Las tres décadas de crimen del clan Isaza

Las tres décadas de crimen del clan Isaza

La captura de 'Roque' marca el fin de la dinastía que sembró el terror en el Magdalena Medio.

notitle
06 de octubre 2012 , 07:47 p. m.

La captura, la semana pasada, de Ovidio Isaza, conocido como 'Roque', no solo significó la caída del hijo menor del veterano jefe 'para' Ramón Isaza. También marca el virtual fin de un clan criminal que por 30 años mandó y sembró el terror en el Magdalena Medio.

Ahora, esa temida dinastía está tras las rejas. Allí permanecen Isaza, su hijo Oliverio, conocido como 'Terror', y 'Roque'. También están allí sus hijos adoptivos: Luis Eduardo Zuluaga, 'MacGiver'; y Walter Ochoa Guisao, el 'Gurre'.

Por años, ellos fueron jefes de los frentes de las autodefensas a los que Ramón Isaza, conocido como el 'Viejo', dividió el Magdalena Medio. Asesinatos, masacres, robo de gasolina y narcotráfico figuran en un prontuario que tiene miles de páginas. (Lea: Alias 'Roque' hijo del exparamilitar Ramón Isaza, aceptó cargos).

La historia criminal de ese clan comenzó en los 70, cuando el 'Viejo' y otros campesinos de Antioquia fueron armados por militares para que se defendieran de la violencia, el secuestro y la extorsión de las Farc. Ese grupo de autodefensa pronto derivó en una banda que primero se llamó los 'Escopeteros' y que, casi 30 años después, terminó desmovilizándose como las 'Autodefensas del Magdalena Medio'.

Ramón Isaza se convirtió en uno de los hombres más temidos. Aglutinó el control de la zona, por donde aún se mueven toneladas de coca y armas. Y la historia judicial señala que fue el dinero del extinto narcotraficante Gonzalo Rodríguez Gacha, el 'Mexicano', el que financió a finales de los 80 que decenas de muchachos, entre ellos los hijos de Isaza, fueran entrenados por mercenarios israelíes y británicos.

Uno de esos mercenarios fue Yaír Klein, quien recientemente se salvó de ser extraditado a Colombia. Y entre sus 'alumnos' están algunos de los asesinos más temidos en la historia del país.

Isaza participó en la guerra de capos contra Pablo Escobar, y en ese enfrentamiento perdió la vida Jhon Isaza Gómez. Fue en un atentado que Escobar ordenó luego de que Henry Pérez (el otro jefe 'para' del Magdalena Medio) se negara a ceder el territorio.

La muerte de Escobar en 1993 y la cercanía con mandos militares de la zona le aseguraron a Ramón Isaza un predominio en el Magdalena Medio que incluso fue respetado por Carlos Castaño.

El 'histórico' de los 'paras', que algunos comparaban con 'Tirofijo' en las Farc, perdió a otro de sus hijos , Ómar de Jesús, en 1998, en un accidente de carretera cuando transportaba granadas.

Desde su hacienda-campamento en Puerto Triunfo, Isaza dividió la región en varios frentes a cargo de hijos biológicos y adoptivos. Eso sí, Puerto Boyacá -la primera 'capital paramilitar en el país- quedó en manos de un hombre de confianza de Carlos Castaño: Arnubio Triana Mahecha, 'Botalón'.

Desmovilización a medias

En el 2006, con el proceso de paz con las Auc, Isaza aceptó desmovilizarse y se comprometió a contar la verdad y a reparar a sus miles de víctimas. Pero recientes informes de inteligencia confirman que desde esa época, la familia se trazó un plan bien diferente: mientras 'el Viejo' se entregaba con algunos de sus hombres, sus hijos siguieron manejando la región.

Antes de 'Roque', otros dos del clan Isaza, 'Terror' y 'el Gurre', habían sido capturados como jefes de nuevas bandas. Aunque 'Roque' incumplió por años las citaciones de Justicia y Paz, hasta hace pocos meses seguía apareciendo como uno de los beneficiarios de penas alternativas.

La Policía, sin embargo, le seguía los pasos hace tiempo. 'Roque' resistió una incursión de los 'Urabeños' en su región y logró un pacto para que narcos y bandas que se movieran por su zona le pagaran peaje. "Se quedaba con el 10 por ciento del valor de los cargamentos de coca", dice un investigador que le siguió los pasos.

En ese pedazo del Magdalena Medio, 11 mil víctimas han reclamado reparación por los crímenes de los Isaza. Pero esa lista seguía creciendo porque 'Roque' no dejó nunca de presionar a los campesinos, al punto de que varias autoridades lo consideraban como uno de los grandes enemigos ocultos de restitución de tierras.

La búsqueda terminó gracias a un informante que guió a un comando élite de la Policía hasta la finca Cabo Tiburón, en Puerto Triunfo, no lejos del campamento de su padre. Allí se escondía el último del clan Isaza. En pleno monte, andaba con dos relojes Rólex que valían más que varios de los bienes que los 'paras' del Magdalena Medio han entregado para reparar a las víctimas.

Los Giraldo y los Prada, reincidentes

Recientes informes de Inteligencia revelaron que en Santa Marta, sobrinos del capo Hernán Giraldo Serna, exjefe del bloque Tayrona de las Auc, están al frente de una guerra con 'los Urabeños'.

Pero no es la primera vez que herederos del llamado 'Patrón de la Sierra' aparecen en el mapa de las nuevas bandas: en el 2009 cayó su hijo Hernán Giraldo Ochoa, 'Rambo', como jefe de la banda 'los Nevados'.

Y en el 2010 fue capturado Daniel Giraldo, alias 'el Grillo', por delinquir en Tolima.

Pero hay más apellidos de jefes 'paras' en bandas: en el 2009 fue capturado Roberto Prada, sobrino de 'Juancho Prada', jefe de autodefensas del sur del Cesar, bajo cargos de tener su grupo ilegal. Es hijo de Roberto Prada, jefe de las Auc ya fallecido.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.