Murió León Londoño Tamayo, el hombre que cambió el fútbol colombiano

Murió León Londoño Tamayo, el hombre que cambió el fútbol colombiano

El dirigente falleció en la noche del sábado, a los 83 años, por complicaciones respiratorias.

notitle
07 de octubre 2012 , 08:53 a.m.

"El hombre del tabaco", el dirigente que volvió a meter a las selecciones de fútbol de Colombia en los campeonatos mundiales, León Londoño Tamayo, murió el sábado en la Clínica del Country, en Bogotá, a los 83 años, víctima de una neumonía.

Londoño fue uno de los directivos más importantes de la historia del fútbol colombiano y era miembro honorario del Comité Ejecutivo de la Fifa. Era el presidente de la Federación cuando se consiguió la clasificación al Mundial de Italia-90, el primero al que asistía nuestro país en 28 años. (Vea imágenes de León Londoño, un emblemático directivo del fútbol colombiano).

El ex dirigente nació en Jericó (Antioquia) el 31 de agosto de 1929. También fue vicepresidente del Comité Olímpico Colombiano. Vivió su infancia entre esa ciudad, Medellín y Bogotá, donde terminó su bachillerato en la Escuela Militar.

Después de ser subgerente del almacén Tía, Londoño fue trasladado de Medellín a Cúcuta para tratar de salvar una empresa que vendía electrodomésticos y automóviles. Allá iba a durar inicialmente seis meses. Se quedó diez años: allá se casó, hace 58 años, y nacieron sus hijos.

Estuvo dedicado a actividades comerciales cuando cayó, casi por casualidad, en el fútbol.

Durante se lapso, en 1959, el Cúcuta Deportivo estaba en una situación económica complicada. Londoño, quien era aficionado al béisbol y tenía su propio equipo en sea ciudad, el Kelviinator, que era muy exitoso, se unió con diez amigos para tratar de evitar su desaparición. Tuvieron qué conseguir 80 mil pesos de la época. Londoño consiguió el dinero con un préstamo bancario, con un pagaré personal. Así, primero fue vicepresidente de ese club y luego, el presidente que trajo figuras como Walter Gómez, Omar Verdún y Juan Eduardo Hohberg. Se quedo hasta 1963 en ese equipo.

Otra crisis económica fue la que le permitió llegar a la Dimayor. La entidad iba a ser liquidada. Se nombró una comisión conformada por Antonio Patiño Vinasco, Humberto Gómez Largacha y Londoño para presentar una fórmula de salvación. "La Dimayor estaba quebrada, no había con qué poner un telegrama", recuerda. Se quedó 33 años en la entidad, primero como gerente y luego como presidente, cargo en el que permaneció entre 1983 y 1988.

Londoño también fue mediados, junto a Alfonso Senior Quevedo, para la creación de la actual Federación Colombiana de Fubol, de la que llegó a ser presidente entre 1982 y 1992.

Intentó salvar el Mundial de 1986, que había conseguido Alfonso Sénior en 1974: juntó 97 empresas para poner el dinero necesario. Finalmente, el expresidente Belisario Betancur decidió renunciar a la sede.

Londoño fue quien cambió la historia de la Selección al nombrar a Francisco Maturana como técnico, en 1987, después de haberlo nombrado para el Preolimpico de Bolivia. Nacional se convirtió en la base del equipo que fue tercero en la Copa América de 1987 y que luego clasificó al Mundial de Italia. También tuvo un exitoso ciclo con las selecciones menores, que clasificaron a los Mundiales Sub-20 de 1985, 1987 y 1989, el Sub-17 de 1989 y los Juegos Olímpicos de Barcelona-1992.

Su cargo en la Federación le permitió llegar a la FIFA. Estuvo en las comisiones tecnica, organizadora del Mundial y del Estatuto del Jugador. Su nombramiento como miembro honorario resultó toda una curiosidad, puesto que Joao Havelange, presidente de la entidad en ese entonces y amigo personal de Londoño, hizo modificar los estatutos durante 24 horas, porque el colombiano no tenía la edad requerida.

Famoso por los enormes tabacos que fumaba, Londoño dejó el fútbol en 1992, aunque asistió a 13 mundiales, para dedicarle tiempo a su familia.

Era famoso por los enormes tabacos que fumaba (los hacía traer de Miami y de Cuba, y se fumaba, en su mejor momento, ocho diarios; después, solo consumía tres. Eso y el whisky hacían parte de su sello personal. En 1992 dejó el fútbol, aunque asistió a 13 mundiales, para dedicarle tiempo a su familia. Su muerte resultó ser una sorpresa. "Tengo el pulmón de un niño de 15 años", dijo hace poco. Su familia hará hoy una misa a las 12 del día.

REDACCIÓN DEPORTES

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.