¿Será que se va a repetir la historia del Caguán?: Antonio Navarro

¿Será que se va a repetir la historia del Caguán?: Antonio Navarro

Antonio Navarro, exmiembro del M-19, analiza el encuentro de este jueves. Otros expertos opinan.

18 de octubre 2012 , 09:12 p.m.

Las Farc tienen derecho a repetir cuantas veces quieran su discurso político. Diría que sus puntos de vista sobre la concentración de la propiedad rural los compartimos muchos en Colombia. Y muchos otros no estamos de acuerdo con la locomotora minera o el afán de los tratados de libre comercio del actual gobierno. (Lea también Con discusión sobre el sector agrario comienza diálogo en La Habana).

Pero el discurso de los insurgentes este jueves en Oslo parece ir más allá. Frases como "desmovilizarse es traición a la patria", citando a 'Alfonso Cano', o "somos una fuerza beligerante", con lo que eso significa en términos jurídicos y políticos, nos hace recordar otros momentos, cuando se pretendió hacer la revolución por contrato, intentando la materialización de las propuestas de las Farc en una mesa de diálogo. (Lea En la cita de Oslo, el Gobierno y las Farc marcan sus diferencias).

Existen dos maneras de lograr llevar a la realidad las ideas políticas de un grupo humano: ganando una guerra interna o ganando las elecciones. El primer camino está claramente fuera del alcance de los rebeldes.

El segundo requiere una negociación que los convierta en partido político capaz de conquistar una mayoría en las urnas.

Pero pretender imponer las ideas políticas propias en una negociación de paz es una ilusión. La experiencia de hace 13 años en el Caguán lo demuestra. ¿Será que se va a repetir la historia?

Me niego a creer que ello sea así. Espero que todo sea un discurso político para reiterar los puntos de vista insurgentes, y que la negociación transcurra por senderos viables.

Que cuando le piden tanto a "la paz", las Farc estén pensando en lo que pasará después del fin del conflicto armado y estén dispuestas de veras a terminarlo en esta ocasión. (Lea Apuntes de un día histórico).

Pero no puedo dejar de preocuparme. Lo que está en juego, la transformación de Colombia en una sociedad más incluyente, más igualitaria, se beneficiaría enormemente de un final de la guerra para dar paso a una época de lucha sin armas con movilización social y política, construyendo una paz democrática en una tierra que aspira a un futuro distinto para nuestros hijos y los hijos de nuestros hijos.

Desde el exterior

Homero Arellano
Ministro Coordinador de seguridad de Ecuador

"Hay que apoyarlo, aplaudirlo (al proceso) y solidarizarse con el pueblo colombiano, que ve con esperanza estos procesos de paz."

Hannes Swoboda
Presidente de los socialdemócratas europeos

"Llamamos a las Farc a que abandonen la violencia, que ha dejado innumerables muertos y heridos, y a que pongan fin
a tanto sufrimiento."

Guido Westerwelle
Ministro Alemán de Asuntos Exteriores

"Por primera vez desde hace mucho tiempo hay perspectivas de paz en Colombia. Insto a todos los participantes a conducir
las negociaciones de forma constructiva para darle
una oportunidad a la reconciliación."

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.