Realismo, receta clave para negociar la paz

Realismo, receta clave para negociar la paz

01 de septiembre 2012 , 07:50 p. m.

La lección más nítida que podemos aplicar en los nuevos diálogos de paz se sintetiza en una palabra: realismo.

Los participantes en el proceso deben atenerse a la realidad de lo posible y lo exigible, o tendremos una nueva decepción. Realidad: el 74 por ciento de los colombianos apoya una solución pacífica a la larga guerra. Realidad: la historia enseña que no ha sido posible vencer a la guerrilla para negociar después con ella. Realidad: la guerrilla debe saber que el 97 por ciento de los colombianos la repudian. Solo si renuncian a las armas podrían hallar apoyo sus valederas denuncias sociales

Realidad: negociar exige paciencia y pispicia. Realidad: los enemigos de la paz disparan con municiones de diverso calibre: desde trinos hasta atentados. Realidad: el Gobierno tiene en esta materia el respaldo mayoritario de los colombianos. Realidad: cesar la violencia no es la meta final, sino la mejor manera de empezar a solucionar los problemas de injusticia social que la propiciaron en un principio.

Que ofrezcan explicaciones

El tema de las negociaciones de paz hizo un favor al uribismo, porque espantó de las primeras páginas la confesión sobre nexos con grupos narcoparamilitares del general de la Policía Mauricio Santoyo, hoy preso en Estados Unidos y durante muchos años hombre de confianza en asuntos de seguridad del entonces presidente Álvaro Uribe.

¿Cómo pudo ser que hubiese sido elevado este coronel al generalato en el 2007 pese a haber sido sancionado en el 2000 por irregularidades "graves", y a que en el 2005 pidió su destitución el procurador Edgardo Maya por realizar grabaciones ilegales? Las actas del Senado del 5-12-2007 revelan la manera olímpica e insensata como se promovió al corrupto personaje sin oír las advertencias de la oposición. Presentó la ponencia favorable el senador Manuel Enríquez Rosero. Venía envuelta en una neblina hiperbólico-patriótica y jurídico-santanderista que no pudo ocultar del todo la verdad: la Procuraduría había castigado y confirmado cargos "gravísimos" contra Santoyo en sentencia suspendida mientras el Consejo de Estado se pronunciaba sobre una minucia en la notificación de la medida.

Nueve senadores recalcaron el irrespeto institucional y el peligro para las Fuerzas Armadas que significaba ascender a un coronel condenado por violar el Código Penal: Luis Carlos Avellaneda, Parmenio Cuéllar, Juan Manuel Galán, Mauricio Jaramillo, Cecilia López, Alexandra Moreno, Jesús Piñacué, Gustavo Petro y Jorge Enrique Robledo. Pero los uribistas aplicaron la aplanadora y aprobaron la promoción por 50 votos contra 9, entre elogios al "patriotismo" y loas a la "honorabilidad" del candidato. Si el Senado hubiera frenado entonces la carrera de Santoyo, el país se habría ahorrado la ignominia que hoy lo salpica y evitado muchas actuaciones indebidas del protagonista.

Los que aprobaron el insólito ascenso deben disculparse por la irresponsabilidad que demostraron aquel día siniestro que obligó a Robledo a decir: "Me avergüenzo de ser senador".

ESQUIRLAS: 1) No basta con que la sala penal de la Corte Suprema desista de demandar a Cecilia Orozco y María Jimena Duzán por haber expresado su opinión adversa sobre esa institución. El Fiscal debe investigar los cargos de clientelismo y politiquería que formularon las dos periodistas, y el presidente de la sala ha de responder las peticiones de información que se le plantean. 2) Después de vueltas y revueltas, de un mal momento etílico y de un bochornoso baile de 'Aserejé' con la ultraderecha, entra al Gobierno Lucho Garzón. Quienes sabemos valorarlo esperamos que ahora se asiente y despliegue su talento, que no es poco. 3) A los que dudan de las trampas tendidas a Julian Assange, padre de WikiLeaks, les recomiendo el informe del canal australiano ABC, que puede verse en http://speciali.espresso.repubblica.it/interattivi/sesso-bugie-e-julian-assange/index.html?ref=HREC1-4, o bien escribiendo en Google 'Sesso, bugie e Julian Assange'.

Daniel Samper Pizano
cambalache@mail.ddnet.es

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.