México, de nuevo en grave crisis postelectoral

México, de nuevo en grave crisis postelectoral

Peña Nieto fue declarado presidente electo. López Obrador, líder de la izquierda, no lo reconocerá.

notitle
31 de agosto 2012 , 09:25 a. m.

Enrique Peña Nieto fue declarado ayer presidente electo de México luego de que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) rechazara la impugnación de las elecciones del pasado primero de julio interpuesta por el candidato de izquierda Andrés Manuel López Obrador (Amlo).

Peña Nieto, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), fue convocado a la sede del Tribunal Electoral para recibir la "constancia de mayoría", que da fe de su triunfo y que posibilita que asuma este primero de diciembre la presidencia del país para el periodo 2012-2018.

Amlo consideró que las elecciones "no fueron ni limpias, ni libres, ni auténticas" y aseguró que "son resultado de la compra del voto y de otras violaciones graves de la Constitución y las leyes".

López Obrador, quien perdió la elección con el 6,6 por ciento de la votación, y los partidos de izquierda que lo apoyaron acusaron al candidato ganador de compra de votos, uso indebido de encuestas y publicidad encubierta a favor del PRI, mismas que fueron desestimadas por el TEPJF unánimemente, por considerar que las pruebas fueron "vagas, genéricas, inoperantes, ineficaces e insuficientes". Las decisiones de este tribunal son inapelables.

A raíz de este fallo, Amlo llamó a sus simpatizantes a la resistencia civil pacífica -aunque no especificó la forma en la que protestarían - y los convocó a reunirse el domingo 9 de septiembre en el Zócalo capitalino, la mayor plaza del país, para definir la ruta que seguirán.

También dijo que las instituciones de este país "están secuestradas por la delincuencia de cuello blanco" y advirtió que no reconocerá "a un poder ilegítimo surgido de la compra del voto".

"Aunque nos sigan atacando, acusándonos de malos perdedores, de locos, mesiánicos, necios, enfermos de poder, preferimos esos insultos a convalidar o formar parte de un régimen injusto, corrupto y de complicidades, que está destruyendo a México", afirmó López Obrador.

En los comicios del 2006, protagonizó una historia similar, cuando perdió con Felipe Calderón por un corto margen. En aquel entonces, acusó al gobierno del aún presidente Vicente Fox y a su contrincante de armar una "campaña negra y de desprestigio" en su contra, e impugnó y calificó de fraudulenta la elección.

En aquellos tiempos llamó a sus simpatizantes a plantarse en Reforma, una de las principales avenidas de la ciudad, durante varias semanas, lo que provocó grandes pérdidas económicas y severos caos viales. A partir de ahí se autoproclamó "presidente legítimo de México" y calificó de "pelele" a Calderón.

Entre tanto, el PRI, por medio de su presidente, Pedro Joaquín Coldwell, dijo que "México no debe quedar atrapado en un conflicto postelectoral de duración indefinida", por lo que lo exhortó a dialogar.

Peña Nieto dijo en su cuenta en Twitter que ahora que "el TEPJF resolvió el último de los medios de impugnación interpuestos, es momento de iniciar una nueva etapa de trabajo en favor de México".

Por su parte, integrantes del movimiento '#Yosoy132', surgido durante la campaña para repudiar al candidato del PRI, comenzaron protestas con marchas y paros en las carreteras de Cuernavaca, Querétaro y Puebla, vecinas de la capital mexicana.

Alejandra Noguez
Para EL TIEMPO
México D.F.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.