Crece expectativa en Oslo por llegada de los negociadores

Crece expectativa en Oslo por llegada de los negociadores

Pese a retrasos, Noruega ratificó que este miércoles habrá reunión con la prensa.

notitle
15 de octubre 2012 , 10:45 p.m.

El frío otoñal que por estos días vive Oslo desapareció este lunes en el séptimo piso de uno de los edificios del centro de la ciudad. Allí se amontonaban noruegos, colombianos y otros interesados. Se trataba de representantes de 20 organizaciones y de un grupo de connacionales que están pidiendo un lugar en el proceso de paz entre el Gobierno y las Farc. (Lea: Tanja, la holandesa en el proceso).

Ni el retraso de los negociadores de las dos partes, que viajaban desde Bogotá y La Habana, y que debían llegar este lunes a Oslo, ni la inquietud que alcanzó a provocar la decisión inesperada del grupo armado de incluir en su delegación a la guerrillera holandesa Tanja Nijmeijer bajaron el ánimo en el auditorio. (Lea: 'Mal haríamos a estas alturas en adoptar desconfianzas': Timochenko).

El Gobierno noruego informó que para este miércoles se mantenía el encuentro de las partes con la prensa. Entre tanto, pese a las peticiones para que este no sea un proceso de dos, no cabía el pesimismo frente a la apuesta del presidente Juan Manuel Santos y la guerrilla de terminar definitivamente el conflicto. (Lea: 'Cualquier acuerdo deberá asegurar justicia': Human Rights Watch).

'No cabe el pesimismo'

Entre quienes permanecen a la expectativa en Oslo está Aída Abella, exconcejal de la UP, quien, a pesar de haber enterrado a muchos de sus compañeros, cree que ni a ella ni a sus antiguos copartidarios les "cabe el derecho al pesimismo frente a la paz".

Una razón de peso para ser optimistas, según el exguerrillero de las Farc Yesid Arteta, quien vive en Europa, es "la estructura monolítica" del grupo armado, que lo llevaría unido al proceso de paz.

"Desde 'Timochenko' hasta la unidad más básica de combate hacen parte de un solo hilo conductor. Esto garantiza los compromisos de las Farc", sostuvo.

Arteta le dijo a la guerrilla que esta oportunidad de paz es irrepetible, dado el apoyo nacional e internacional que tiene hoy la negociación.

En el foro 'Juntos por la paz de Colombia' también fue criticado el expresidente Álvaro Uribe, al que se señaló de supuesto enemigo de la paz. "Con Santos se rompe la tesis de que la única salida del conflicto es la militar", dijo Diego Marín, exlíder estudiantil exiliado en Oslo.

Pero, como en todo lugar hay paradojas, Jan Egeland, enviado especial de la ONU para el proceso del Caguán y hoy director para Europa de Human Rights Watch, coincidió con Uribe en que los jefes de las Farc deben responder ante la justicia por los delitos atroces y los crímenes de guerra que han cometido. "No significa que se va a encarcelar a todos los que vienen a Noruega mañana, sino que no se puede perdonar a quienes han matado a tantos civiles", explicó.

Mientras tanto, anoche se confirmó la llegada a La Habana del número dos y jefe negociador de las Farc, 'Iván Márquez'. Sin embargo, al parecer no todos los delegados de la guerrilla han arribado a la isla; entre los que faltan estaría la holandesa Nijmeijer.

El Gobierno tampoco confirmó la salida de Colombia de su equipo negociador.

La demora en la partida de ambas comisiones podría afectar el cronograma previsto en la capital noruega.

El papel que juega Noruega

Tras advertir que no se referiría a las gestiones de Noruega en el actual diálogo del gobierno colombiano y las Farc, la académica noruega y cercana al proceso de paz Jennifer Schrimer le explicó a EL TIEMPO la diferencia entre los papeles que está jugando su país como mediador con la guerrilla comunista en Filipinas y, en el caso de Colombia, como garante.

Aclaró que, en cada situación, el rol de Noruega depende de lo que le pidan las partes que negocian.

En su papel de mediación en Filipinas, lo que hace es identificar puntos en común entre la guerrilla comunista y el Gobierno para orientar la búsqueda del acuerdo de paz.

Y en el caso de Colombia, le corresponde garantizar que los procedimientos planteados por las partes se cumplan.

Por ejemplo, que si hay un punto de primero en la agenda se discuta ese punto y no que a última hora una de las partes plantee uno nuevo.

El Gobierno y el Eln conversan: León Valencia

León Valencia, analista del conflicto y uno de los invitados al foro que tuvo lugar ayer en Oslo, sostuvo que tiene entendido que "el Gobierno y la guerrilla del Eln están en conversaciones" para buscar también un acuerdo de paz.

A juicio del también columnista, sería "muy negativo" que este grupo armado se quedara por fuera de la paz porque, según afirmó, está demostrado que las organizaciones que se mantienen en armas terminan 'reciclando' a los disidentes de los procesos de paz que salen adelante.

Valencia agregó que, si bien la guerrilla del Eln no tiene "la contextura que tienen las Farc", no se le debe restar importancia.

'No se pueden perdonar crímenes atroces'

Jan Egeland, director para Europa de Human Rights Watch, dijo que no se puede pensar en una paz duradera si se perdonan los delitos atroces de las Farc.

Esta ONG emitirá hoy en Washington un comunicado en el mismo sentido.

¿Deben ir a la cárcel los jefes de las Farc comprometidos con delitos graves?

Deben ser juzgados en la forma adecuada por los crímenes atroces probados. Hay leyes nacionales e internacionales que así lo ordenan.

Lo que se sabe es que los jefes guerrilleros no aceptarían cárcel...

También lo van a decir otros que han cometido crímenes atroces. Lo importante es que una amnistía no haga parte de un acuerdo de paz. No debe haber perdón para ninguno, ni para las Farc, ni para el Ejército, ni para los paramilitares.

Entonces, a su juicio, ¿por encima de la paz está la justicia?

Debe haber perdón y reconciliación, pero no se pueden perdonar crímenes graves. No deben hacerlo como amnistía en el acuerdo. Ni Noruega ni otros países deben hacer parte de acuerdos que perdonen crímenes atroces.

¿Pensaba lo mismo cuando era enviado de la ONU para el proceso de paz del Caguán?

Ninguno había propuesto una amnistía y ahora hay un proyecto de ley.

MARISOL GÓMEZ GIRALDO
Enviada Especial de EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.