicado, leído por el negociador 'Andrés París', el grupo guerrillero sostuvo que la solicitud de indulto para que 'Trinidad' esté "de cuerpo presente en la negociación con el Gobierno" fue hecha al presidente estadounidense Barack Obama y no al Ministro de Defensa colombiano.

Por otro lado, las Farc negaron que haya tensiones en la mesa de conversaciones y reiteraron que están firmes en la decisión de dialogar con el Gobierno hasta "obtener la paz con justicia social".

Pero en una evidente crítica al deseo del Gobierno de centrar al grupo guerrillero en la agenda que se firmó el pasado 26 de agosto para la negociación, dijeron que ese acuerdo tiene dos elementos "indisolubles": el preámbulo y la agenda, que en su integralidad, según las Farc, deberían llevar a la paz.

El grupo insurgente insistió en que el pueblo participe de manera directa en el proceso de paz. Adujeron que ellas no darán "pasos de espaldas al país".

"Es firme nuestra determinación en cuanto a sostener el espacio de diálogo hasta lograr los propósitos de la justicia social y la paz, contando con la participación amplia, con garantías plenas, de las organizaciones populares, sociales y ciudadanía en general", afirmaron las Farc en su comunicado. También indicaron que el avance de las negociaciones "dependerá de la participación ciudadana". Las partes negociadoras tienen previsto habilitar una página web para canalizar las propuestas de la sociedad, aunque hasta el momento no se han dado a conocer avances sobre este tema.

Culminan mesas de paz

Ayer, en Bogotá, finalizó la gira de las comisiones de paz del Congreso. Las propuestas de la sociedad las envían el 6 de diciembre a Cuba.

MARISOL GÓMEZ GIRALDO
Enviada Especial de EL TIEMPO
margir@eltiempo.com y @margogir

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.