El 'reality', ese fenómeno viral

El 'reality', ese fenómeno viral

Guillermo Zafra publica el libro 'El reality en Colombia, un género de telenovela'.

notitle
16 de noviembre 2012 , 05:57 p.m.

El productor y realizador de cine y televisión Guillermo Zafra lleva diez años estudiando el fenómeno de los realities, desde que comenzaron a volverse –como anota– un “virus” que se propagó por todos los países, a finales de los noventa.

Él ha seguido de cerca el tema desde sus inicios, y lo vivió en carne propia cuando creó El Huésped (2003), que se emitió por un canal nacional. Fruto de esa experiencia, acaba de publicar el libro El reality en Colombia, una género de telenovela, en el que analiza los componentes y repercusiones de este género televisivo, que “llegó para quedarse”.

¿Qué lo hace tan atractivo?

Hay varios elementos. Primero, es una puerta grandísima a la democratización; cualquier persona puede estar sentada en su cama, ver un comercial, ir a una fila y pasar de televidente a protagonista. Segundo, tiene un altísimo nivel de referenciación. Por más estereotípico que parezca un integrante de reality es verosímil y esto genera audiencias. Y tercero, la inversión es de rápida recuperación, algo adictivo para los productores.

¿No se saturó ya el formato?

No. Es la misma discusión que se tuvo en 1980 con la telenovela. Cuando salió, hubo mucha crítica, pero la telenovela viró a historias costumbristas y ganó espacio. Cuando llega el reality, la telenovela era la reina y dominaba la parrilla.

El reality no va a llegar al punto de dominar la ficción y tomar toda la parrilla, pero es un elemento con el cual vamos a convivir, es un género, es una opción de entretenimiento y se quedó.

¿Por qué acá gustan más los de música?

Ahí hay una precisión que hago en el libro. Se están confundiendo los
realities con los concursos. La Voz, Yo me llamo, Factor X y Colombia tiene talento son una nueva versión de concursos, a la cual se llega por la evolución de la narrativa y por la injerencia de los realities.

La narrativa de los concursos se centra en el obstáculo que va a pasar alguien. En esta nueva versión de los concursos yo quiero conocer a ese alguien que va a superar la prueba. Le pongo nombre, vestido y cara a ese alguien, pero sigue siendo concurso.

¿Qué diferencia al ‘reality’?

Este debe tener tres elementos: una narrativa sobre un eje de convivencia de los concursantes, un eje de universo: el sitio que se defina debe jugar un papel importante para la narrativa, sea una casa o una playa; y tiene que tener el elemento de concurso. Eso es lo que se denomina la estructura telenovelada.

¿Por qué son tan benéficos para el presupuesto?

Por la fácil producción. Se pueden producir tres y cuatro
realities en un año, o tres y cuatro en paralelo, en pocos meses. No es lo mismo que producir una telenovela. Nada más piense que tienes a todos los protagonistas de un reality persiguiendo un único premio.

O sea, el salario de los protagonistas es una única cifra. Qué pasa en la ficción si comparamos solamente los casting: cada persona que intervenga en la ficción tiene un salario. A eso súmele vestuario, maquillaje, etc.

¿Qué papel juegan las redes?

Hoy en día hay que integrar las redes a los programas, aunque la televisión y las redes sean dos lenguajes distintos. Podrán estar interconectados, pero son lenguajes con diferentes niveles de información y de narrativa. Obvio: cuando se comienza a hablar de un evento que pasó en un programa de TV y se vuelve viral, no hay mejor publicidad y manera más efectiva para subir el
rating.

Sus orígenes

Zafra comenta que el ‘reality’ tiene sus bases en la década de los 60, con el programa ‘An Amercian Family’, que hizo el canal PBS, que siguió durante siete meses a una familia en Santa Mónica (California). En el año 1995, apareció el primer ejercicio verdadero de ‘reality’, cuando el canal MTV metió en una casa a siete jóvenes y los grabó durante seis meses. El ejercicio se llamó ‘The Real Life’. Ya como género, con sus tres elementos, nace con ‘Big Brother’ (‘Gran Hermano’), en Holanda, en 1999.

Carlos Restrepo
Cultura y Entretenimiento

Despierta con las noticias más importantes.Inscríbete a nuestro Boletín del día.

INSCRIBIRSE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.