Amor con candado

notitle
31 de agosto 2012 , 06:55 p. m.

LUXEMBURGO. A primera vista parece una tradición de lo más romántica. Una pareja compra un candado pequeño o grande -el tamaño no importa-, lo marca con sus iniciales, lo cuelga de un bello puente sobre el río Sena en París y tira la llave al agua. Un gesto lleno de simbolismo. El candado, imposible de abrir, es el amor que nadie podrá romper. La llave perdida, garantía de amor eterno.

El problema es que la fiebre de amor con candado se ha ido desbordando, ha contagiado otros centros internacionales de turismo y nadie sabe cómo controlarla. En París es particularmente virulenta. Después de todo, París es la capital del romance. L'amour, toujours l'amour. Y una de las ciudades mas visitadas del mundo, con 27 millones de turistas al año. Del puente de las Artes, frente al Museo del Louvre, donde las pasarelas a los lados están llenas de candados hasta el tope, la costumbre se ha extendido a otros puentes pintorescos y amenaza con el peso la seguridad de las rejas. Según las autoridades municipales, además del daño material, los candados contaminan visualmente el paisaje y literalmente el río con las miles de llaves que van al fondo.

En un par de ocasiones, la policía ha hecho redadas nocturnas y cortado los candados. Otro gesto simbólico e inútil, porque, con tantas parejas de todo el mundo deseosas de dejar una marca de su amor eterno, las rejas se vuelven a llenar en menos de nada.
Por supuesto, organizaciones e individuos emprendedores han visto la oportunidad escondida tras las expresiones metálicas de amor. Organizadores de bodas y guías turísticos incluyen el ritual en sus programas, y vendedores ambulantes ofrecen candados de todos los colores y modelos. En almacenes de accesorios se pueden comprar unos diseñados por artistas y hacerlos grabar con el nombre de los compradores enamorados por precios de hasta 100 euros. En Deauville, una población muy cercana a París, inauguraron el Jardín de los Corazones y colocaron rejas especiales para que las parejas puedan colgar sus candados sin arriesgarse a una reprimenda policial.

Para el malestar de las autoridades locales, la epidemia se extiende a otras ciudades del mundo, como Budapest, Roma, Seúl y Tokio. En Florencia (Italia), el concejo ordenó remover los más de 5.500 candados colgados en el puente Vecchio e instaló vigilancia policial permanente. Lo mismo han hecho en el puente Humber de Toronto (Canadá) y en el Ha Penny de Dublín (Irlanda). En Colonia (Alemania), la oposición pública fue tan fuerte que la policía tuvo que suspender la campaña para prohibir los candados, mientras que en Montevideo (Uruguay), la costumbre es aceptada y promovida. Según una lista publicada en Wikipedia, se han detectado brotes de candados en 29 países hasta ahora.

En París, no solo el gobierno municipal busca dar término a las exhibiciones de afecto que deben remover periódicamente para "preservar la herencia cultural de la ciudad". En cambio de compartir la alegría ingenua de los turistas románticos, muchos parisinos se irritan ante la proliferación de candados y enamorados en los puentes. El fenómeno ha dado lugar a un debate interesante: ¿existe el amor eterno? ¿O es solo una fantasía? ¿Cómo puede un candado ser considerado símbolo de amor?

"La idea -escribió una columnista- es abominable. El candado es un símbolo de encadenamiento y encarcelamiento." Para los franceses, el amor está basado en la idea de libertad. Amar verdaderamente es desear que el otro sea libre para entrar en la relación, para quedarse porque lo desea y no porque el amor ha sido encadenado. "Pensar que dos personas pueden apresar su amor con un candado para siempre y tirar la llave es una fantasía pueril". Y peligrosa, si consideramos los argumentos de la policía.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.