Están exagerando...

Están exagerando...

notitle
20 de noviembre 2012 , 01:18 p. m.

Perdimos unas aguas marinas, algunas donde nunca navegamos ni pescamos. Que es un día de luto. Exageran: no es para tanto, y menos para llantos y dramatismos. Buscan culpables y no los hay. Veo nacionalismo caliente. El nacionalismo radical está caduco, sólo lo usan unos pedantes de Cataluña que quieren independencia por creerse de mejor familia que los españoles. El Barcelona de Messi no volverá a jugar con el Real Madrid. Regia la inmigración catalana a Colombia, digo Juan Cobo, María Fornaguera y el profesor Miguel Trías-Fargas.

Sigamos con Nicaragua. Salimos ganando porque el pleito se acabó. No gastaremos más millonadas en fragatas de guerra y cañoneras que, navegando, consumen cien mil dólares por hora en combustibles. No pagaremos más abogados internacionalistas que nos cobraron millonadas con regularcitos resultados. Ya fallaron los jueces, toca aceptar el fallo.

El nacionalismo crece. Simón Gaviria se declaró en emergencia. El intrépido Armando Benedetti, arropándose en la bandera colombiana, sacó un caliente patriotismo, aunque, años atrás, quiso fundar la 'República del Caribe' con Édgar Perea y el 'Pibe'. Benedetti culpó de la "derrota a la 'cachacada', a los 'lanudos' andinos que ni miran al mar". Él, que antes era pacifista, hoy le declara la guerra a Nicaragua, aunque nunca fue soldado ni marinero, ni boy-scout. Brota el nacionalismo en 187 periodistas. Paloma Valencia Laserna, la lúcida nieta de Mario Laserna y del expresidente Guillermo León Valencia, llamó ineptísima a nuestra diplomacia.Háganme caso, que hoy estoy inteligente: lo sensato es tener buenas relaciones con el antipático y belicoso presidente Ortega, el íntimo amigo de Chávez. Buenas relaciones con Nicaragua y que lluevan inversiones en San Andrés, para que progresen los isleños.

Lanzarles vainazos a los nicaragüenses es una torpeza, porque nos tocaría comprar nuevos armamentos, nuevos satélites, veloces submarinos, lanchas y cañoneras. Esas compras nos costarían 80.000 millones de dólares, para dicha de los magos del serrucho y el ají. Seamos pacifistas, como los sanandresanos. Que desde Bogotá ayuden a San Andrés en su turismo y hotelería. Nada de pugnas fronterizas. Aterricemos: la ministra María Ángela Holguín luchó, pero los jueces fueron sordos. Hagan turismo a San Andrés, el resto son boleros y bambucos...

Les repito un aviso con letra de mujer en el baño del restaurante "Niko: rechazamos los ataques contra el expresidente Uribe". Algo exótico veo en el paisaje: que ahora el prócer civilizado es el sanguinario Yair Klein y la paloma pacifista es la holandesa guerrillera, la Madonna de las Farc.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.