Secciones
Síguenos en:
Así 'torcieron' millonario contrato de ambulancias, según Emilio Tapia

Así 'torcieron' millonario contrato de ambulancias, según Emilio Tapia

EL TIEMPO conoció las declaraciones dadas por el polémico contratista a la Fiscalía.

notitle
Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
07 de octubre 2012 , 09:24 p. m.

Una comisión del 9 por ciento del contrato de ambulancias firmado por la Secretaría de Salud de Bogotá el 30 de septiembre del 2009, por 67.000 millones de pesos, habría sido girada, presuntamente, al entonces concejal Hipólito Moreno, del partido de 'la U'.

Así lo reveló el polémico contratista Emilio Tapia Aldana, uno de los cerebros del 'carrusel' de la contratación, en unas declaraciones dadas a la Fiscalía, en desarrollo de su colaboración con la justicia.

A Tapia Aldana, quien ya aceptó el delito de concierto para delinquir, también lo investigan por cohecho y celebración indebida de contratos, a raíz de su papel como intermediario entre contratistas, particulares y funcionarios, durante la alcaldía de Samuel Moreno Rojas.

Según se desprende de su testimonio -radicado por escrito y conocido en exclusiva por EL TIEMPO-, el concejal Moreno "tuvo manejo directo de la licitación" de ambulancias y, al parecer, habría recibido la comisión a través de Federico Gaviria, un hombre desconocido para las autoridades y que, por boca de Tapia Aldana, sale a flote ahora en todo este escándalo.

"Es el señor Gaviria la persona que armó todo el proceso y es él quien entrega la comisión equivalente del 9 por ciento del valor de los contratos al concejal Moreno (...). Es el real dueño del contrato", le dijo Tapia a la Fiscalía.

El polémico contratista manifestó que, si "se revisan las bitácoras de la empresa de seguridad del edificio donde vive el (entonces) concejal, se podría determinar que Federico Gaviria era un asiduo visitante por el tema de la estructuración de este proceso contractual".

El contrato de ambulancias, hoy vigente y cuestionado por fallas en su ejecución, fue firmado por el entonces secretario de Salud, Héctor Zambrano, y tuvo un anticipo de 8.774 millones de pesos. Su plazo de ejecución se pactó por 34 meses, con 55 vehículos y 15 motoambulancias en total.

¿Cambios arbitrarios?

El ganador fue la Unión Temporal Transporte Ambulatorio Bogotá, conformada por las firmas Suárez y Silva Ltda., JA Asociados S.A. y Transporte Ambulatorio Médico Ltda. De acuerdo con Tapia, además de los presuntos pagos de comisiones, la adjudicación de esta licitación tuvo un largo historial de presuntas irregularidades, que podrían llegar a comprometer a Zambrano, pues él fue quien estampó su firma en el contrato como director ejecutivo del Fondo Financiero Distrital de Salud, junto con la de José Antonio Bonnet Llinás, representante legal de la unión temporal. "La propuesta que legalmente ocupó el primer lugar en la evaluación, en la audiencia de adjudicación, fue relegada al segundo lugar", explicó Tapia.

Dicha "descalificación", a juicio del contratista, "obedeció a que el comité esgrimió unos argumentos que previamente habían sido definidos desde los prepliegos y pliegos, que desde el inicio habían sido diseñados previamente en la oficina de Federico Gaviria".

"Los prepliegos se empezaron a organizar cuatro o cinco meses antes de la apertura de la licitación (hecha el primero de julio del 2009)", confesó Tapia.

De paso, les pidió a los investigadores de la Fiscalía comprobar si las empresas Suárez y Silva y JA Asociados S. A. habían trabajado en el sector de la salud previamente. Además, establecer si, antes de que la licitación se abriera, dichas empresas modificaron sus razones sociales en la Cámara de Comercio para poder pujar por este millonario contrato.

"El 70 por ciento de la unión temporal quedó en manos de unas empresas dedicadas a la construcción y sin experiencia alguna en temas de salud, todo esto organizado por el señor Federico Gaviria y avalado por el (entonces) concejal Hipólito Moreno", se lee en el testimonio de Tapia.

Habría sobrecostos

Pero, aparte de la información aportada por este, la Fiscalía rastrea supuestos vacíos legales en la estructuración de la licitación de ambulancias, como la presunta falta de estudios previos que dieran soporte al valor del contrato.

Se busca establecer, por ejemplo, si hay un sobrecosto de al menos 13.000 millones de pesos, como lo indican las primeras hipótesis, y si el porcentaje de utilidades del contratista sobrepasó los promedios normales en estos casos.

Otro punto que ha llamado la atención de la Fiscalía es el de que, en los pliegos de dicha licitación, se solicitó experiencia únicamente en ciudades colombianas. Con eso, se podría haber restringido la participación de compañías con trayectoria internacional.

EL TIEMPO buscó este domingo al exconcejal Moreno y al exsecretario Zambrano, pero no obtuvo respuesta.

Tapia tampoco ha querido dar declaraciones, pues negocia un principio de oportunidad (beneficios judiciales por colaborar) con la Fiscalía. "No puedo hablar de estos temas ni entregar documentos. Son reserva", le dijo ayer a EL TIEMPO.

El contratista se ha comprometido a aportar información en los procesos que la justicia tiene abiertos contra los primos Miguel, Manuel y Guido Nule, el abogado Álvaro Dávila y los hermanos Samuel e Iván Moreno Rojas, con quienes tuvo cercanía en su momento. También podría entregar pruebas que salpicarían a siete concejales de Bogotá y a otros altos funcionarios de la pasada administración, en lo que parece ser una segunda etapa del 'carrusel' de la contratación.

Lo que ha dicho Zambrano

A raíz de las declaraciones del controvertido contratista Emilio Tapia Aldana sobre el contrato de las ambulancias y los presuntos pagos de comisiones, EL TIEMPO intentó comunicarse este domingo con el exsecretario de Salud Héctor Zambrano. Al cierre de esta edición, el exfuncionario no había respondido a los llamados. En su momento, Zambrano se ha referido a las presuntas irregularidades que rodearon esta contratación. En respuestas a la prensa, ha manifestado que dicha licitación se adjudicó conforme a la ley.

Sobre la nula experiencia de dos de las firmas que conforman la unión temporal, Zambrano afirmó que en los pliegos quedó establecido que por lo menos uno de los integrantes debía ser un prestador del servicio de salud, y que eso se dio.

Hipólito Moreno guarda silencio

El exconcejal Hipólito Moreno, que no se presentó a las pasadas elecciones, forma parte del grupo de 17 cabildantes que fueron llamados hace un año a interrogatorio por la Fiscalía por su presunta participación en el 'carrusel' de la contratación.

Aunque EL TIEMPO intentó recoger su opinión sobre lo dicho por el contratista Emilio Tapia Aldana, respecto a la presunta comisión del 9 por ciento que habría recibido, el exconcejal Moreno no respondió los llamados de este medio. No obstante, en una visita al búnker el año pasado, que duró seis horas, Moreno dijo: "Tengo la conciencia tranquila. He dado las explicaciones sobre mi comportamiento y estoy dispuesto a seguir atendiendo el llamado de la justicia".

Yesid Lancheros
Redactor de EL TIEMPO
yeslan@eltiempo.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.