¿Por qué se muere la gente esperando ser atendida en urgencias?

¿Por qué se muere la gente esperando ser atendida en urgencias?

Según expertos, fallas se explican por una alta demanda, que desborda su capacidad.

notitle
25 de octubre 2012 , 10:03 p.m.

El caso de una niña de 11 meses que falleció en las urgencias de una clínica hace dos días, el de un diabético de 58 años que murió la semana pasada en las oficinas de una EPS esperando la autorización de una diálisis, y la denuncia hecha por el Secretario de Salud de Bogotá sobre un niño que llevaba esperando nueve horas a que un especialista lo atendiera son una muestra de los problemas que están afrontando los servicios de urgencias del país.

Las causas las han puesto de manifiesto varios estudios hechos sobre estas unidades.

Todos coinciden en que han colapsado por un constante incremento de la demanda, que desborda su capacidad instalada y los recursos profesionales. Uno de ellos es la Investigación de Servicios de Urgencias, de la Asociación Colombiana de Hospitales y Clínicas (ACHC) 2011, que analizó estos servicios en 27 IPS.

No solo se encontró que hubo un aumento acumulado de estas consultas del 13,7 por ciento entre el 2008 y el 2010, sino que el 46 por ciento del total no eran tan urgentes.

Al preguntárseles a estos usuarios por qué recurrían a tales servicios, pese a no tener casos tan graves, el 23 por ciento aseguró que las citas por EPS son demoradas; el 15 por ciento, que es complicado pedir una cita por consulta externa; otro 15 por ciento asistió a consulta, pero no le resolvieron el problema, y el 13 por ciento afirmó que le gusta la calidad de estos servicios, que además nunca cierran.

Juan Carlos Giraldo, director ejecutivo de la ACHC, dijo que atender casos que no son tan prioritarios y que debieron resolverse en otros niveles impide que se aborden las verdaderas urgencias con eficiencia. Y añadió que "esta es una consecuencia de las fallas estructurales del sistema de salud, que hemos venido denunciando desde hace más de una década".

Giraldo y Clemencia Mayorga, miembro de Sociedades Científicas, afirmaron que, al descuidar las acciones de prevención de la enfermedad y promoción de la salud, el sistema descargó la responsabilidad de esta clase de asistencia en hospitales de mediana y alta complejidad.

Denis Silva, vocero de la organización Pacientes Colombia, explicó que el sistema de salud, además, les impone barreras que los obligan a buscar asistencia en urgencias.

"Entre las principales están -según Silva- la no entrega oportuna de los medicamentos, las demoras en la asignación de citas con especialistas y programación oportuna de procedimientos y cirugías, y el cambio constante de IPS, lo cual interrumpe los tratamientos".

Una evidencia de esta situación es que, según la Evaluación de la Percepción Social del Sistema de Salud, del Ministerio de Salud, el 42 por ciento de los usuarios que utilizan el servicio de medicina general no obtienen la cita en los 3 primeros días, a pesar de que es el tope máximo fijado por la ley antitrámites.

Por otro lado, el informe 'Bogotá, cómo vamos 2012', que consultó a más de 1.000 ciudadanos sobre el tema, arrojó que el 42 por ciento de los usuarios de servicios de salud en Bogotá deben esperar 11 días o más para una cita.

Esa es una de las razones por las que el 64 por ciento de los encuestados piensan que en Bogotá no se les está garantizando el servicio de salud.

Dado que en Colombia es obligatoria la prestación del servicio de urgencias a quien lo solicite, estos problemas, a juicio de Gabriel Ortiz, fiscal de Sociedades Científicas, "no se resolverán mientras las fallas estructurales del sistema se mantengan".

Minsalud evalúa posibles soluciones

El ministro de Salud y Protección Social, Alejandro Gaviria Uribe, se mostró preocupado por la situación de los servicios de urgencias.

¿La crisis en las urgencias tiene que ver con fallas del sistema de salud?

Hay fallas que, sin duda, son del sistema, pero también pueden existir otras, dentro de ellas, un exceso regulatorio, que impide que cierto tipo de procedimientos se hagan de manera ambulatoria con eficiencia.

¿Cuáles son las posibles soluciones?

Es importante fortalecer, de una vez por todas, la atención primaria en salud.

Proponemos utilizar los dineros que para promoción y prevención existen en el Fosyga, para generar una estructura que modifique los patrones de demanda de servicios por parte de la población.

Esto incluye fortalecer redes de atención primaria, garantizarlas cerca de la casa de la gente y educar sobre sus usos. Hay que mejorar la confianza de los usuarios en el sistema.

La espera en urgencias sigue siendo mayor que la que permite la ley. ¿Qué van a hacer al respecto?

Necesitamos hacer ajustes a favor de los pacientes. Haremos un seguimiento detallado sobre los servicios de las EPS y sancionaremos a quienes tengamos que sancionar.

'Toca esperar porque el doctor no está'

Luis Alberto Liévano está pálido, desgonzado en una silla del servicio de urgencias del Hospital Infantil Universitario San José, en el noroccidente de Bogotá, donde -aseguró su esposa, María Luisa- él cumple 15 horas a la espera de que le controlen una hemorragia incontenida tras la extracción de una muela.

"Él estaba tomando anticoagulantes y parece que aquí están esperando a que él se desmaye, desangre y muera para atenderlo", contó. Y cuando ella les preguntó a las enfermeras por qué ningún médico aparecía para curarlo, le respondieron: " El médico internista lo estuvo buscando. Ahora les toca esperar hasta que el doctor vuelva y aparezca, porque no sabemos dónde está".

Esta escena se vio este jueves, a las 12:15 del día, en medio de unas urgencias colapsadas, como están la mayoría de estos servicios hoy en Bogotá. Fue lo que EL TIEMPO observó en un recorrido que hizo por las urgencias de las EPS Sánitas, Nueva EPS y Centro de Atención Solsalud.

En las dos últimas, los usuarios -sin importar si son ancianos o mujeres embarazadas- deben someterse primero a una extensa cola, donde les asignan el turno para la segunda larga espera, de pie o sentados, para cualquier trámite. "Hay que sacar un día completo para una autorización. A veces ha tocado regresar al otro día. Citas con especialistas son imposibles; duran meses", sostuvo Jesús Marulanda, afiliado de Solsalud.

Alcaldía y Nación, tras soluciones

Luego de una reunión entre el ministro de Salud, Alejandro Gaviria, y el alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, que se extendió por tres horas, el Gobierno Nacional y la Alcaldía anunciaron que estudian medidas para enfrentar la crisis del modelo en la ciudad.

En un comunicado, se reveló que se trabajará en cuatro frentes específicos: crear un fondo para potenciar el modelo de salud preventiva; que la Secretaría de Salud o una EPS pública acoja a todos los afiliados del régimen subsidiado, y que el Distrito asuma algunas funciones sancionatorias que hoy tiene la Superintendencia de Salud.

"La posibilidad de que la Secretaría o una EPS pública asuman los afiliados del régimen subsidiado en este momento es una exploración que harán el Gobierno Nacional y el Distrital. Subrayo que con estas intenciones se prueban y se construyen mecanismos de transición a otro sistema de salud", señaló Petro, al advertir sobre el déficit de hospitales y las muertes que se presentan por falta de atención.

Gaviria informó que el próximo lunes habrá una nueva reunión con el Distrito para sacar adelante estas soluciones.

Redacción Salud

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.