'Acabar la guerra aquí es más fácil que en O. Medio': Yaron Avitov

'Acabar la guerra aquí es más fácil que en O. Medio': Yaron Avitov

El israelí reunió 40 obras de escritores árabes e israelíes en 'El libro de la paz'.

notitle
22 de septiembre 2012 , 06:05 p.m.

El libro de la paz, una obra del escritor israelí Yaron Avitov, es un interesante ejercicio de reconciliación y diálogo a través de la literatura. Avitov reunió los textos de 40 escritores y poetas árabes e israelíes que hablaban de la guerra, el terrorismo, la vida cotidiana, las relaciones laborales, los temores, los amores y la esperanza. El compendio, que se lanzó en Colombia durante la pasada Feria Internacional del Libro de Bogotá, es una de las más grandes antologías de literatura israelí en castellano.

Usted dice que la paz es más fácil de alcanzar desde la literatura que desde la política. ¿Por qué?

Los escritores y los poetas suelen ser más sinceros que los políticos, y tienen muchos menos intereses en juego. Los escritores hablan a la altura de los ojos, no intentan esconder o buscar caminos alternativos, solamente la sinceridad que presenten sus obras.

¿Considera que la literatura es un 'ejercicio de mirar al otro'?

Así es, y los políticos deberían imitar ese ejercicio. Ellos suelen mirarse a sí mismos y, para sentarse a la mesa de negociación, deben dejar su ego de lado.

Usted anota que también deben liberarse de los estereotipos...

Sí. Ambos lados deben mirar al otro -sean del bando que sean- como seres humanos. Puede que cometan errores, pero son seres humanos y tienen sus propios criterios. Y para llegar a un acuerdo, es necesario reconocerlos.

¿En estos procesos cómo se alcanza la confianza?

Pienso que en Colombia es más fácil que en Israel; ustedes pertenecen a un mismo pueblo y tienen el mismo corazón.

¿Ha habido confianza entre israelíes y palestinos?

Hubo confianza mutua. Cuando se dieron los primeros pasos para firmar los Acuerdos de Oslo, a principios de los noventa, había bastante confianza entre israelíes y palestinos. Miembros de cada uno de los dos lados visitaron a los otros, y no se quedaron sentados en la mesa de negociación. Vieron entonces que ambos eran de carne y hueso y que tenían bastante en común.

¿Cómo es la situación hoy?

Hay mucha más desconfianza, pero esta por lo general se da entre políticos. Encuestas actuales en Israel y en los territorios palestinos muestran que un porcentaje significativo está a favor de la paz. Los ciudadanos de ambos lados se cansaron de la guerra y se dieron cuenta de que el terror no tiene ningún objetivo, no tiene ningún resultado positivo.

Usted dice que 'el odio alimenta la esperanza y la esperanza desilusionada alimenta el odio'. ¿Cómo es ese círculo vicioso?

Es un círculo que se da más que todo en la política, pero no se puede generalizar. Cada ciudadano tiene su opinión, y hay israelíes más flexibles que otros. Estoy seguro de que si los líderes hubieran firmado un acuerdo en el 2000, este se habría mantenido por un tiempo largo, sin inconvenientes. Cuando israelíes y palestinos se han dado treguas de paz, se han vivido épocas muy buenas en la economía de ambos pueblos.

Usted es muy optimista frente a la paz. ¿Qué lo hace pensar que se puede alcanzar?

Yo pienso que firmar un tratado es fácil si ambos lados son flexibles. Hay ejemplos en el pasado que así lo demuestran. Israel logró acuerdos de paz con Egipto y Jordania, y aunque es verdad que con el paso de los años la relación se ha convertido en una 'paz fría', como la denominamos nosotros, esta tensión siempre será mejor que una guerra caliente.

¿Qué tanto puede aportar la experiencia de Oriente Medio en nuestro proceso de paz?

No solo en la guerra se cometen errores, también se cometen durante los procesos de paz. Es más fácil hacer la paz en Colombia que en Oriente Medio, porque mientras la nuestra es una pugna entre culturas, religiones y pueblos, la suya es una pugna entre colombianos, aunque se sepa que intentan involucrar a actores del exterior.

'Llevo un mensaje de alegría'

"Más que un embajador, me considero un vocero de la paz. Prefiero andar con 'shorts' y sandalias a hacerlo con ropa oficial. Yo intento difundir la literatura y los mensajes positivos de diálogo que podemos encontrar en ella. En ese sentido, estoy a favor, siempre, de un diálogo entre culturas y pueblos, y espero que este mensaje de alegría se escuche no solo en Suramérica, sino en Oriente Medio".

Las nuevas obras de Avitov

Avitov acaba de publicar 'Los pájaros no cantan en Auschwitz', que recoge escritos de 57 autores judíos de distintas generaciones, ámbitos geográficos y estilos literarios, que hablan sobre el Holocausto. A mediados de año, también lanzó 'América Ladina', un documental sobre los judíos conversos que huyeron de Portugal y España.

'El libro de la paz'

Paradiso Editores
353 páginas

"Cualquier lector puede enriquecerse con este libro, no solamente por el valor de la literatura israelí, judía y árabe, sino al conocer la situación real de un Oriente Medio sin estereotipos", dice Avitov, que nació en Haifa, en 1957.

Informes: www.embassies.gov.il/bogota

CARLOS RESTREPO
Cultura y Entretenimiento

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.