Narcos y fútbol colombiano, conexión de más de treinta años

Narcos y fútbol colombiano, conexión de más de treinta años

Desde finales de los 70, los mafiosos usaron a los equipos para demostrar poder y lavar dinero.

25 de septiembre 2012 , 10:20 p.m.

El narcotráfico comenzó a moverse en el fútbol colombiano en los años 70, pero fue en las siguientes dos décadas en las cuales empezó a ser protagonista, y no precisamente para bien.

El primer dirigente del fútbol que fue vinculado directamente en una investigación fue Hernán Botero Moreno, presidente del Nacional entre 1970 y 1984, año en el que el Gobierno decidió su extradición a Estados Unidos, donde fue condenado por lavado de activos. (Lea: ¿Devolver títulos? La polémica que hace ver estrellas).

Botero fue famoso por un incidente en un clásico paisa, en 1981, en el que le mostró desde la malla un manojo de billetes, en dólares, al árbitro central, Orlando Sánchez.

Ya en la década de los 80 se estrecharon los vínculos de los grandes capos del narcotráfico con el fútbol. Gonzalo Rodríguez Gacha tuvo un paquete de acciones de Millonarios y los hermanos Gilberto y Miguel Rodríguez Orejuela fueron los amos y señores del América de Cali durante más de 15 años. Y se dice que Pablo Escobar apoyó, indistintamente, a los dos equipos de Medellín, aunque nunca fue dirigente.

Pero no fueron los únicos: Octavio Piedrahíta fue propietario del Deportivo Pereira y de Atlético Nacional; fue asesinado el 8 de junio de 1988. Phanor Arizabaleta Arzayús tuvo vínculos con Independiente Santa Fe; fue extraditado el año pasado.

En 1988 comenzó una época dura. En noviembre de ese año, el árbitro Armando Pérez fue secuestrado, supuestamente por representantes de seis clubes profesionales, y liberado pocas horas después con un comunicado en que se decía que América y Santa Fe no podían ser campeones y que al árbitro que pitara mal lo iban a matar. Al año siguiente, fue asesinado el árbitro Álvaro Ortega.

Al año siguiente, el fútbol colombiano recibió una fuerte sanción de la Confederación Suramericana de Fútbol. El árbitro uruguayo Juan Daniel Cardellino denunció amenazas de "gente de Nacional" en el partido con Vasco da Gama, que dirigió, válido para los cuartos de final de la Copa Libertadores.

La Confederación anuló el juego y obligó a Nacional a actuar como local en el estadio Santa Laura, de Santiago de Chile. La semifinal con Olimpia la jugó en el estadio Nacional, de la misma ciudad. Al año siguiente, Nacional y América tuvieron que ser locales en San Cristóbal y Miami en la Libertadores porque los estadios colombianos estaban sancionados.

Campeonato de 1989 fue suspendido

Luego de que oficiara de juez de línea en el partido entre Medellín y América en el estadio Atanasio Girardot el 15 de noviembre de 1989, el árbitro cartagenero Álvaro Ortega fue asesinado a pocos metros del hotel Nutibara, en el centro de la capital antioqueña.

El central de ese juego, Jesús Chucho Díaz, salió ileso del atentado. Ocho días después del trágico hecho, el Ministerio de Educación decidió, por primera y única vez en la historia del campeonato, cancelar el torneo de ese año, para el que ya estaban clasificados al cuadrangular final Millonarios y Junior.

Las opiniones de la gente en Twitter

En las redes sociales, la gente se expresó con diferentes posiciones sobre la polémica por los títulos que Millonarios pensaría devolver. Aquí se publican algunas opiniones.

@andres_norena: "Pres. de Millonarios abrió fue la herida que desde hace años tratamos de cerrar los colombianos. ¿De qué sirve ya devolver títulos?".

@PaitoCP: "Millos es más historia, tradición, grandeza. Que tengamos 1 o 13 estrellas es lo que menos me importa".

@torresanie: "Seguramente a las víctimas del narcotráfico les sirven mucho las estrellas de los equipos de fútbol...".

@Jimmyfabricio67: "Los directivos de Millos están de paso por el equipo; antes de renunciar a las estrellas, que demuestren que fueron compradas".

@josVergaraMoren: "De acuerdo, eso es honradez y verdad. Responsable. Ojalá otros equipos lo apliquen".

@andreyta82: "Es muy honesto de parte del directivo; sí estoy de acuerdo. Que las devuelvan; fueron torneos mal ganados".

@rafasgar: "Que los equipos devuelvan las estrellas, las reinas las coronas y los politiqueros los cargos".

@_carlosduque: "Equipo que esté libre de pecado que tire la primera estrella".

@dianamsr: "Que se borre entonces la historia del país, la institucionalidad del país y la de todos los colombianos. Así no quedan estrellas ni nada".

@Joseomar29: "Si el señor Gaitán quiere limpiar el nombre y la dignidad de Millos, que lo saque campeón y obtenga la estrella 14".

Redacción Deportes

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.