Histórica condena contra subteniente por crimen de 3 niños

Histórica condena contra subteniente por crimen de 3 niños

Juez condenó a Raúl Muñoz a 60 años y ordenó que sea recluido en La Picota.

notitle
25 de septiembre 2012 , 09:14 p. m.

El teniente del Ejército Raúl Muñoz Linares se convirtió este martes en el segundo colombiano que recibe la máxima condena de 60 años de prisión ordenada por la justicia nacional.

La juez 27 penal de Bogotá lo encontró culpable de la violación y asesinato de Jenny Narvey, de 14 años, y de la muerte de dos hermanos de la niña, Jimmy Ferney y Jeferson Giovany Torres Jaimes -de 9 y 6 años de edad-, en Tame (Arauca), que hace dos años conmovió al país y puso al Ejército ante uno de los más graves escándalos de los últimos tiempos.

Esa máxima pena solo le había sido impuesta a Orlando Pelayo, condenado en el 2010 por el asesinato de su propio bebé, Santiago. La juez 27 les dio plena validez a las evidencias presentadas por la Fiscalía contra el militar, entre ellas el testimonio de otra menor atacada sexualmente.

Esa acusación, las pruebas de ADN halladas en el cuerpo de la niña asesinada, su presencia en el área y el hecho de que el día del crimen se hubiera evadido por dos horas de su unidad militar, sin ninguna explicación válida, fueron claves en la condena.

"Las víctimas estaban indefensas y fueron atacadas por la espalda con golpes en la cabeza (...); las heridas coincidían con un machete como el que tenía el acusado, y él volvió al campamento mojado, agitado y buscando dónde bañarse", argumentó la juez, quien concluyó que el militar hizo inteligencia a las víctimas, se aseguró de que los niños estuvieran solos y procedió a atacarlos con dolo y total conciencia de sus actos.

El fiscal 51 de Derechos Humanos, Víctor Julio Lozano, había solicitado al juzgado condenar al militar a 60 años de prisión señalando que "Muñoz, valiéndose de su autoridad y rango militar, montó un observatorio el 2 de octubre para espiar a la niña, mas no a la guerrilla. Se aseguró de que su padre no iba a estar, para cometer el delito".

Durante el proceso, los investigadores del caso señalaron al teniente del Ejército Raúl Muñoz, quien no asistió a la audiencia, como un "depredador sexual".

La juez 27 puso en duda la credibilidad de los testigos de la defensa y no dio crédito a la tesis según la cual todo era un montaje de la guerrilla.

La funcionaria, igualmente, ordenó que la condena se cumpla en la cárcel La Picota, de Bogotá, y compulsó copias además contra un soldado, un coronel y un general de unidades de Arauca, por falso testimonio.

REDACCIÓN JUSTICIA.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.